Conductores de la acción

Publicado el 8 octubre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Siempre se sintió atraído por el trato con las personas y las relaciones humanas. Durante toda su trayectoria vital, constantemente ha sentido la necesidad de hacer algo por los demás, ayudarles en su desarrollo personal ó profesional, para que en todo momento pudiesen ir un paso por delante. Todo ello sin obtener a cambio más que su propia satisfacción y realización personal. Por ello, Al tener un número elevado de personas a su cargo, decidió inicialmente trabajar con su propio equipo como líder-coach para ayudar a cada cual a alcanzar su máximo potencial y motivación. Su nombre es Jose Miguel Hernandez Hervas, y nació en Valencia hace 52 años. Es Psicólogo Organizacional y Coach Certificado desde el año 2014. También es Profesional Licenciado en Mapas motivacionales y Analista Conductual Disc.

Pertenece a la Asociación Internacional de Coaches Profesionales (AIDCP), a la Asociación Internacional de Coaching y Mentoring (AICM), a la International Positive Psychology Association (IPPA), y a Social Psychology Network (SPN). Aparte de esto, es conferenciante y colabora como articulista en revistas especializadas. Desde muy joven, siempre  ocupó posiciones de responsabilidad en diferentes empresas multinacionales. La elevada exigencia que conlleva tener que dirigir equipos de trabajo con gran cantidad de personas y conducirlas hacia el éxito, le hizo replantearse su estilo de liderazgo y así, comenzó a trabajar con un coach, para desarrollar y mejorar sus habilidades directivas y mejorar la gestión de mi tiempo.

Finalizado su propio proceso de coaching, los resultados fueron espectaculares, superando con creces su expectativa inicial. Hoy día trabaja el desarrollo personal, tanto con equipos de trabajo, como a nivel individual. Le encanta el coaching ejecutivo, porque es donde mejor puede aplicar su experiencia como directivo en diferentes empresas. Le permite conectar mejor con las personas, al comprender perfectamente la problemática que envuelve el ámbito organizacional. También organiza seminarios y talleres sobre diversos temas ,tales como equipos de trabajo de alto rendimiento, gestión emocional, motivación, estilo conductual o comunicación.

José Miguel ¿Qué es lo que más te apasiona de ser especialista en coaching? ¿Por qué motivo os especializáis en esta área? 

Un Coach no solo se forma o se prepara, para mi  lo más importante es vivir el coaching como una auténtica vocación, valorando la trascendencia y el impacto de esta profesión sobre las personas y organizaciones a las que prestas servicio. Y en este sentido, lo más gratificante es ayudar a las personas a descubrir y potenciar sus fortalezas, superando sus limitaciones iniciales y alcanzando finalmente las metas previstas.

Tanto las personas como las empresas de nuestro tiempo requieren  que, además de las habituales competencias técnicas o específicas de la posición,se desarrollen y apliquen otras muy necesarias y relacionadas con la gestión emocional y la capacidad de relacionarse con los demás.

El coaching es la herramienta perfecta para dar respuesta a escenarios organizacionales cambiantes, aportando una visión real, valor y un marco de referencia para acompañar a personas y empresas en aras de optimizar su gestión en consonancia con su propia misión, visión y valores. En este sentido, las personas trabajan orientadas a los objetivos comunes y a la vez son los auténticos protagonistas de su propio desarrollo.

¿Qué equipamiento prefieres utilizar en los servicios de coaching?

Aunque prefiero el contacto cara a cara, las nuevas tecnologías juegan un papel importante y me permiten mantener el contacto cuando no es posible hacer una sesión presencial, a través de herramientas como Zoom, Skype o webinar, por ejemplo. Por otra parte, permiten obtener datos psicométricos con una gran fiabilidad y rapidez al evaluar aspectos como la motivación y el estilo conductual.

Según tu experiencia en el área ¿qué elementos garantizan un coaching efectivo? ¿Por qué? 

En mi opinión resulta fundamental estar en constante proceso de formación y exploración y evitar pensar en todo momento que ya lo sabemos todo. Es necesario ser humilde y mantener muy activa la curiosidad y la capacidad de aprender. Esto es una garantía para  retar adecuadamente a las personas, cuando están inmersas en un proceso de coaching y se van cubriendo las etapas necesarias en cada sesión.

También, considero que es muy importante, el haberse formado en una escuela de prestigio, así como pertenecer a asociaciones profesionales que cuenten con un código deontológico, y que puedan avalar el buen hacer del coach. Y no solo basta con formarse como coach.

El profesional debe estar bien trabajado interiormente y haber recorrido antes el camino que va a ayudar a transitar a otros.Por lo tanto, la garantía de un coaching efectivo vendrá por una parte de calidad y calidez humana del coach y de su preparación previa.  Y por este motivo quisiera recalcar que es muy importante el haberse formado en una Escuela de prestigio, dado que en España la formación en coaching todavía no está regulada. Es necesario que el coach haya estudiado baja unos parámetros mínimos que garanticen su profesionalidad.

¿Cuál es el procedimiento que sigues para aplicar tus conocimientos en coaching? ¿Cómo te adaptas a las necesidades y deseos de tus clientes? 

El coaching, es un proceso metódico que promueve el aprendizaje y facilita cambios conceptuales, emocionales y conductuales, y que amplía la capacidad de tomar acción del individuo en función de la consecución del objetivo propuesto.

Siempre pone el foco en la ayuda al aprendizaje de la persona. Esto quiere decir que el coach realiza un proceso muy diferente al de enseñar. No indica a su coachee (persona que recibe el coaching..) qué es lo que tiene que hacer. No da consejos, no juzga. Tampoco indica soluciones, ni marca el camino adecuado. Únicamente interviene para que el individuo pueda considerar e interpretar, tomando consciencia sobre la situación que quiere resolver.

El proceso se inicia con una primera sesión, donde se materializa la toma de contacto inicial, en la que se aclaran las primeras dudas, se formalizan los acuerdos de confidencialidad y es donde la persona plantea al coach qué espera conseguir con el coaching. Analizamos conjuntamente cuál es la situación actual y dónde y cómo se quiere estar al finalizar el proceso.

Durante el proceso, las sesiones se suelen realizar con una periodicidad quincenal a lo largo de un periodo aproximado entre 4 y 6 meses. La duración se sitúa en torno a 1 hora, aunque tanto esta, como la frecuencia, normalmente se pactan con anterioridad y dependiendo de las necesidades de cada persona. En el transcurso de cada sesión, se evalúan las acciones puestas en marcha, y se planifican otras nuevas. El coaching, es acción, por ello al finalizar nuestra conversación, la persona tendrá que responsabilizarse de ejecutar las tareas que el mismo/a se asigna, y de presentarlas en el plazo convenido.

El coaching, está plenamente enfocado a la acción eficaz. Una acción, que es el resultado de la búsqueda de vías de solución a los problemas que se plantean en las sesiones. Este método de optimizar nuestro rendimiento con logros concretos, es uno de los pilares del desarrollo personal y de la autoestima que se obtienen con el coaching. Después de un proceso de coaching, la persona adquiere un método de aprendizaje y análisis, que le sirve no solo para alcanzar la meta del proceso en cuestión, sino todas sus metas futuras.

Sacando tu otro yo 

Los coaches, son profesionales que ayudan a los clientes en su desarrollo personal y profesional. El coach es una especie de conductor, ya que el cliente le dice dónde quiere ir y el profesional le acompaña a ese lugar. Para ello, el coach le hace una serie de preguntas, con el objetivo de que se vea desde otra perspectiva, amplíe sus miras y encuentre nuevas posibilidades de acción. A veces, puede parecer que incomodan, pero es todo lo contrario, lo que pretenden es, que planteando una serie de cuestiones, se consigan retos. El coach intenta que estas preguntas que se hacen a la persona a la que ayuda, se conviertan en un hábito en sus vidas. Se intenta estimular mediante el vocabulario, se pone énfasis en todo lo que se cuenta, para conseguir resultados extraordinarios.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 8 octubre 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.