Energía limpia para tu hogar

Publicado el 11 junio 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Álvaro Ruiz Gómez, experto en calderas de biomasa en Toledo, donde nació y reside, es ingeniero técnico industrial y también se ha formado como ingeniero de soldadura (IIS y IES) e inspector de construcciones soldadas para completar su perfil técnico. Además, ha realizado un MBA del Ministerio de Exteriores sobre comercio exterior. 

Paralelamente, ha ido adquiriendo experiencia y formación en diversos aspectos técnicos más específicos como el diseño y cálculo de maquinaria y cuadros eléctricos-electrónicos-programación relacionados con tolvas, cintas, sinfines, control de maquinaria y sus combinaciones, maquinaria neumática y oleohidráulica, así como la instalación y fabricación de sus componentes. 

Asimismo, Álvaro se ha especializado en la programación y manejo de maquinaria bajo control CNC de mecanizado, corte, plegado y curvado.  Por último, cabe destacar la experiencia adquirida en el mundo de la biomasa, no sólo al trabajar para empresas de calderería diseñando sus equipos, sino en el desarrollo de productos propios, como los quemadores de biomasa, los economizadores para chimeneas, las estufas de pellet estancas, estufas-incineradoras de biomasa, elementos para el almacenamiento y transporte de la biomasa e instalaciones necesarias como pueden ser los depósitos de inercia.

Todo ello le  aporta un cúmulo de conocimiento y experiencia que, aplicado al mundo de la biomasa, es muy profundo y útil a la hora de ofrecer una primera asesoría de los equipos necesarios en una instalación de biomasa. La empresa RRR fue fundada por Rafael Ruiz Rodríguez hace más de 40 años como taller de reparación de maquinaria agrícola e industrial.  Fue adquiriendo maquinaria de taller y progresando en el diseño de nueva maquinaria a medida de cada cliente. 

Todo ello ha generado una amplia experiencia en una gran gama de productos, lo que les permite ofrecer una mejor solución para cada problema que tienen sus clientes. En un principio se trabajaba bastante el tema del almacenamiento y transporte de productos a granel como es el caso de almazaras, bodegas, almacenes de grano y logísticas, fábricas de productos variados, etc. 

Para ello se usaban mecanismos como tolvas, cintas y sinfines, que son los productos típicos para el almacenamiento de la biomasa. Posteriormente, se comenzó a trabajar con fabricantes de calderas de gran tamaño, de donde se obtuvo la experiencia para el trabajo con equipos a presión e instalaciones relacionadas con las calderas, así como su fabricación. Por último, comenzaron con la fabricación de sus propios productos, centrados en el quemador de biomasa y su adaptación a la caldera de gasoil. 

Este paso es considerado como un plazo intermedio hacia el uso de esta energía sostenible como es la biomasa y manteniendo en la medida de lo posible la máxima eficiencia energética. Tras el quemador, siguen desarrollando los economizadores de chimenea y las estufas-incineradoras. 

RRR es una empresa que ha apostado siempre por el capital humano, considerándolo como uno de sus activos más importantes. Se centran en la formación continua de sus equipos para poder estar al día de las mejoras del mercado y poder ofrecer lo mejor a todos sus clientes. La empresa RRR tiene varias áreas de trabajo: mecanizados, calderería, fabricación, instalaciones, montajes, etc., y una de ellas es la biomasa y sus instalaciones. 

Dentro del esquema de la empresa, Álvaro Ruiz está especializado en el apartado de la biomasa, una energía sostenible y eficiente, ámbito en el que obtuvo una amplia experiencia tanto en el trabajo de calderas para biomasa industriales, como en los quemadores de pellet, estufas de pellet y estufas-incineradoras de biomasa. Siempre buscan que estos productos y sus instalaciones cuenten con la mejor eficiencia energética al usar esta energía sostenible. 

La experiencia de Álvaro con la biomasa empezó prácticamente en sus inicios en la empresa, dado que se reparaban y mejoraban las calderas de las almazaras, las cuales funcionaban con huesos de aceituna. Las mejoras habituales eran en los sinfines de alimentación y en los recuperadores de calor en las chimeneas. 

A partir de ahí, la evolución llegó hasta desarrollar productos propios siempre con la idea de aprovechar esta energía sostenible con la máxima eficiencia energética. De hecho, RRR se especializó en este mundo de la biomasa en varios tipos de productos: el quemador de biomasa, la estufa-incineradora, los recuperadores de calor y en los equipos relacionados con el almacenaje y transporte de la biomasa. 

La estufa de pellet y la caldera de biomasa es un mercado que trabajan, pero del que no son fabricantes dado que se trabaja a escala y su competencia, relación calidad-precio es difícil y requiere de grandes inversiones. El quemador de biomasa es un equipo que se suele usar cuando ya hay una caldera. Es una instalación ya hecha. Este sistema les permite aprovechar gran parte de la instalación de la caldera de gas o gasoil existente.

 El ahorro de montar este equipo es bastante considerable en cuanto a instalación. Por poner un número aproximado, a la instalación le pueden ahorrar el 70 % con respecto a una caldera de pellet de igual potencia. No se incluye en la parte del ahorro el coste del depósito de inercia y su bomba, pues en una caldera de biomasa normal también hay que ponerlo y en muchas ocasiones se obvia instalarlo, pero el ahorro de tuberías, instalación de humos, colectores y otras instalaciones en función de la complejidad del sistema, es muy considerable. 

Además, nos explica Álvaro que, con su instalación, siguen en la línea del uso de una energía sostenible así como generan una eficiencia energética y económica. La estufa-incineradora es otro de los productos que fabrican y en los que están especializados. Esta no es una estufa de pellet normal, aunque se puede usar pellet, hueso de aceituna, restos de palets, despuntes de carpinterías, cartones sin opción a reciclar o cualquiera de estas energías sostenibles. 

Está pensada para el uso en superficies de entorno a los 300 metros cuadrados. Su eficiencia energética depende mucho de la biomasa usada, por tanto, su eficiencia energética esta limitada a los subproductos ligados a ésta. Es decir, en estos modelos de estufa podemos usar pellet, que es un producto homogéneo y limpio, pero se pueden usar restos de ramas, troncos, embalajes de madera, recortes de carpintería, etc, donde el rendimiento varía.

Otro punto que aporta a RRR bastante valor a la hora de usar este tipo de energía sostenible es su gran experiencia en el aspecto del almacenamiento y la distribución de la biomasa, pues, en función de las necesidades del cliente, puede ser necesaria una tolva, sinfines, cintas o combinaciones de estos equipos.

Este aspecto no es muy importante para estufas de pellet pequeñas, pero para calderas en las cuales se debe tener almacenada una cantidad mínima en función de la potencia de la caldera y consumos habituales, sí es un aspecto determinante y puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de una instalación.

Álvaro, ¿qué te motivó a hacer este trabajo?

En ocasiones, una empresa no escoge su camino, sino que son tus clientes los que te empujan. El hecho fue que, gracias a nuestra experiencia en la fabricación de tolvas, sinfines y cintas para biomasa, comenzamos a diseñar y fabricar estos equipos para fabricantes de calderas de gran tamaño. A partir de ahí, observamos que a los fabricantes de calderas no les interesaba fabricar cierto tipo de elementos, y por ello vimos nicho de mercado. 

Tras un largo desarrollo de ingeniería y estudio de mercado, observamos que las calderas de biomasa aunque tenían una gran eficiencia energética, económicamente no eran muy viables, pues el precio era un poco alto para un país que tiene 3 o 4 meses de invierno, incluso menos en ocasiones. Entonces, desarrollamos los quemadores de biomasa que están basados en un principio similar al de la estufa de pellet y acoplarlo a una caldera de gasoil normal.

Este paquete es mucho más económico si se quiere completo y si el cliente tiene la caldera y la instalación hecha, aún más. Una vez terminado el proyecto, el Ministerio de Exteriores nos incluyó en un plan de exportaciones para vender el proyecto fuera de España al comprobar la calidad del producto y su eficiencia energética al usar esta energía sostenible.

 En RRR proveen soluciones en calderas de biomasa, ¿cómo ha evolucionado vuestra empresa desde su fundación hace más de 40 años? ¿Son seguras estas opciones para una vivienda familiar?

En los años 70 y 80, las calderas de biomasa se usaban a nivel industrial y, sobre todo, en las almazaras. RRR comenzó trabajando con ellas y reparando las mismas.

Posteriormente y de manera progresiva, se fue trabajando para diferentes fabricantes de calderas industriales haciendo trabajos subcontratados de partes o subconjuntos. De ahí hasta la evolución de fabricar nosotros mismos los equipos hasta hoy día donde nuestra oferta se da en una combinación de quemador de biomasa + caldera de gasoil.

Esta es la opción más óptima en relación calidad precio, dado que conseguimos una caldera de biomasa, usando una energía sostenible con una gran eficiencia energética a un precio razonable. Para una vivienda familiar, estas opciones son seguras y completamente factibles, además de tener una normativa bastante ajustada en cuanto a seguridad.

El problema suele surgir a la hora de escoger el modelo de caldera, bien sea el nuestro o el de cualquier otro fabricante. Pues en ocasiones se suelen instalar calderas de muy baja potencia (de 8 a 12 Kw en lugar de los 35 a 50 Kw que suele ser lo habitual) por el precio, y de ahí que surjan problemas de insuficiencias de temperatura los días que hay una mayor exigencia de calor.

Otro problema que suele existir es que no se monten los equipos auxiliares necesarios incluidos en el reglamento, como son los tanques de inercia o los generadores de ACS instantáneos.

Estos equipos tienen una gran importancia en lo que a eficiencia energética se refiere, dado que recogen toda la inercia de la caldera al apagarse y nos mantienen el sistema caliente durante un periodo de tiempo. El ahorro de instalarlo viene a ser de entre un 15% a un 20 % según la instalación.

Por tanto, a nivel particular la caldera de biomasa es perfectamente factible pero siempre que se haga una instalación completa y no se escatime en equipos que posteriormente nos rentabilizarán la instalación.

¿Qué sistema de calderas de biomasa recomendáis para un piso? ¿contáis con certificaciones para hacer la instalación? ¿Cuáles son?

Actualmente, en un piso particular no se puede poner caldera de biomasa ni estufa de pellet ni nada parecido al uso de esta energía sostenible como es la biomasa.

La razón es que, por normativa la salida de humos, la chimenea, tiene que ir hasta la cubierta. Por tanto suele ser difícil, caro y problemático por los vecinos el pasar la chimenea de una caldera o estufa de pellet hasta el tejado.

Por todo ello, esta energía sostenible y con gran eficiencia queda disponible para viviendas unifamiliares o comunidades de vecinos con calefacción central.

Para las instalaciones, hay que tener el carnet de instalador, obligación que cumplimos, además de tener experiencia con los diferentes equipos que exige el reglamento, cuestión que desde nuestro departamento técnico se cumple.

¿Cuánto dinero se puede ahorrar con la instalación de vuestras soluciones en biomasa? ¿Cómo se puede pedir asesoramiento acerca de calderas de biomasa?

Para montar una instalación con esta energía sostenible como es la biomasa y obtener una buena eficiencia energética hay que tener en cuenta los elementos existentes.

Si es obra nueva con todo por definir, lo más apropiado suele ser suelo radiante con caldera de biomasa, tanque de inercia con generador de ACS y placas solares de apoyo. Además, en la chimenea se puede poner un recuperador de energía para precalentar los retornos y aumentar el ahorro.

Si no hay instalación hecha para el agua caliente y se desean simplemente calentar las habitaciones, lo mejor es una estufa de pellet, con la potencia adecuada al número de metros cúbicos que tenga la habitación o zona a calentar.

Si hay instalación existente y la caldera de gasoil es válida, se puede aprovechar y montar un quemador de pellet, bien sea de RRR o del fabricante que escoja el cliente, más el tanque de inercia y revisar la chimenea por si faltara altura.

Una vez vistas las posibles opciones en función de las necesidades, cada cliente se puede asesorar desde nuestra empresa contactando a través de:

– Nuestro correo (info@rafaelrr.es).

– Por teléfono en el número 925 76 12 76.

– O visitando nuestra pag web www.rafaelrr.es

Puede solicitar la información para aportar la mejor solución a cada caso.

Ahora bien, el ahorro con nuestro sistema de instalación es bastante grande, el abanico puede variar entre el 50% y el 80 %, comparado e igualando las potencias de las calderas. Puede parecer exagerado, pero no lo es, si ponemos números se ve perfectamente. Una caldera de biomasa con una potencia de unos 35-50 Kw de una calidad aceptable, y con rendimiento óptimo superior al 85% no cuesta menos de 6500 – 8500 € + instalación. 

Sin embargo, el paquete que ofrecemos completo compuesto de caldera + quemador ronda los 4000 – 4500 € + instalación. Pero es aún más barato cuando el cliente tiene la instalación hecha y sólo hay que sustituir el quemador de gasoil por el de biomasa, ya que entonces ronda los 2000 €.

En los precios no están incluidos los impuestos. La razón de esta diferencia es sencilla: la caldera es potente y de calidad, pero es de larga tirada, por tanto su coste es muy reducido. Y el quemador tiene una buena relación calidad precio al estar fabricado en acero inoxidable y con doble cámara de refrigeración.

Por último, tenemos que señalar que al utilizar esta energía sostenible ayudamos al medio ambiente y a nuestro bolsillo, dado que el precio de estos combustibles (bien sea pellet, hueso de aceituna, cáscaras, etc.) es mucho más reducido. Además, el ahorro ronda el 50% y superior con respecto a los combustibles fósiles.

Por todo ello, el cambio hacia la biomasa, energía sostenible, repercute positivamente en nuestra economía con un ahorro considerable en cuanto a su uso. Pero lo que también es cierto es que para instalar estos equipos hay que contar con una asesoría profesional y con experiencia para no tener problemas después. Por ello, desde RRR nos presentamos como una opción más que adecuada, sin menoscabo de otros profesionales del mercado.

Sostenibilidad y bienestar gracias a instalaciones de calidad

RRR es una empresa que ha sabido renovarse siguiendo la senda de la demanda que el mercado y sus clientes les mostraron. Así nos lo ha explicado Álvaro Ruiz Gómez, experto en biomasa que nos ha detallado en profundidad lo interesante de este tipo de energía, las numerosas ventajas que tiene tanto por lo interesante de sus costes como por lo que supone a nivel ecológico y de cambio de patrones de consumo, virando hacia unos hábitos y modelos energéticos mucho más sostenibles y que suponen una mejora del medio ambiente a largo plazo.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 11 junio 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.