Captando con una cámara la belleza que el ojo ve

Publicado el 9 septiembre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Fabrizio Campioni es un amante de la fotografía de 30 años, nacido y crecido en Roma, “una de las ciudades más románticas del mundo” que desde que se recuerda de pequeño, siempre salía por las calles de la capital italiana con su cámara de fotos desechable. Vivió muchos años en Barcelona y dos en Londres, ciudades donde pudo conocer diversos estilos artísticos y sobretodo de vida, muy diferentes entre ellos. En la capital británica nació su hija Susanna y la búsqueda de la ciudad perfecta para la nueva familia le hizo volver a Barcelona con su pareja.  

Fabrizio suele trabajar solo, tanto para realizar las imágenes como para sus retoques. Siente que relegar esta última tarea a terceras personas anula el factor creativo y no sería una creación suya. De todos modos, cuenta con compañeros de confianza que pueden reemplazarlo puntualmente si llegara a necesitarlo.  Estudió fotografía, aunque nunca pensó que llegaría a dedicarse a ello profesionalmente. Actualmente sigue formándose participando en cursos online en directo, principalmente con fotógrafos de Estados Unidos y de Australia. 

Trabajó con varios fotógrafos profesionales para seguir aprendiendo. Poco a poco fue aprendiendo a capturar su visión de lo que estaba fotografiando. Mientras tanto, para pagar las facturas trabajaba en hostelería. Hasta que llegó su oportunidad de trabajar para un estudio fotográfico realizando reportajes en las plantas de maternidad de muchos hospitales de Barcelona. Y lo convirtió en su profesión. Empezó con reportajes a domicilio y luego abrió su primer estudio en el barrio de Gracia (Barcelona), pero viendo que la mayoría de clientes eran de ciudades aledañas a la capital, decidió mudarse a Cerdanyola del Valles, a una instalación más grande, más moderna y con mejor acceso.

Fabrizio, ¿qué te aporta la fotografía infantil y familiar que la diferencia de otros tipos de fotografía?

En mi interior, soy un eterno niño y la verdad es que me encanta jugar con ellos. Me encanta que los pequeños sean imprevisibles y tan sinceros en las fotos: siempre salen naturales, sin prejuicios ni preocupaciones sobre si están guapos o no. 

Juego con ellos y hasta me porto como un niño con el fin de que se cree esa confianza en la que me vean como un compañero de juegos y sean totalmente libres de expresarse. Me encantan las interacciones con mamá, papá y hermanos por que es un momento mágico y divertido en que el tiempo se pasa volando.  

¿Qué equipo fotográfico prefieres utilizar para los bautizos y por qué?

En principio utilizaba Nikon pero pronto me pasé a Canon por la facilidad de encontrar accesorios de esta marca. En un evento como un bautizo o una boda es muy importante no perderse nada, ya que es algo que no se puede parar y que no se repetirá. Es una responsabilidad inmensa. Necesitas captarlo todo y de la mejor forma posible. Utilizo siempre un cámara full frame por su calidad en ambientes con poca luz y combinar objetivos fijos y zoom. Los fijos se diferencian por su gran calidad de imagen también en la oscuridad, en ciertos momentos combino un 30mm, 50mm y 85mm, pero en otros mantengo la seguridad de un 24-70 porque da libertad de movimiento y flexibilidad en el encuadre que es vital para conseguir diferentes tomas de un instante que durará pocos segundos. Obviamente hay que llevar un doble de cada accesorio por si llegara a fallar algo.

¿Qué dirías que garantiza la calidad en un servicio fotográfico con niños y recién nacidos?¿Cómo lo consigues en tu trabajo?

 El ambiente sin duda, tiene que ser caluroso y la sesión tiene que ser amena porque el fin de una foto es transmitir un sentimiento. No se puede tener prisa con niños y bebés, hay que ir a su ritmo y todo irá bien. Suelo marcar algunas cosas básicas para que la foto salga mejor, pero siempre aconsejo a mis clientes que si surge algo, no lo repriman. 

En tema de recién nacidos, estoy acostumbrado a entender lo que pasa si un bebé se siente incómodo y en la mayoría de los casos cómo solucionarlo. He visto a muchísimos bebés durante los años y es como tener un hijo que nunca crece, tarde o temprano aprendes las diferencias de cuando tienen gases, hambre o solo que no les gusta la idea de dormirse y perderse la sesión. Necesito entender los gustos del cliente porque aunque tenga mi estilo puedo inclinarlo hacia lo que espera de mí quien me contrata. Obviamente siempre compartiendo mi experiencia y consejos para que la foto salga perfecta.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de realizar una sesión fotográfica premamá?¿Qué elementos utilizas para conseguirlo?¿Cómo consigues que confluya con los deseos de tu cliente?

Al séptimo mes de embarazo puede que las mamás no se sientan totalmente cómodas con su cuerpo, y aunque personalmente creo que es algo natural y precioso, también doy unos consejos sobre la postura para favorecer las líneas. Igual que en los demás casos la interacción espontánea es lo principal. Con el fin de facilitar las interacciones pido que traigan algunos objetos simbólicos como por ejemplo un ecografía, unos zapatitos, un chupete, un peluche o cualquier otra cosa que les haría ilusión que estuviese ahí. 

Para que luzcan perfectas hay varios vestidos premamá para todos los gustos a disposición del cliente pero siempre aconsejo llevar también ropa desde casa para que se refleje su estilo. Hay que diferenciar la fotografía de embarazo con la de moda, es importante no pasarse con los cambios de vestuario para no perder la magia del momento ya que el objetivo es recordar las emociones que sienten al estar a punto de tener un bebé.  Me gusta una combinación de fotos naturales y espontáneas y también alguna más preparada porque no, que es lo que refleja mi página y en las redes sociales, siempre respetando los gustos del cliente.

Saber capturar la belleza que observas

Para este profesional de la fotografía, una buena imagen debe basarse en lo que él llama ‘Efecto luna llena”, es decir, “cuando ves una luna preciosa en el cielo y le haces una foto con el móvil, la ves y no es más que un puntito blanco en una foto negra, simplemente porque no sabemos cómo capturar esos momentos”. Fabrizio, con su objetivo y talento, busca la belleza de la lo real.

Accede a más detalles sobre Bimbissimo Fotografía en su website oficial.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 9 septiembre 2019 por Marta Sánchez
Publicado en: Fotografía
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.