Disciplina y bienestar a través del Pole Dance

Publicado el 9 enero 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Ka Grillet, especialista en Pole Dance en Madrid, se inició en el pole hace 9 años como instructora. Está certificada internacionalmente a nivel profesional y también es instructora de yoga, dueña de Madrid Pole Dance Studio desde hace 7 años, aunque su profesión inicial era la de diseñadora. Tras padecer un empleo tóxico donde se sentía explotada y mal pagada pese a trabajar horas y horas hasta la madrugada, sin poder casi ver a su hijo porque además estudiaba, sintió que debía cambiar su vida.

Entendió que dar clases de pole era algo que le daba más dinero y se divertía mucho más haciéndolo. Pasó a tener un estilo de vida mucho más sano y creó Madrid Pole Dance Studio, una de las primeras escuelas de pole de Madrid, que abrió sus puertas en Noviembre de 2012 de las manos de Roberto, su ex-pareja. Aunque la relación de pareja y la sociedad empresarial terminaron, siguen conservando buena relación, ya que Ka Grillet cuida de llevarse bien con todo el mundo, incluyendo otras escuelas e instructores de Madrid.

Desde 2017 trabaja con Enrique, otro socio. En los años de vida de la academia han tenido instructores temporales, pero ahora cree que tienen la plantilla definitiva. Ka Grillet es instructora de pole fitness y coreográfico, coach de atletas e instructora de yoga.

¿Cuáles son las pautas que marcan vuestro trabajo en Madrid Pole Dance Studio? ¿Cuál es la manera en la que os gusta trabajar?

En Madrid Pole Dance Studio nos gusta hacer las cosas bien y «empezar por el principio», así que implementé un programa mensual que funciona como una guía para que los instructores sepan qué deben dar en cada clase y en cada nivel para que los alumnos vayan paso a paso aprendiendo sin lesionarse o con la menor cantidad de obstáculos posibles, dejando libertad de creación a los instructores dentro de los mismos parámetros de las clases. Los alumnos, para pasar de nivel, deben cumplir con ciertos requisitos. 

¿Qué parte de vuestro equipo de trabajo es esencial? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

Las barras de pole son lo único que necesitamos. 

¿Es necesario un buen nivel físico para empezar a aprender pole dance? ¿Qué se requiere para comenzar?

Lo único que necesitas para empezar a hacer pole son las ganas de aprender y superarte, no te hace falta nada más que actitud positiva. 

¿Cualquier persona puede practicar pole dance? ¿Cual es la edad mínima para practicarlo?

En competición nacional e internacional hay niños desde 7 años y hasta adultos de 70 años, para entrar a competir ya debes tener tiempo practicando y conseguir cierto nivel. Creo que con esto respondo a tu pregunta, por tanto, ¡no hay excusas!

Mucho más que una afición: una herramienta para sentirse mejor

El Pole Dance va ganando terreno a todos los niveles, tanto deportivo como social. Cada vez más personas abandonan los prejuicios que hay acerca de esta actividad, que provienen del desconocimiento acerca de ella. En Madrid Pole Dance Studio, Ka Grillet y Enrique dirigen un equipo de profesionales que instruyen a los alumnos y alumnas interesados en esta disciplina, explicando los movimientos y técnicas desde lo más básico hasta lo necesario para competir para aquellos interesados en profundizar en un deporte cada vez más respetado.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 9 enero 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.