En las entrañas del sonido: el estudio de grabación

Publicado el 16 septiembre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

David Correoso, de 33 años, llegó al mundo del sonido tras un “descubrimiento” musical. A los 17 años quiso grabar una maqueta con su grupo de música, pero aquel proyecto naufragó por falta de medios y conocimientos. Esto le hizo darse cuenta de lo complejo y mágico que era el mundo del sonido. Comenzó a hacer sus primeros pinitos en una mesa de sonido del padre de un amigo y desde entonces no ha dejado de aprender y especializarse.

Estudió un Ciclo superior de sonido que le procuró los conocimientos básicos, pero para especializarse cursó un postgrado en Sistemas de Audio y Sonorización en la Universidad de Valencia. David considera que, como en otras profesiones, el verdadero aprendizaje proviene de la práctica junto con otros profesionales y de confrontar distintas situaciones, investigar y profundizar en el manejo de equipos y programas, siempre con la intención de perfeccionarse.

A día de hoy, ya lleva 7 años como técnico de sonido en su propio estudio, trabajando como autónomo, aunque en ocasiones, si el proyecto lo requiere, colabora con otros profesionales como músicos, cantantes, locutores, técnicos de imagen o agencias de publicidad, entre otros profesionales del sonido.

¿Cuál es la historia de Borumballa Estudios? ¿Qué experiencia ha acumulado en sus años de trabajo?

Borumballa Estudios nace del esfuerzo y las ganas de enfocar de manera profesional la gran pasión que siento por la música. El proyecto lo empezamos un compañero y yo con la intención de conocer y trabajar para el panorama musical alicantino.

Comenzamos haciendo un concurso para grupos de música en acústico con bastante aceptación. De esta manera promocionábamos tanto Borumballa como los grupos mismos. El premio que ofrecíamos consistía en 5 sesiones de grabación en el estudio.

Con el tiempo, he aprendido a no cerrarme caminos y explorar cualquier ámbito del audio profesional. Cuando empecé pensaba en dedicarme exclusivamente a grabaciones de grupos de música, que es lo que más me atraía. Afortunadamente no ha sido así y con el tiempo he ido adquiriendo un amplio abanico de posibilidades relacionadas con el mundo del audio que de inicio no contemplaba y en la que he ido también especializándome, como en la grabación de audio-libros, e-learnings y cursos de idiomas, doblajes y cuñas de publicidad, grabación de poemas… El mundo de la locución por ejemplo, es algo que nunca me planteé, apareció sin buscarlo y me encanta.

¿Qué micrófono preferís para realizar las grabaciones y por qué?

Es difícil decir qué micrófono prefiero para una grabación. Cada micrófono tiene unas características propias que lo hacen adecuado para unas grabaciones pero no para otras, incluso depende del músico que vaya a realizar la grabación. Por ejemplo para grabar voces suelo utilizar el Neumann TLM 103 o el Akg c414 XLII dependiendo del timbre de la voz. Para guitarras acústicas utilizo normalmente Telefunken M60. Hay micrófonos diferentes para cada situación y realmente hay muchísimos modelos y marcas, cada cual con características y aplicaciones diferentes y únicas.

¿Qué servicios ofrecéis con vuestro Equipo Móvil? ¿Qué trabajos habéis realizado con él hasta el momento?

El servicio de grabación con el equipo móvil consiste básicamente en grabaciones fuera del estudio, ya sean trabajos en el ámbito audiovisual como pertiguista, que consiste en la captación de sonido directo en una producción audiovisual con un micro hipercardioide; o micrófonos de solapa, dependiendo de las circunstancias, la pértiga y una grabadora portátil.

Con este equipo, he realizado desde cortometrajes hasta entrevistas para vídeos corporativos o publicidad.

También dispongo de un servicio más amplio, en el que en determinadas circunstancias y cuando por motivos logísticos atiendo a aquellas personas que pretende ser grabadas y no pueden desplazarse al estudio, como teatros, coros o bandas. En estas circunstancias, prácticamente desplazo mi estudio al lugar que se requiera, como auditorios, teatros o espacios que disponen de unas características acústicas óptimas para una grabación profesional, y desde aquí realizo las grabaciones.

Este servicio me ha proporcionado una gran movilidad por todo el territorio estatal, conociendo y aprendiendo a nivel musical de las particularidades de cada lugar.

¿Cómo se realiza la grabación de un álbum? ¿En cuánto tiempo se realiza? ¿Qué puede costar?

La grabación de un álbum consta de varias etapas y es difícil determinar tanto el tiempo como el coste del mismo.

En un caso hipotético ideal, el primer paso sería la preproducción. En este paso se hace una toma de contacto con el cliente y el tipo de producción que desea.

Por ejemplo, en el caso de un grupo de música se pondrían en común los temas a grabar y, por mi parte, le ofrecería asesoramiento si hiciera falta, en términos de arreglos o ideas para mejorar las canciones. A continuación, se concretarían las fechas de grabación y se podrían grabar unas demos o guías para facilitar el trabajo posterior.

Después, llevaríamos a cabo la grabación en sí. En este proceso se graban normalmente los instrumentos por separado, aunque en ocasiones se graba en directo todos juntos. Este proceso puede durar desde un día o dos a varias semanas, dependiendo del tipo de producción, el número de instrumentos o los temas que se quieran grabar.

Una vez terminado este paso se pasa a la mezcla. En este proceso se pretende conseguir que todo suene vivo, balanceado y equilibrado. Se trata de que todos los instrumentos tengan su espacio dentro de un todo que es la canción. El tiempo en realizar este proceso varía mucho dependiendo del tipo de canción, de las pistas grabadas, de la experiencia o de lo creativo que se quiera ser.

Una vez terminadas las mezclas pasamos al último paso, la masterización. En esta parte, mediante varios procesos que pueden ser de vía hardware o vía software, se pretende optimizar y homogeneizar la mezcla para ser reproducida en cualquier dispositivo manteniendo siempre la mejor calidad posible.

Este proceso puede tardar alrededor de una semana, dependiendo de los temas que conformen el álbum.

El precio de la producción, de la misma manera que el tiempo en su realización y como acabo de explicar, depende de múltiples factores, dependiendo de tiempo, exigencias y presupuesto que se pretenda invertir, como podréis imaginar.

Un “arquitecto” del sonido para diseñar la grabación perfecta

David Correoso diseña las grabaciones que le solicitan sus clientes, desde el audio de una entrevista fuera de su estudio, la grabación de la actuación de un coro o el sonido de un vídeo hasta los pormenores más detallados de un ambicioso álbum musical. En su estudio Borumballa, David lleva de la mano al cliente por los vericuetos del apasionante mundo del sonido que desde la adolescencia ha ido transitando sin dejar nunca de aprender y perfeccionarse.

Encuentra más información sobre Borumballa en su web oficial.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 16 septiembre 2019 por Marta Sánchez
Publicado en: Tiempo Libre y Aficiones
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.