Decisiones que te cambian la vida

Publicado el 28 marzo 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Uno nunca sabe lo que realmente la vida le tiene preparado, pero lo bonito de todo es arriesgarse  e ir toreando el destino según viene. Hay veces que nos ponen en la tesitura de elegir entre dos opciones y no tenemos claro por cual decantarnos, ¿elegiremos la correcta? Nunca lo sabremos, si no tomamos la alternativa y nos lanzamos a analizarlo.

Hoy vamos a hablar de un mallorquín al que la vida le brindó algo parecido. José Barceló es un joven de 32 años residente y nacido en Mallorca al que la vida le puso en esta tesitura.

¿Puede un veterinario ser fotógrafo? ¿Puede un fotógrafo ser veterinario? Nunca sabremos la respuesta si no tomamos la alternativa y cogemos el toro por los cuernos. José tuvo esa entereza y supo elegir entre ambas opciones, decidiendo seguir el camino de la fotografía y dejar aparte la veterinaria, aun sabiendo que también le apasionaba.

José, estudiaste veterinaria, pero te dedicas a la fotografía, ¿cómo descubriste que tu vocación era la fotografía y no la veterinaria? ¿Qué significa para tí ser fotógrafo?

La verdad es que veterinaria también fue mi vocación en su momento, de hecho sigue interesándome como ciencia, pero no me apasiona como lo hace la fotografía.

Cuando estaba estudiando veterinaria, descubrí ese mundo y me enganchó de tal forma que fui aprendiendo de manera autodidacta y poco después mediante cursos. Fue entonces cuando descubrí que la fotografía además de una pasión podía convertirse en mi profesión.

Lógicamente, me costó tomar la decisión pero a nivel personal no podía permitirme no intentar dedicarme profesionalmente a la fotografía. Fue complicado, pero la verdad es una de las elecciones de las que más satisfecho estoy.

Hoy en día estoy dedicándome ocho horas al día e incluso más a mi pasión.

¿Qué cámara prefieres utilizar para los trabajos que realizas y por qué?

Actualmente utilizo cámaras Nikon de formato completo, concretamente utilizo a diario una Nikon D750 y tengo de reserva una Nikon D800 que utilizo menos y que cambiare en breve, seguramente por una D850.

De todas formas no me obsesiono mucho con las cámaras, al fin y al cabo es lo que suelo cambiar con más frecuencia, de hecho las considero una herramienta más. Suelo darle más importancia a trabajar con buenos objetivos.

La iluminación de estudio también es otro de los factores al que más importancia doy. Estoy utilizando flashes y accesorios de Profoto desde hace más o menos un año y estoy encantado.

El  porqué de mi elección de esas cámaras/objetivos/iluminación es que cubren con creces mis necesidades y me ofrecen fiabilidad y una calidad muy buena en los resultados que obtengo al final.

Ofreces fotografía para empresas, pero también ofreces cursos, ¿cómo complementas esas actividades? ¿Hay mucha diferencia entre trabajar para empresas y enseñar?

Trabajo principalmente para empresas en lo que es la parte de estudio fotográfico realizando reportajes de arquitectura, fotografía de producto, retratos, y los servicios fotográficos que habitualmente necesitan las empresas para lo que es su imagen corporativa y la venta de sus productos/servicios.

Por otro lado,ofrezco cursos presenciales en Mallorca Fotográfica y cursos online en josebarcelo.com

En cuanto a los cursos presenciales, se trata de cursos relativamente cortos (desde un mes hasta cinco meses) con clases un día a la semana. Es algo con lo que empecé a modo de prueba en mis comienzos y que, con el tiempo descubrí que me apasionaba tanto como los trabajos fotográficos.Los cursos funcionan muy bien y en estos años han pasado muchísimas personas por el aula, no las tengo contabilizadas, pero serán unas 400 o 500 personas en los seis años que lleva existiendo Mallorca Fotográfica. 

Los cursos online son una colección de cursos en vídeo a los que se puede acceder, a todos, simplemente suscribiéndose por 10€/mes. Tenemos ya 70 clases y cada semaña añado dos nuevas clases. 

La verdad es que aunque se trate de dos actividades completamente diferentes, mis trabajos fotográficos me permiten mantenerme al día tanto en técnica como en tecnología, y eso lo puedo trasladar al aula y así compartir mis conocimientos en los cursos. 

A nivel de organización lo habitual es que durante los meses de más trabajo en el estudio, bajo un poco la oferta de los cursos. Son actividades bastante diferentes, pero que se complementan muy bien y que disfruto por igual

Ofreces varios paquetes para tus clientes, ¿cuánto cuesta cada uno y qué incluye? Y los cursos que ofreces, ¿cuánto cuestan?

Los paquetes los ofrezco sobre todo en el caso de la fotografía inmobiliaria y de retrato. En el resto de casos suelo trabajar bajo presupuesto.

En el caso de la fotografía inmobiliaria ofrezco tres paquetes:

  • El básico, que incluye 12 fotografías seleccionadas y procesadas. Es ideal para captar una idea general de cualquier propiedad o realizar un reportaje bastante completo de apartamentos, cuesta 175 euros. 
  • El premium, que incluye 25 fotografías. Es ideal para cubrir la mayor parte de propiedades y viviendas unifamiliares o dar una idea general de las grandes propiedades. Cuesta 195 euros.
  • El luxury, que incluye 40 fotografías y es ideal para cubrir por completo esas grandes propiedades o captar toda la esencia y detalles de propiedades medianas. Cuesta 395 euros. 

En todos los casos el número de fotografías es una referencia del mínimo de fotos que obtiene el cliente, la verdad es que normalmente suelo entregar algunas más. 

Por otra parte en el caso de la fotografía de retratos familiares ofrezco dos opciones: 

  • Sesiones en estudio en las que buscamos sobre todo una fotografía para colgar en casa y que cuestan 195 euros.
  • Sesiones en exteriores en las que buscamos una mayor variabilidad de fotos, para imprimir varias fotos o incluso montar un álbum y que sale por 245 euros. 

Me gusta que mis clientes se vayan con alguna foto impresa.  Una foto de la familia colgada en el salón, cada día nos robará una sonrisa. 

En cuanto a los cursos, cada uno tiene un precio ya que el tiempo también varía. El curso de Iniciación a la fotografía cuesta 155€ y la duración es de dos meses (una clase semanal), el intermedio 185€ los 3 meses,el avanzado 285 euros y dura unos 5-6 meses.

Además impartimos cursos de temáticas específicas, (retratos, paisaje, iluminación de estudio, procesado digital, etc) que duran 5 semanas y cuestan 100€

Los cursos online, como decía, salen por 10 euros al mes y puedes acceder a todos los cursos disponibles y a los recursos que ofrezco en cada uno de ellos. 

Cursar para progresar

Hay veces que creemos que sabemos lo suficiente y somos expertos en la materia que manejamos pero nunca es bastante y lo mejor es que seamos ambiciosos y luchemos por prosperar y avanzar. Si te gusta la fotografía y quieres dedicarte a ello, lo mejor es ponerte en manos de profesionales y realizar cursos que te preparen para ser el mejor. La suerte es que existen estudios como el de José Barceló que te pueden asesorar y preparar para que te conviertas en un especialista en el sector. Lucha por tus sueños y no desfallezcas, siempre llega al fin tu recompensa.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 28 marzo 2020 por Marta Sánchez
Publicado en: Fotografía
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.