Correctora meticulosa que te ayudará a conseguir la mejor versión de tu historia

Publicado el 28 febrero 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Esther Magar nació  en Valencia, España, en el año 1984. Se dedica a la corrección de estilo y ortotipografía. Trabaja con escritores independientes y, en ocasiones, con editoriales. También ofrece servicios de redacción y reseña novedades editoriales en ˂librosyliteratura.es˃. Gestiona su propio sitio web, ˂relatosmagar.com˃, donde cuelga artículos sobre escritura, literatura y realismo mágico. Y escribe, aunque por el momento no ha publicado nada en solitario.

Desde 2015, aproximadamente, se puso a trabajar por libre ofreciendo servicios de corrección y redacción. Es socióloga especializada en recursos humanos, y durante unos años estuvo trabajando en ese sector. Al quedarse en paro, quiso  formarse en algo relacionado con lo que más le apasionaba: la literatura. Así que estudió corrección de textos en Cálamo y Cran. No es fácil abrirse camino en este oficio, pero, por fortuna, cada vez tiene más volumen de trabajo y clientes fijos.

Se especializa sobre todo en novelas de escritores independientes. Aunque también ha revisado discursos y hasta cartas de reclamación. En definitiva, cuando un cliente le presenta su texto, si cree que tiene los conocimientos para ayudarlo, acepta el trabajo. Le apasiona la literatura, como ya se ha dicho. Le resulta muy gratificante recibir una historia que, a veces, es casi un borrador, y pulirla hasta que se convierte en un libro que puedan disfrutar los lectores.

¿Qué motiva a Esther Magar a dedicarse a la escritura siendo socióloga de profesión?

La escritura la llevo en la sangre, escribo desde los siete años. Elegí la carrera de Sociología porque siempre me ha interesado comprender el mundo en el que vivo. La escritura es otra forma de hacerlo. En el fondo, tienen mucho en común. 

Perder mi trabajo por la crisis no significó depresión, sino oportunidad. Decidí tomarme en serio mi vocación y dedicarme a lo que realmente me apetecía. Mi novio, que siempre ha apostado por mí, creó relatosmagar.com en 2012 para darme el empujoncito que me hacía falta. Desde entonces, actualizar cada semana este sitio web hablando de escritura y literatura es la más agradable de las obligaciones.

¿Qué herramientas utilizas con mayor frecuencia para realizar tu trabajo?

Trabajo con un ordenador de mesa, el procesador de textos Word con el control de cambios activado y con la RAE, Diccionario panhispánico de dudas, la Fundéu y otros tantos manuales de consulta a mano. Por otra parte, la principal herramienta es la disciplina.

Por ejemplo, durante ocho meses me impuse la rutina de escribir cada mañana para acabar la novela que empecé en 2008 y que dejé olvidada. Gracias a eso, cumplí uno de los principales objetivos de mi vida: escribir un libro. No imaginas qué alegría me dio cuando quedó finalista en un premio internacional en 2015. 

¿En qué consiste tu labor de correctora ortotipográfica y de estilo?

En la primera revisión, hago la corrección de estilo, que busca que el texto sea lo más claro y fluido posible. Elimino repeticiones de palabras o de información, rimas internas, imprecisiones léxicas, falsos sinónimos, muletillas, circunloquios y un sinfín de detalles más.

Cuando el autor da el visto bueno a este primer paso, hago la corrección ortotipográfica, que consiste en corregir las erratas y faltas ortográficas, en poner correctamente las comillas y las cursivas. En resumen, aplico las normas básicas de la RAE y unifico criterios de escritura.

Si reviso las galeradas, es decir, el documento ya maquetado tal y como se publicará, corrijo las líneas cortas, viudas o huérfanas, las palabras separadas por guion de forma incorrecta, etcétera. Para que un texto se publique con calidad, es necesario que pase por todas estas fases.

¿Cómo estableces los costos por tus servicios de corrección de estilo y de corrección ortotipográfica?

Yo aplico una tarifa cada 2100 matrices, es decir, cada 2100 caracteres con espacios incluidos, que equivalen a lo que se denomina «página del corrector». La tarifa de estilo es superior a la ortotipográfica porque supone más horas de trabajo.

La corrección de estilo y la corrección ortotipográfica son dos fases distintas, por lo que es necesario realizarlas siempre por separado para que el resultado sea el mejor posible. Mis tarifas se ajustan a las que se manejan actualmente en España:

  • La corrección de estilo: 3 euros por cada 2100 matrices (impuestos no incluidos).
  • La corrección ortotipográfica: 2 euros por cada 2100 matrices (impuestos no incluidos).

Antes de pensar en publicar, primero debe corregir

Si ha terminado de escribir una novela y está deseando que realmente sea una obra acabada y que todo el mundo la lea, le toca corregir, lo cual es una tarea ineludible; por muy buena que sea su historia y por muy bien que escriba. No solo es que le falte una coma por allí y le sobre una tilde por allá, es que tiene repeticiones innecesarias, rimas internas, discordancias gramaticales, faltas de ortografía, erratas, etc., porque esto le pasa a todos y es lo más normal del mundo. Contratar los servicios de corrección que ofrece Esther Magar es la mejor opción para que quede perfecta.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 28 febrero 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.