Arquitectura humanizada, para ser habitada

Publicado el 1 febrero 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Laura Moreno, arquitecta de profesión, es oriunda de Quesa, un pueblo de montaña en el interior de Valencia. Creció en un entorno natural privilegiado,  rodeada de artesanía, techos de cañizo, los patios, las lumbres de las casas, los utensilios de esparto y recogiendo olivas en familia.

Ese contacto con la tradición, le ha hecho valorar lo auténtico, la cotidianidad, la sencillez de vida, y ha tratado de aplicar esa mirada “natural” a su trabajo como arquitecta, inspirándose y dándole cabida en sus proyectos a formas elementales que evoquen la esencia de la vida, su belleza.

Laura es socia de Balzar Arquitectos, una empresa focalizada en la edificación residencial, que opera en el ámbito nacional, pero centra sus esfuerzos en la Comunidad Valencia, especialmente en la Costa Blanca. Se trata de una empresa pequeña y familiar, que está integrada por un conjunto de profesionales que creen en una arquitectura humana, para ser habitada. Y una arquitectura humanizada, empática, cercana y adaptada a cada persona.

La formación y experiencia de los miembros del equipo avalan su profesionalidad, pero es su forma de ver la vida lo que diferencia su mirada: honesta, familiar y responsable. Cada proyecto es mucho más que un encargo para hoy. Es un legado que permanecerá mañana. Saben qué quieren dejar, qué quieren aportar a la vida de sus clientes, y qué quieren aportar al entorno económico, ambiental y social.

Aunque también desarrollan otro tipo de servicios (urbanismo, terciarios, etc), principalmente se dedican a la redacción y dirección de proyectos para viviendas de nueva construcción, edificios de nueva construcción, residenciales de nueva construcción y reformas integrales de viviendas. A partir de sus años de experiencia profesional, afirman que lo fundamental en sus obras es la búsqueda de la belleza. Empezando por el propio diseño de los planos y llegando hasta el último detalle en la construcción. 

Esa belleza que aglutina en sí misma el conjunto de factores necesarios al crear arquitectura: economía, funcionalidad, durabilidad, integración en el entorno, normativa, respeto al medio ambiente, etc. Esa belleza que presta un servicio importante a la sociedad: que las personas vivan en un mundo más agradable y que contribuya a su felicidad.

Casa Belvedere. Concurso promovido por Selecta Home

¿Qué es lo que más os apasiona de la arquitectura dentro de Balzar Arquitectos?

Lo que nos apasiona es la arquitectura basada en la sencillez. La que crea formas elementales para que la luz y la materia encuentren en los espacios su máxima expresión. Una sencillez que habla de autenticidad y sinceridad, sin necesidad de ornamento para expresarse. Un trabajo que se apoya en el pasado, en la tradición, para reinventar sus claves y mirar hacia el futuro.

Estamos en constante búsqueda de la belleza. De esa emoción. De esa suspensión del tiempo. De crear un mundo mejor.

¿Qué clase de equipamiento preferís utilizar para llevar a cabo vuestros diseños arquitectónicos y por qué?

Uno de nuestro principios a hora de crear un edificio o un espacio, es el diseño integrado. Esto es que todas y cada una de las partes que componen la atmósfera de un lugar estén integradas formando una composición global unificada, por eso trabajamos mucho equipamiento a medida, que se diseña específicamente para cada proyecto.

Por otro lado, también solemos recurrir a marcas comerciales con las que nos sentimos alineados estéticamente, y con las que además compartimos mismo posicionamiento, objetivos comerciales y valores empresariales. Algunos ejemplos son Carl Hansen, Stua, Viccarbe, Expormim, Viabizzuno, Andreu World, Valcucine, etc.

Vivienda GVFC

¿Qué consejos les darías a tus clientes para diseñar un proyecto que se adapte a sus deseos y necesidades?

Ponerse en la manos de un buen arquitecto, que además de tener grandes capacidades, sepa escuchar qué es lo que necesita y luego, confiar en su profesionalidad a la hora de resolverlo. Definitivamente, algo fundamental es lograr una buena conexión entre el arquitecto y el cliente, que entren en sintonía para poder concebir el proyecto de acuerdo a los requerimientos y expectativas del usuario final.

¿Cómo es el proceso que seguís al momento de diseñar proyectos para vuestros clientes?

Habitualmente en los encargos de arquitectura, sobre todo cuando van dirigidos a clientes finales, intervienen dos grandes “ingredientes” que juntos son difíciles de gestionar: mucho dinero (a veces los ahorros de una vida o una hipoteca para casi toda ella) y mucha emoción. Con esta premisa, parece de capital importancia que uno de los elementos principales a lo largo del proceso deba ser la empatía.

Por otro lado, el servicio que prestamos a nuestros clientes es intangible y esporádico, materializado en documentos gráficos y de texto. Es un tercero el que se encarga de la parte tangible, de la construcción. Esta intangibilidad hace que a los clientes les sea difícil de imaginar en qué están invirtiendo sus ahorros.

Por eso, para “tangibilizar” el servicio en sus mentes y ayudarles a comprender el proceso, se realiza una reunión de toma de contacto, donde se escucha activamente y se expone en qué consiste nuestro trabajo, cómo se realiza el proceso o qué alternativas se pueden barajar, de forma que el cliente pueda entender la globalidad del servicio y de qué pasos consta. 

Y una vez terminado este proceso y entendidos sus requerimientos, se envía un cuestionario muy completo que ayuda a asentar bien cuáles son sus necesidades y a comprender su forma de vivir. Una vez centrados todos, se realizan diversas propuestas hasta que una encaja con sus necesidades y su presupuesto.

Casa Cóncava. Concurso promovido por Selecta Home

Una arquitectura basada en la belleza esencial

Sencillez y belleza, son dos cualidades fundamentales del tipo de proyectos arquitectónicos desarrollados por Laura Moreno y el equipo Balzar Arquitectos. Trabajan por una arquitectura para ser habitada, en la que la luz y la materia encuentren espacio para expresarse y brindar felicidad a las personas que vivirán en él. Reconocen la importancia de establecer una relación empática con cada cliente, para lograr que el producto final responda a su forma de habitar y a sus necesidades, aglutinando economía, funcionalidad, durabilidad, integración en el entorno, normativa y respeto al medio ambiente, con base en la tradición.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 1 febrero 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.