Conoce la verdad mediante la investigación privada

Publicado el 9 febrero 2021 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

David M. Blanco, madrileño de 42 años, es Detective privado de profesión y cuenta con dos décadas de experiencia. Además de Graduado y Máster en Ciencias de la Seguridad y Criminología, David es doctorando en Ciencias Jurídicas y Sociales en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (España), donde trabaja como profesor asociado en la titulación de criminología. También es profesor del grado en seguridad de la Universidad de Nebrija y actualmente se encuentra escribiendo publicaciones y dando conferencias sobre su profesión.

En septiembre se publica el volumen académico TEORÍA Y PRÁCTICA DE LA INVESTIGACIÓN PRIVADA, donde explica todo lo que se debe saber sobre investigación privada. Agencia Gran Vía, detectives ® nace en el año 2004 en un pequeño despacho de la c/ Gran Vía, 40. Después de haber trabajado durante 5 años en una de las agencias de investigación más antiguas del país, David decidió montar su propia oficina, donde continuó ofreciendo sus servicios a otras agencias (outsourcing). Pronto comenzó a tener clientes propios y, gracias al boca a boca, a recibir encargos de todo tipo. Esto le llevó a crear su propia red de colaboradores y a empezar a delegar tareas para crecer como empresa.

Explica que la agencia ha pasado por muchas situaciones, mejores y peores. Llegaron a tener trabajando a 8 personas en el despacho, y a 8 detectives en la calle simultáneamente, lo que obligó a mudarse a una oficina más grande, siempre dentro del propio edificio, para no perder la identidad. Con el paso del tiempo, y tras haber superado todas las contingencias posibles, en el año 2012 David decide sanear el negocio, reducir la plantilla y firmar una fusión temporal con un grupo de investigación de gran proyección, incorporándose como directivo en el departamento operativo. Año y medio después, decide recuperar la independencia, reanudando la actividad en el despacho pero aplicando ciertos cambios.

Empieza a compaginar su trabajo como investigador con la docencia y comienza a seleccionar los casos y a los clientes con más detenimiento, para ofrecer un servicio más personalizado, al tiempo que disfrutaba del cuidado de sus hijos y de una vida algo menos agitada. Hoy día, Gran Vía detectives® es una marca reconocida y un despacho autosuficiente. Han optado por un modelo de trabajo descentralizado, donde mantienen su despacho de la Gran Vía como oficina comercial, pero sus colaboradores trabajan desde distintas ubicaciones.

Asimismo, se ocupan mucho de la formación de sus equipos, firmando acuerdos y alianzas con las mejores universidades, ofreciendo a los alumnos la oportunidad de incorporarse al mercado por medio de su grupo. Trabajan en dos áreas principales: familia y empresa. Su especialidad es la obtención de pruebas para la resolución de conflictos jurídicos en dichas áreas. También tienen una línea de consultoría de seguridad e inteligencia, donde ayudan a sus clientes a resolver otras cuestiones que se salen de la investigación, ya que también son criminólogos y directores de seguridad. Pueden elaborar desde planes de cumplimiento normativo hasta barridos electrónicos o servicios de inteligencia competitiva.

David nunca pensó que terminaría siendo detective privado, pero lo que tenía muy claro es que no quería dedicarse a una profesión “normal”. El destino le condujo a trabajar en una empresa de recobro de deudas, donde conoció “el reto” que suponía buscar a las personas que se escondían y la satisfacción del deber cumplido. Se le daba muy bien diseñar estrategias para encontrar a la gente, y decidió encaminar su carrera hacia la investigación profesional. A día de hoy, uno de los motivos que le empujan a continuar trabajando en esto es que sabe que ayuda a las personas. Solo aceptan encargos éticos, que resuelven problemas legítimos.

¿Cuáles son los problemas que ayuda a resolver un detective privado?

Podría decirte más de 200 motivos para contratar a un detective privado, pero, centrándonos en los más comunes, te diré que nuestras pruebas sirven para despedir a un trabajador desleal, para encontrar a un deudor, buscar a una persona o demostrar mentiras, engaños o traiciones de todo tipo.

Nuestros servicios dentro de los conflictos originados por los divorcios contenciosos son de máxima utilidad, por ejemplo, para reunir pruebas que motiven un proceso de modificación de medidas. Y en el área de la empresa, por ejemplo, una de las peticiones más habituales es la de investigar bajas fingidas.

¿Cuál creéis es la importancia de la labor que realizáis como detective privado?

Nuestros productos son la información y las pruebas y, allí donde estas son necesarias, puede ser pertinente nuestra labor. No hay ningún otro profesional habilitado legalmente para ofrecer nuestros servicios. Tenemos una Ley que nos respalda y nuestro trabajo está controlado por la administración. Por estos motivos, poner los problemas de la gente en manos de un detective es, ya de por sí, sinónimo de garantía y de confianza.

¿En qué momento recomendáis contratar los servicios de vuestra Agencia de detectives?

Recomendamos que la gente no investigue por su cuenta. Al menor síntoma de duda, que nos llame, ya que no cobramos por informar al cliente. Ofrecemos un planteamiento operativo sin compromiso, en la mayoría de casos incluimos un índice de probabilidad de éxito. Y en otros, incluso ofrecemos los resultados garantizados por escrito. Esto solo puede hacerse cuando tienes mucha experiencia.

Recomendamos que antes de contratar a un investigador, el cliente se asegure de que dicho investigador tiene Licencia profesional del Ministerio de Interior, Seguro de Responsabilidad Civil, y empresa que vele por la protección de los datos. También que cuente con oficina física y experiencia demostrada en el tipo de caso que se desea contratar.

¿Cuáles son los distintos tipos de servicios que ofrecéis a vuestros clientes?

Por citar algunos de los servicios más habituales en el área familiar/personal, se puede contratar un detective de Agencia Gran Vía® para:

  • Saber si un hijo consume drogas.
  • Saber si un hijo es adicto al juego.
  • Saber si un hijo es un delincuente.
  • Saber si un hijo pertenece a una secta.
  • Saber si un hijo pertenece a una banda o grupo radical.
  • Saber por qué un hijo falta a clase.
  • Localizar a un hijo que se ha ido de casa.
  • Investigar el círculo social de un hijo.
  • Investigar a la pareja de un hijo.
  • Conocer las circunstancias de emancipación de un hijo.
  • Investigar una infidelidad conyugal.
  • Investigar vidas paralelas.
  • Saber en qué se gasta el dinero del hogar.
  • Localizar bienes de herencia.
  • Buscar personas.
  • Buscar padres biológicos.
  • Saber si te espían.
  • Saber si te están investigando.
  • Saber si te siguen.

En el ámbito empresarial/económico:

  • Investigaciones sobre solvencia y morosidad.
  • Investigaciones sobre la vulneración de pactos contractuales.
  • Investigaciones sobre propiedad industrial e intelectual.
  • Investigación para el control de activos.
  • Investigación para procesos de due-diligence.
  • Investigación sobre contratos de franquicia.
  • Investigación sobre arrendamientos urbanos.
  • Investigaciones sobre intrusismo profesional.
  • Servicios de contraespionaje industrial.
  • Investigación en políticas de gestión.
  • Investigación para la inteligencia competitiva.
  • Averiguar la solvencia de los deudores para determinar su capacidad frente a una reclamación económica.
  • Investigación de maniobras económicas fraudulentas, como alzamiento de bienes, o desvío de capitales.
  • Investigación para la prevención de determinados delitos económicos, como quiebras fraudulentas, insolvencias fingidas, blanqueo de capitales.
  • Investigar usos no autorizados de distintivo o marca.
  • Investigar la falsificación de productos o servicios.
  • Investigar la vulneración de los derechos de autor.
  • Investigar el plagio o copia de obras de todo tipo (libros, pintura, partituras, etc.).
  • Control de materias primas durante su transporte.
  • Control del producto e identificación de pérdidas de inventario.
  • Control de la cadena de distribución del producto.
  • Fraude en la gestión y manipulación de activos.
  • Demostrar hurtos y robos por parte del personal interno y/o externo.
  • Manipulación y/o adulteración de sustancias.
  • Control de medidas de seguridad en la cadena de distribución.
  • Background general de la compañía y sus socios.
  • Investigar la reputación de los administradores y socios.
  • Investigar subarriendos indebidos.
  • Investigar ocupación ilegal.
  • Demostrar el incumplimiento de obligaciones por parte de arrendador o del arrendatario.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 9 febrero 2021 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.