Abogado de norte a sur de España

Publicado el 3 octubre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

El pamplonés de 58 años Ignacio Monreal Fernández se licenció en Derecho en 1983 en la Universidad de Navarra, ejerciendo como secretario en el juzgado militar de Irún durante el servicio militar y colegiándose como abogado en ejercicio en 1985. Desde ese año ejerce la abogacía con despacho abierto al público en Pamplona, aunque lleva asuntos por casi toda España (Santander, Bilbao, Logroño, Zaragoza, Madrid, Badajoz, Sevilla, Cádiz,…).

Ignacio eligió la abogacía por vocación y disfruta con su profesión, conociendo a tipos muy distintos de personas y contribuyendo a solucionar sus pequeños y grandes problemas. También disfruta siendo su propio jefe y debiéndose tan solo a sus clientes. Ejerce como profesional autónomo. De inicio, tras realizar el servicio militar, compartía despacho con otros dos compañeros, pero al cabo de poco más de dos años se decidió a abrir su propio despacho, desde el que sigue ejerciendo hoy en día.

El campo de especialización de Ignacio Monreal es amplio. Los asuntos que maneja con más frecuencia pertenecen al ámbito civil y al penal. En los últimos tiempos destacan los procedimientos judiciales sobre nulidad de préstamos, debido a que colabora con una asociación de víctimas de préstamos usurarios y estafas.

Ignacio, ¿qué o quién te llevó al mundo de la abogacía?

Nadie me llevó al mundo de la abogacía. En mi familia no ha habido ni un solo abogado, que yo sepa. Lo que me llevó a la abogacía es mi vocación. Ya durante la carrera me sentí atraído por el ejercicio de esta profesión.

¿Qué instrumento te gusta más usar para el trabajo? ¿Por qué empezaste a usarlo y qué lo hace especial? ¿Me lo recomiendas también como principiante en el campo de la abogacía?

Lógicamente, los «instrumentos» que más uso en mi trabajo son los códigos y leyes comentadas con jurisprudencia, además del ordenador, los correos electrónicos, las bases de datos, y el imprescindible teléfono móvil. Sin ordenador ni teléfono móvil sería imposible ejercer ahora la abogacía. Los tiempos de la máquina de escribir, el papel calco, el típex, y las colecciones interminables de tomos de legislación y jurisprudencia (que me tocó conocer y tenían su encanto), pasaron a la historia hace muchos años.

¿Qué piensas que hay que tener en cuenta al momento de defender a una persona contra denuncias falsas por malos tratos?

A la hora de defender a una persona contra una denuncia falsa por malos tratos, lo que sobre todo hay que tener en cuenta son las pruebas de que se dispone a favor de esa persona, y las que constan en su contra; especialmente los informes médicos, los dictámenes periciales psicológicos, los testigos, y las grabaciones (si es que las hay).

La mayoría de las denuncias falsas por malos tratos alegan amenazas, injurias, coacciones, vejaciones y lesiones psíquicas; es decir: maltrato verbal o psicológico, y no físico, aunque también he visto denuncias en las que se alegaban agresiones físicas antiguas e incluso recientes sin un «parte médico» que las demostrara. Por ello, se suelen «apoyar» en la pertinaz declaración de la denunciante y en un dictamen pericial psicológico que trate de demostrar que la denunciante sufre el «síndrome de mujer maltratada», o al menos un estado psicológico «compatible» con el maltrato.

En consecuencia, es muy importante contrarrestar ese tipo de dictamen pericial con otro que demuestre que el denunciado presenta un estado psicológico compatible con haber sido víctima de una denuncia falsa. También es muy importante contar con testigos que contrarresten a los presentados por la denunciante (si es que los hay). Y, evidentemente, es determinante cualquier tipo de grabación que demuestre la falsedad de la denuncia.

¿Qué diferencia dirías que existe entre las demandas de paternidad y las de herencia?

Las demandas de paternidad no tienen por qué ir asociadas a la reclamación de una herencia. Mediante una demanda de paternidad, el demandante lo que hace es reclamar o impugnar una filiación paterna. Nada más. Si la demanda en reclamación de paternidad prospera, el padre, además, si está vivo, no tiene por qué «preservar» una futura herencia para el hijo (es decir, que el padre se puede gastar todo en vida).

En Navarra incluso se puede «desheredar» a los hijos y no dejarles nada, pues hay libertad de testar. No obstante, sí que es cierto que si una demanda en reclamación de paternidad prospera, y el padre deja o ha dejado bienes a su muerte para los hijos, el demandante tendrá derecho a su correspondiente parte de la herencia.

Experiencia contrastada y amplia especialización como abogado

Tras casi 35 años ejerciendo como abogado en solitario, Ignacio Monreal Fernández ha consolidado un reconocido prestigio profesional que va mucho más allá de la ciudad en la que ejerce, Pamplona, ya que atiende a clientes a lo largo y ancho de toda España. La curiosidad innata de Ignacio le ha llevado a manejar un amplio abanico de especialidades en diversos ámbitos del Derecho y la abogacía, lo que proporciona a sus clientes una visión jurídica sólida y una firme eficacia en la defensa de sus intereses.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 3 octubre 2019 por Marta Sánchez
TAG:
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.