Cirugía de precisión para nuestros relojes

Publicado el 24 octubre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

El murciano de 55 años José Nicolás Solís (conocido en el oficio como Nicolás) ejerce como relojero, trabajo del que está enamorado, en su Murcia natal. Considera que al ser un empleo con más aliento que gratificaciones está condenado a desaparecer por el desinterés de los jóvenes. Además, se requiere de una inversión muy fuerte para estar en la élite de la reparación de relojes de Alta Gama y rentabilizar el taller. La relojería comercial (Lotus, Viceroy…) es poco rentable y Nicolás explica esta situación a su hija y su yerno para que ellos decidan si continuar como relojeros autónomos, asalariados o emigrar para estar mejor valorados y reconocidos en el extranjero.

Nicolás heredó el taller de relojería de su padre. En los años 60 se requería mucha mano de obra para arreglar relojes porque la mayoría eran mecánicos, pero al evolucionar el sector, a finales de los años 70 su padre fue el único trabajador que quedaba en la empresa. Mientras era niño, Nicolás siempre vio trabajar a su padre y durante sus vacaciones  escolares aprendía el oficio. Una vez acabó el Bachiller, inicialmente, probó suerte en otros empleos como administrativo pero finalmente se dedicó al oficio familiar y se especializó en varias áreas en cuanto a tecnología, materiales y componentes. En el 2007 le nombraron servicio técnico oficial de la marca Citizen (aunque ya no lo es actualmente) y esto le proporcionó más volumen de trabajo, reconocimiento y proyección. Hoy día trabaja junto a un colaborador familiar. 

Sus servicios están dirigidos a Particulares y Profesionales del sector de la joyería y relojería. Prestan asistencia técnica y reparaciones de cualquier marca, sea un modelo antiguo o moderno. Restauran relojes antiguos, vintage siempre que el estado de conservación del reloj lo permita. Reparan con carácter oficial determinadas marcas como Omega, Longines, Rado, Tissot, Certina, Tag Heuer entre otras. Esto también les permite realizar reparaciones a relojes de Alta Gama de cualquier marca con plena garantía para el cliente.

¿Qué fue lo que os motivó a abrir Nicsol Centro Relojero, taller de reparación y restauración de relojes?    

Más que una motivación, fue que, al estar trabajando con mi padre, la inquietud y el afán de superarme, hizo que saliera a conocer el sector de la reparación de relojes visitando Certámenes, Ferias y Congresos del Sector. Al mismo tiempo conocía a proveedores y fabricantes de componentes y herramientas para efectuar las reparaciones de relojes, lo  que me sirvió para actualizar y modernizar el taller de relojería de mi padre, así como agilizar y mejorar el sistema y la calidad en las reparaciones.

Una vez que mi padre se jubiló, tome las riendas de taller, hasta que en enero del año 2007 decidí darle un nombre actualizado a los tiempos.

¿Qué parte de vuestro equipo de trabajo es esencial para garantizar la reparación y restauración de relojes? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

El elemento que nunca debe faltar es el control de calidad y la estética final del reloj una vez finalizado el trabajo. Para llegar a ello, cuando comenzamos la reparación de un reloj, examinamos pieza a pieza con una lupa de aumento el estado de las piezas que componen el mecanismo. Así determinamos si esa pieza puede crear fallos de funcionamiento.

Esas piezas o se sustituyen o se restauran según la antigüedad del reloj. Es un trabajo que nadie ve, ni comprende ni valora. A veces trabajamos con mecanismos más pequeños que una moneda de 1 céntimo de euro. La labor que desempeñamos es equiparable en delicadeza a la de un neurocirujano. 

Si nos equivocamos y no podemos rehacer el trabajo, el reloj murió para siempre, y eso no le gustaría al propietario del reloj que heredó de su abuelo con más de 100 años.

¿Cuál es el procedimiento que seguís para reparar y restaurar relojes? ¿Sois especialistas en algún tipo o marca de reloj en particular?

El procedimiento a seguir, haciendo un examen previo al reloj y valorado el estado de conservación y fallos que pueda presentar, es comunicar la cliente un presupuesto. Aceptado el presupuesto, procedemos a desmontar completamente el reloj, a examinar las piezas, sustituir las dañadas y recuperar las que se puedan.

Se limpian todos los componentes del mecanismo en unas lavadoras y líquidos especiales. Y se procede al montaje, engrasando y lubricando con aceites sintéticos y grasas especiales en cada componente necesario. Una vez montado, comienza el ajuste de marcha y los controles de funcionamiento previos.

Por otro lado se renuevan y limpian componentes de la caja y brazalete metálico (cristales, juntas, coronas pasadores). Se eliminan golpes y arañazos (a este procedimiento se le llama pulido). Se encaja el mecanismo en la caja y se comienza el control de calidad final, tanto de funcionamiento como de acabado exterior.

Somos Centro de Servicio Certificado o Cualificado de grandes firmas relojeras realizando el trabajo de un Servicio Técnico Oficial porque recibimos formación, tenemos la obligación de seguir los protocolos que exigen las marcas así como contar con el equipamiento y herramientas que ellos exigen.

Trabajamos con las marcas Omega, Longines, Rado, Certina, Tissot, Mido, Calvin Klein, Tag Heuer, Zenith entre otras muchas y estamos en el proceso de selección de las marcas Cartier y Montblanc.

Según vuestra experiencia como relojeros, ¿cuáles serían las recomendaciones que les daríais a vuestros clientes para mantener durante más tiempo el correcto funcionamiento de un reloj reparado por vosotros?

Todos los relojeros que hemos recibido formación así como las instrucciones de las firmas relojeras a las que representamos en el servicio postventa, aconsejan un  servicio de revisión completa cada 5 o 6 años, para evitar el deterioro de algunos componentes del mecanismo. Toda pieza metálica en fricción con otra sufre un rozamiento que debido a la falta de lubricación o al mal estado de los aceites sintéticos provocan un mayor desgaste en la forma de la pieza, lo cual lleva a una sustitución del componente y a un encarecimiento de la reparación.

También es importante cada 2 o 3 años llevar el reloj a que le practiquen un servicio de mantenimiento para comprobar el estado del mecanismo, así como de los componentes exteriores del reloj (cristal, corona, juntas) que hermetizan y aíslan el mecanismo del reloj de los agentes dañinos como el agua, la humedad, el polvo, el sudor ..

No hay cultura relojera en España para que los usuarios comprendan que, al igual que llevamos el coche al taller periódicamente, vamos al dentista o simplemente anualmente nos hacemos un análisis de sangre, hay que conservar y mantener nuestros relojes en un buen estado de conservación. Poco a poco es una labor de concienciación  que se está realizando gracias a las nuevas tecnologías y que los jóvenes son más conscientes de mantener en óptimas condiciones su preciado reloj.

Un oficio de alta cualificación pero no lo suficientemente reconocido

Domar el tiempo siempre ha sido una ambición humana. Y nuestro mejor intento han sido los relojes de precisión. Los relojeros son, por tanto, los profesionales que posibilitan que podamos seguir intentando mantener el tiempo atado a nuestras muñecas o a nuestros bolsillos. Nicolás honra el oficio de relojero con cada reparación y restauración de un nuevo reloj. Sus manos operan el mecanismo de cada reloj con precisión quirúrgica, devolviendo la vitalidad a esos objetos que la invención humana creó para tratar de medir la eternidad.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 24 octubre 2019 por Marta Sánchez
TAG:
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.