El lugar perfecto para que tu perro espere tu regreso

Publicado el 13 noviembre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Catalina Tonda nació en Cartagena (Murcia, España) hace 53 años. Está casada y tiene tres hijos ya mayores. Toda su familia es cartagenera. Su proyecto profesional de una residencia canina viene motivado por la voluntad de ofrecer una alternativa a muchas personas que no saben qué hacer cuando tienen que viajar. En la mayoría de hoteles en España no admiten animales. Por este motivo, Catalina consideró su propia casa una buena opción para poder desarrollar esta actividad, ya que cuenta con una parcela importante.

Unos buenos amigos, propietarios también de una residencia canina, le dieron a Catalina la idea del negocio. No obstante, su andadura en el mundo animal comenzó mucho tiempo antes. Tanto ella como su marido han sido desde muy jóvenes unos apasionados de las exposiciones caninas y acudían allá donde había una.

En un momento dado, ambos se enamoraron de una raza y empezó su periplo por los ring y las competiciones. Llegaron a cosechar muchos éxitos y fue una actividad que les proporcionó muchas satisfacciones y alegrías a la vez que una gran experiencia en el mundo canino. Su experiencia con los perros y todo lo que les rodea ha resultado clave para poder impulsar su proyecto de residencia canina.

¿Qué es lo que más os apasiona en la Residencia Canina La Aldea al ofrecer un lugar confortable para cuidar perros de todos los tamaños?

A mí me gustan todos los perros, pero lo que más me emociona son aquellos que vienen con mucho miedo, desconfiados, temblando, que nunca han salido de casa y, si los días de estancia lo permiten, poquito a poco van perdiendo su miedo y en un par de días o tres a lo sumo, los tengo comiendo de mi mano. Cualquier chuche o una salchicha y son super cariñosos y agradecidos, el grande y el chico porque el tamaño no importa.

¿Tenéis alguna consideración especial respecto a la entrada de algunas razas en vuestras instalaciones? De ser así, ¿cuáles y porqué?

Pues sí, tenemos en consideración las razas peligrosas, las PPP cómo se les llama, y te explico el porqué. Normalmente, estas razas son perros buenos como los demás, con la particularidad de que tienen una gran potencia en cuanto a fuerza y una mandíbula capaz de triturar cualquier cosa, quiero decir con esto que si es un perro equilibrado, no hay ningún problema con él. Esto se consigue cuando el dueño también es equilibrado, porque el perro no nace agresivo, se hace agresivo.

Por este motivo, cuando a nosotros nos llega un PPP le decimos al dueño que lo traiga y entonces lo vemos y lo paseamos por nuestras instalaciones a ver cómo se comporta al ver a otros perros y enseguida te das cuenta de cómo es ese perro. Y ahí decidimos si se queda o si lamentablemente se tiene que volver con su dueño porque no lo admitimos. No podemos alterar la tranquilidad del resto de los animales por uno que venga a buscar la gresca. Esta es nuestra manera de actuar en lo que se refiere a la admisión de algunas razas.

¿Cómo garantizáis la seguridad del canino que se hospeda en vuestra residencia?

La seguridad está garantizada en lo que se refiere a que ningún perro se pueda escapar, puesto que tenemos puertas de salida cerrada con pestillos, candados, enrejados y sus propios caniles tienen también puertas con pestillos. El acceso de los perros, de tamaño grande y pequeño, está totalmente separado por dos zonas independientes, incluso sus zonas de recreo también son diferentes. Disponemos también de cámaras de vigilancia 24 horas.

¿Qué preparación previa debe tomar en cuenta vuestro cliente para hospedar a su perro dentro de la Residencia Canina La Aldea?

La preparación que debe seguir cualquier persona que quiera traer a su mascota a pasar unos días con nosotros es: vacunación de la rabia, vacuna polivalente, vacuna de tos de la perrera (vacunas anuales), desparasitación interna y pipeta o collar antiparasitario. Todo ello 15 días antes de la llegada a la residencia.

Un lugar de descanso y esparcimiento para nuestros mejores amigos

En la Residencia Canina La Aldea, el proyecto fundado y regentado por Catalina Tonda, nuestros amigos de cuatro patas aguardan nuestro regreso mientras estamos de viaje. Catalina ha diseñado un espacio seguro y confortable, con las separaciones adecuadas según el tamaño de los perros y procurando siempre un bienestar óptimo para todos los huéspedes. En esta Residencia Canina, los perros son cuidados atendiendo sus necesidades, desde las más básicas hasta las menos perentorias, para que no solo permanezcan sanos y atendidos si no también entretenidos y felices.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 13 noviembre 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.