Fitness para entender tu cuerpo y vivir mejor

Publicado el 18 marzo 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Luis, especialista en fitness en Gijón, nació hace 44 años en Avilés. Lleva haciendo deporte toda su vida, desde que era un crío remilgado y «palitroncho» (muy alto y delgadito) jugando al baloncesto. Con relación al mundo del gimnasio, empezó a los 17 años. Comenzó muy jovencito a trabajar como monitor en un gimnasio cercano a Avilés. Le apasionaba el culturismo y el fitness, pero sobre todo enseñar a los demás.

Con 21 años se mudó a Madrid, donde estudió y logró todos los cursos y titulaciones posibles, además de seguir trabajando en un gimnasio de los de toda la vida, ya que, según Luis, la mejor enseñanza es una buena práctica, porque sin ella, no habrá conocimiento (combinado, eso sí, con un buen estudio).

Con 28 años le contrataron en una cadena de suplementación deportiva muy reconocida en España (SANTONJA FITNESS POINT), colocándole en una tienda de dicha cadena en Alcalá de Henares, y dejó de lado el gimnasio de forma profesional, pero siguió con su formación dentro del campo del entrenamiento, la nutrición, etc. En ratos libres, aparte de entrenar, daba clase a sus alumnos como entrenador personal.

Con 29 convenció a la empresa de abrir una tienda en Gijón. La regentó durante años y se hizo un nombre en los foros de internet, logrando ser una de las primeras tiendas online en España de suplementación deportiva. Fue entonces que, gracias a todo el trabajo llevado a cabo, posicionó la tienda de Gijón en un buen puesto entre todas las tiendas de la cadena que había en España.

La cadena pasaba por un bache, y antes de que la tienda se hundiese, optó por coger la franquicia… fueron buenos años, con muchos buenos recuerdos, buenos amigos entre los clientes, buenas experiencias (y algunas malas entre empleados que robaban, se aprovechaban de la amistad, etc.), y tras 14 años en aquella «tiendina», optó por cerrar antes de que la misma tienda le hundiese, ya que las ventas caían debido a la gran competencia en Internet.

Se convirtió en uno de los primeros entrenadores online de España y alternaba el trabajo en la tienda online con clases presenciales. En otoño de 2017 cerró la tienda y se centró en sus alumnos. A día de hoy tiene todo centralizado en el centro NB, un gimnasio a puertas cerradas llevado por los maravillosos Berni y Nerea, los cuales le abrieron sus puertas para poder entrenar a todos sus alumnos, chicos y chicas, y de todas las edades y con tan diferentes objetivos cada uno de ellos.

Su mayor especialización es la enseñanza. Enseñar a entrenar a todos los alumnos, a cuidarse, a tratar sus cuerpos como deben tratarlo (con mimo, pero a base de entrenamientos y una buena/correcta alimentación). Tiene varios tipos de alumnos, cada cual con un objetivo u otro. Por lo general, la mayor parte de ellos optan por un trabajo para mejorar sus físicos, que a su vez (y acompañado del pilar más importante: una correcta alimentación)  les ayudará también a mejorar su salud y a vivir mejor.

Tiene alumnos de todas las edades, desde los 14 años, que es la más joven por ahora, hasta los 72 años de su alumno más veterano. La media suele estar entre los 20 y los 50 años, aunque por sus manos han pasado y seguirán pasando personas de todas las edades.

Luis, ¿qué fue lo que te motivó a ofrecer entrenamientos personales presenciales? ¿Qué es lo que más te apasiona de ofrecer esta clase de asesoramientos?

Mi pasión por el Culturismo y el Fitness fue lo que me inició en el «mundillo» al que pertenezco ahora. Pero mi mayor motivación para dedicarme a lo que ejerzo fue, sobre todo, la casi nula ayuda que recibí yo en mis comienzos.

Darme cuenta de la mucha gente que allá por 1993 había visitando los gimnasios, y que los monitores de por aquel entonces se dedicaban más a «relacionarse» y «socializar» con las muchachas, o a pasar el rato con los «colegas», me hizo ver que yo no quería ver estos casos en los «gym», por lo que me prometí que, si pudiese, me esforzaría por estudiar lo que hiciese falta y trabajar todo cuanto fuese necesario para poder ayudar a todo el mundo que se prestase a ello.

¡¡Y lo conseguí!! La verdad, me siento un privilegiado, me siento con mucha suerte por haber trabajado en todo lo que me gustaba, y alardear de no haber tenido muchos trabajos y de no haber pasado nunca por las oficinas del paro.

A día de hoy tengo mi propia empresa o negocio, y por ahora soy muy feliz. Mañana, Dios dirá, porque nunca se sabe, y es por ello que vivo el momento y disfruto de ello.

Me apasiona ver cambios en las personas… tropezar con alguien con sobrepeso y en un tiempo darle un cambio de imagen y salud, para mí es un gran premio.

Me apasiona ver cómo mucha gente ha pasado por mis manos y, a día de hoy, no tenerlos (la gente va y viene) pero sabiendo que siguen cuidándose, haciendo las cosas bien, e incluso recordándome (muchos son los que en algún momento me han enviado un mensaje o un email para saludarme y decirme lo mucho que se acuerdan de mis enseñanzas, y de la «caña» que les metía por aquel entonces).

Esto que comento aquí arriba sería lo que más me apasiona de ofrecer mis servicios. Y lo que me motivó a ello, podría decirse que también: el simple hecho de ayudar, y ver cómo todos van logrando cambios en sus cuerpos, en sus vidas, en su estima, en su salud (recalco mucho este punto por ser el más importante), es más que suficiente para sentirme motivado a seguir en ello.

¿Qué parte de tu equipo de trabajo es esencial para garantizar el mejor entrenamiento personal? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

Al llevar dos servicios (online y presencial), mi herramienta de mayor valor vendría siendo mi portátil e internet. Sin ello no podría trabajar vía online, además de poder darme a conocer por internet tanto para gente online como el que quiera de forma presencial.

Nos guste o no, la red es el segundo hogar para muchos, ya sea como forma de buscar las cosas (Google u otros buscadores), ya sea para relacionarse en redes sociales (Facebook e Instagram son, en mi opinión, los sitios que más visita la gente).

Por supuesto, si no fuese por el gimnasio donde voy ahora, no podría dar mis clases, así que podríamos decir que es otra gran e imprescindible herramienta de trabajo que no puede faltarme.

Como entrenador personal, ¿qué valores y técnicas les enseñas a tus clientes a la hora de entrenar para mejorar el desempeño físico y mental?

  • Saber controlar todo movimiento en cualquier ejercicio.
  • Saber tener total control en las cargas de peso, haciendo por controlarlas y que no sean éstas las que controlen a mis alumnos porque ahí, nos guste o no, nos expondríamos a la lesión, y a obtener peores resultados.
  • Saber cómo organizarse a la hora de entrenar, porque un buen plan de entrenamiento con su buena organización, es imprescindible para lograr un buen resultado, a base de buen trabajo. 
  • Saber tener un total control sobre uno mismo. Muchas veces podemos caer en un bajón anímico, algo habitual en muchos (por no decir todos) en algún momento de la vida.

El ejercicio nos puede ayudar mucho, pero a veces puede verse corrompido por ese «bajón» causado por el estrés, por problemas personales, por no ver un resultado en sus cuerpos (con su consiguiente frustración), etc… en esto es muy importante el ánimo y la motivación, y el empujar a esos alumnos que «decaen» para que sigan hacia delante, nunca hacia atrás. Y si se cae una vez, lo mejor es detenerse por un momento, pensar y valorar, para acto seguido poder seguir caminando hacia delante con más fuerza y ánimo.

Podría extenderme mucho más, ya que son muchos los puntos que tengo en mi «cabecita» y que procuro llevarlos todos ellos conmigo en mis «enseñanzas» para todos los que están en mis manos.

Según tu experiencia, ¿es necesario tener una condición física mínima para poder llevar a cabo un régimen de entrenamiento personal? Además, ¿cuánto tiempo debe invertir un principiante para ver resultados?

No es necesario tener una base  para poder llevar a cabo un entrenamiento. Para los iniciados (principiantes), está claro que no vamos a cargarles las barras con kilos y kilos, ni a meterles sesiones extenuantes de aeróbicos. Como tampoco vamos a poner un mismo entrenamiento determinado a un joven de 20 años atlético que a una persona con 60 años, pasada de kilos, y con muy poca base en lo físico.

Cada persona es un mundo, es por ello que debe estudiarse cada caso, y a cada uno hay que ofrecerle un tipo u otro de entrenamiento.

En este punto, el Entrenador Personal (EP) debe ajustarse o amoldarse al alumno, no el alumno al entrenador. El alumno tan solo deberá dejarse guiar por el EP. Y un buen EP deberá saber cómo manejar el asunto, llevando al alumno por el buen camino, ya que al fin y al cabo, su cuerpo y su salud estará en nuestras manos (en las del EP).

En cuanto al tiempo que debe invertir un principiante para ver resultados… obviamente no deberá estar horas y horas, porque es ilógico del todo. Y que conste que es la idea de muchos que se inician en el «mundillo», pero, por supuesto, lo hacen de forma errónea. Los principiantes se fijan en los más veteranos, en aquellos que con más años a sus espaldas han logrado unos cuerpos esculturales y una resistencia a los entrenamientos muy altos. Esos principiantes se piensan que si entrenan como los veteranos, podrán lograr mismos cuerpos y misma resistencia, fuerza, etc. Craso error por lo comentado en este mismo punto.

También es cierto que, aún habiendo tanta información en cualquier medio (Internet sobre todo), hay muchos principiantes que se creen que por hacer más lograrán mayores resultados, cuando la realidad es que solo se sobre-entrenarán, se quemarán, se agotarán, y además, se expondrán a la lesión tal y como comenté más arriba.

De hacerlo tal cual, lo sobre-entrenaríamos por no estar preparado ni acondicionado, además de exponerlo seriamente a la lesión.

Como siempre digo a mis alumnos (y no me cansaré de decirlo): las cosas de palacio van despacio, así que con paciencia, con constancia, con perseverancia y con cierta disciplina, vayamos trabajando poco a poco para ir logrando una buena base para poder entrenar más fuerte y con más intensidad, con vistas a lograr un resultado determinado.

Tu salud en su mejor estado gracias al Fitness y al conocimiento

Luis lleva cerca de treinta años dedicados al Fitness y toda la vida ha sido un deportista nato. Su pasión es enseñar a sus alumnos a que se conozcan mejor y a que apliquen ese conocimiento para mejorar su salud de manera definitiva, no ocasional. Mediante esta mejora de los hábitos, los entrenamientos y la salud, la imagen y la estética irá detrás y también mejorará. Además, su experiencia como vendedor de productos para culturismo y fitness le permite asesorar nutricionalmente a sus alumnos, gracias también a la permanente formación y estudio que Luis ha cultivado durante su vida profesional.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 18 marzo 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.