Abogacía comprometida con la cercanía y la transparencia

Publicado el 4 octubre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

José María Palomo García, malagueño de 33 años y licenciado en Derecho por la Universidad de Málaga, es abogado en ejercicio desde el año 2010 y desde el 2013 regenta junto a su socio Julián Plata Garrote el bufete LARIOS ABOGADOS. Anteriormente, José María preparó oposiciones de Inspección de Trabajo y Seguridad Social y cursó otras actividades formativas. Considera que la abogacía es una profesión vocacional cuyas satisfacciones a la hora de solventar los problemas de los clientes se conocen mucho mejor al ejercerla que no con las visiones sesgadas que hay desde fuera.

El bufete recibe su nombre por su ubicación, ya que está ubicado en el Paseo de Larios de Torre del Mar (Málaga), en pleno centro de la localidad. Ambos socios se conocieron al comenzar su carrera universitaria en el 2003. Colaboran a nivel externo con otros profesionales del Derecho como procuradores, peritos, notarios, abogados de otras provincias y otros juristas que les permiten ampliar su rango de actuación fuera de Málaga y Andalucía y ofrecer servicios integrales y de calidad a nivel judicial y extrajudicial.

Al estar formado por dos socios, cada uno con sus propios ámbitos de conocimiento, el bufete permite una mayor especialización con plenas garantías, por lo que abarcan el derecho civil, el derecho penal, el derecho administrativo y el derecho laboral y de la seguridad social.

¿Cuáles son los valores con los que trabajáis en Larios Abogados? ¿Cuál es vuestra filosofía de trabajo?

En un cliente que acude al despacho confluyen principalmente dos circunstancias: la existencia de un problema y el lógico y general desconocimiento en Derecho. Por ello tratamos de ser honestos con todos los clientes. En esta profesión la honestidad engloba mucho, pues permite, por ejemplo, decirle a un cliente si su asunto tiene o no viabilidad y en qué medida aproximada antes de iniciar cualquier acción jurídica.

Sería muy fácil garantizarle el éxito y en todo caso al cliente sin atender a nada más que a la comodidad de decirle lo que quiere oír, pero resulta a todas luces una imprudencia garantizar a alguien y sin titubeos el éxito de un procedimiento cuando dicho éxito depende, en cierta medida, de circunstancias externas.

También está entre nuestros principios la claridad en la relación con el cliente. Entendemos que es de gran importancia ser transparentes en todo momento con el cliente para que no se sienta engañado o defraudado con el trabajo del despacho. Por ejemplo, cuando se nos encarga un trabajo, hacemos una hoja de encargo donde se resume tanto el asunto encomendado como el coste total del mismo y el resto de circunstancias.

Otro ejemplo, no aceptamos la defensa de un asunto perteneciente a aquellos campos o ramas del Derecho que no forman parte de nuestra área de especialización, sino que lo derivamos a compañeros que tengan pleno conocimiento del campo de que se trate para que el cliente tenga una defensa de calidad.

Y también valoramos la cercanía. Tratamos de tener un trato con el cliente que le permita vernos como profesionales próximos y que quieren ayudarle en su problema desde la cercanía y la confianza. Reuniendo estos valores y con un buen quehacer profesional, lo normal es que el cliente quede contento con el despacho al margen del éxito o no del procedimiento que, como indicaba anteriormente, depende no sólo del trabajo del despacho sino también de factores externos y ajenos al mismo.

¿Qué parte de vuestro equipo de trabajo es esencial? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

El ejercicio de la abogacía ha cambiado mucho desde hace unos años hasta ahora y no es ajeno a las nuevas tecnologías. Y para nosotros han sido y son fundamentales las herramientas que nos permiten estar conectados, desde una buena web hasta la participación en plataformas virtuales que nos contactan con posibles clientes de cualquier punto de España.

Teniendo el despacho en Torre del Mar (Málaga), tenemos clientes no sólo de la zona y de la provincia de Málaga, sino de otros puntos tanto de Andalucía como del resto de España (por ejemplo, Madrid, Barcelona, Bilbao, Zaragoza…) que constituye un buen porcentaje de nuestra cartera total de clientes y para los que trabajamos con total garantía a pesar de la distancia.

Y por ello es tan necesario para nosotros las herramientas que conforman las nuevas tecnologías, tanto a la hora de captación de clientes, como de fidelización y llevanza eficaz de sus asuntos.

¿Cuáles son los conocimientos con los que hay que contar para llevar un caso de derecho civil? ¿Cuáles son las partes más importantes a tener en cuenta?

El derecho civil es muy amplio y comprende numerosas materias como derecho de familia, reclamaciones de cantidad, derecho de sucesiones, responsabilidad civil, etc… En consecuencia, lo primero es conocer bien la materia concreta de que se trate. Partiendo de tal premisa, es primordial hacer previamente una valoración de cuestiones procesales previas como pueden ser, entre otros, los plazos.

Si una acción está prescrita, está destinada al fracaso por mucha razón que se tenga en el fondo del asunto. También se ha de valorar las pruebas de que se dispone o las que se puedan conseguir. Siendo que, salvo excepciones, quien alega tiene que probar lo alegado, es vital saber con qué pruebas se cuenta o se contará para valorar la viabilidad de la acción.

Igualmente en ciertos casos se deben valorar también las consecuencias económicas que tendría para el cliente una condena en costas en caso de fracasar la acción, pues en algunos casos son elevadas y de esto ha de informarse al cliente.

¿Cómo son los asesoramientos y gestión integral de todo tipo de procedimiento legal que realizáis? ¿Qué incluyen?

Intentamos que el asesoramiento sea lo más integral y completo posible dentro de lo que nos permitan las circunstancias y cada caso. Es normal que se tienda a acudir al abogado cuando el problema ya existe. Sin embargo, aconsejamos que se acuda a un abogado a ser posible cuando el problema se pueda intuir y antes de que surja, pues ello nos permite en ocasiones no sólo darle solución temprana sino, en algunos casos, evitar incluso que finalmente el problema aparezca.

Acudir tarde al abogado puede ser bastante perjudicial, bien porque no haya defensa posible, bien porque ésta se haya complicado por el paso del tiempo, o bien porque se hayan dado pasos sin el debido asesoramiento legal. Salvo que nos encomienden algo diferente, gestionamos un asunto desde que el cliente nos realiza el encargo (ya sea al inicio, ya sea iniciado si proviene de otro despacho de abogados) y hasta su finalización.

Si por ejemplo un cliente sufre un impago, gestionamos desde la reclamación amistosa inicial hasta que se obtiene una solución definitiva, bien sea por acuerdo de pago, bien sea con una sentencia firme toda vez agotados los posibles recursos, bien sea mediante procedimientos de ejecución por los que se pretenda cobrar mediante embargos, etc.

Para el caso de las empresas, algunas nos contratan para procedimientos puntuales y con algunas otras tenemos concertadas igualas de forma que, mediante el pago de cuotas periódicas, nos encargamos de su defensa y representación legal durante todo el año y para cualquier cuestión legal que precisen de nosotros ya que hay empresas que, por su propio volumen y actividad, precisan consejo legal con bastante frecuencia ya sea por cuestiones laborales, con proveedores, inspecciones, operaciones mercantiles…

Por tanto, y salvo que se nos requiera para algo diferente, incluimos en nuestra gestión todo lo que un cliente con un problema necesita y nos confía, desde un primer asesoramiento sobre el problema hasta que se le da una solución definitiva.

Servicios legales centrados en las necesidades del representado

Los socios de Larios Abogados, José María y Julián, están comprometidos con los principios de cercanía, claridad y honestidad en el ejercicio de la abogacía. Estos principios impregnan sus métodos de trabajo y son los que han permitido posicionar a Larios Abogados como un bufete reconocido que sigue expandiendo su cartera de clientes y su ámbito de actuación por toda España.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 4 octubre 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.