El apoyo que necesitas para encauzar tu vida

Publicado el 6 enero 2021 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

María Sánchez Corrales, nacida en Oviedo, es psicóloga y lleva trabajando como tal desde hace unos 17 años. Se ha formado en diversas universidades de España y Estados Unidos y es directora y psicóloga sanitaria en Creciendo Psicólogos Madrid. Este es un centro sanitario de terapia psicológica creado con mucho cariño para atender a problemas psicológicos de la población adulta, infanto juvenil, familias y parejas, así como para servir de acompañamiento en la maternidad o psicología perinatal.

Componen el centro un equipo pequeño que va creciendo poco a poco y cuyo interés es el de ofrecer un servicio de calidad y cuidado de los detalles para que los pacientes se sientan cómodos y acompañados en su problemática. El centro es muy acogedor, tiene la particularidad de tener un circuito de entrada y uno de salida independiente, de modo que tanto la privacidad/confidencialidad como la protección frente a COVID-19 están garantizadas.

Esta discreción es una variable que les importa mucho, ya que muchas de las personas que acuden al centro son pacientes que viven en el barrio (Embajadores/Arganzuela en Madrid ) y para algunas personas existe cierto pudor en encontrarse con algún vecino/a o padre/madre del colegio de su hijo/a.

El equipo de Creciendo Psicólogos se forma permanentemente para poder ofrecer un servicio basado en conocimientos actualizados y científicos. Desde hace dos años son centro de formación en prácticas del máster de psicología general sanitaria y prácticum de la facultad de psicología de 3 universidades ( UDIMA, UNIR y Universidad de Almería).

María Sánchez Corrales, psicóloga en Madrid.

También realizan terapia online, algo muy cómodo y práctico para estos tiempos y que permite llegar a lugares más alejados de Madrid. Trabajan sobre todo con problemas relacionados con sistemas de apego y su proyección emocional y cognitiva. La mayoría de la demanda que reciben está relacionada con sintomatología ansioso-depresiva, fobias, problemas relacionales y de conducta y las implicaciones que estos problemas tienen en la vida diaria tanto en adultos como infantojuvenil.

Por ahora realizan intervenciones individuales, pero saben que la intervención grupal es muy efectiva y una alternativa más económica para parte de la población, de modo que están considerando poder ofrecer también esta opción. Ayudan a sus pacientes a autorregularse y conseguir alivio en aquello que les tiene agobiados o preocupados, cuidando la creación del vínculo con el paciente, así como la realización de un ajuste terapéutico centrado en el paciente, particular y específico.

María considera que tiene un trabajo precioso, que le permite conocer a personas maravillosas y trabajar juntos en el espacio terapéutico para avanzar y aliviar sintomatologías que impactan directamente en el bienestar diario de los pacientes, de los que es una entusiasta. Explica que, como cada persona es diferente, el trabajo es por un lado creativo y novedoso e interesante en cada una de las intervenciones. Tener que estar permanentemente formándote es algo que lo hace también muy estimulante. Para ella es muy gratificante sentir el progreso y la confianza de quienes acuden a su consulta.

¿Qué tipos de terapias ofrecéis para la ansiedad y depresión en vuestro centro?

Nos basamos en terapias científicamente avaladas y les damos un contexto profundo que abarque la totalidad de la persona. No nos centramos únicamente en aplacar la sintomatología (que, obviamente, entra en nuestros objetivos conseguirlo), sino que hacemos un abordaje integral del paciente.

Este abordaje implica realizar un sondeo por la totalidad de la biografía de la persona y las proyecciones que esa persona hace de sí misma a futuro, sus creencias sobre sí misma y su entorno y las capacidades de resolución de problemas con los que cuenta.

¿Cuánto tiempo necesito para ver los efectos de vuestras terapias para la ansiedad y depresión?

Es muy difícil responder de manera genérica a esta pregunta. Depende de lo cronificado que esté el problema, de si ha habido tratamientos anteriores, de si hay medicación o no, de los recursos con los que cuenta la persona… en fin, hay muchas variables que interfieren en la duración de la resolución de este tipo de problemáticas.

Aun así, nuestra experiencia nos indica que, por lo general, desde las primeras sesiones ya se va viendo cierto alivio de la sintomatología, ya que sentir que están comenzando un camino de recuperación genera un gran alivio. Es como si se «quitasen un peso de la mochila» y eso alivia mucho.

¿Cuál es la diferencia entre la ansiedad y la depresión? ¿Qué relación existe entre estas patologías?

En términos generales, la ansiedad está relacionada con la anticipación de situaciones catastrofistas. La persona con ansiedad está en estado de alerta ante un posible daño o agravio, y su cuerpo y su mente están activados ante la posibilidad de tener que responder a algo terrible que pudiera llegar a suceder.

Se tienen sentimientos muy intensos e incontrolables, temores y preocupaciones. Este estado interfiere en la vida diaria y tiene un componente somático bastante característico. Por su parte, la depresión es un estado en el que la persona tiene una visión pesimista y desesperanzada de su pasado, su presente y su futuro y un estado anímico triste o a veces agresivo.

Sentimientos de culpa, desesperación, baja autoestima e irritabilidad, pensamientos relacionados con la muerte o el suicidio. Es bastante frecuente encontrarnos en consulta combinaciones de ansiedad y depresión, en las que la persona tiene una sintomatología mixta ansioso-depresiva.

¿Qué riesgos existen al no tratar a tiempo estas patologías? ¿Cómo se puede pedir una cita con vuestros psicólogos especialistas en ansiedad y depresión?

Los riesgos asociados están desde la cronificación, hipermedicalización y abuso de sustancias, hasta la ruptura de relaciones y redes sociales de apoyo o, en el último extremo, suicidio. Si bien no somos partidarias de la patologización de la vida cotidiana, sí sabemos que la terapia psicológica favorece el alivio sintomático de estos diagnósticos.

Este alivio es efectivo tanto a corto como a largo plazo, ya que, en definitiva, la persona se siente más capaz y con más recursos para poder autorregularse.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 6 enero 2021 por Marta Sánchez
Publicado en: Salud y Bienestar
Últimos Artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.