Bodas del papel en imágenes

Publicado el 16 julio 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Deborah Brocal es amante empedernida de la naturaleza, el cine y los viajes. Estudió diseño de interiores pero acabó escogiendo la fotografía como medio de vida y convirtiendo su mayor afición en su medio de trabajo. Nos comenta que tomar esta decisión hizo que se reinventara y puso mucho empeño en formarse cada día para ser mejor. Así nació “Bodas de papel”, su estudio.

Deborah nos cuenta que desde 2011 hasta 2015 trabajaba sola como freelance y bajo su propio nombre pero decidió incorporar el servicio de videografía de boda y crear una marca más potente. Así nació Bodas de Papel, que además tiene mucho significado, ya que es el nombre que se le da al primer aniversario de casados. Bodas de Papel es una empresa dedicada a la fotografía y al vídeo documental de bodas. Y mientras Deborah se encarga de la producción fotográfica, su marido, Javier Ibáñez, es videógrafo. Un tándem creativo que se entiende en los reportajes de boda pero que también cuentan con una segunda marca paralela y dedicada a la fotografía infantil, Papelicos Kids.

¿Cómo nace el nombre Bodas de papel? ¿Cómo trasladan la técnica del fotoperiodismo y el documentalismo a los reportajes de bodas?

Bodas de papel nace de la necesidad de crear una marca potente, fácil de recordar y que hablara sobre nosotros y sobre lo que hacemos. Bodas de papel es el nombre que se le da al primer aniversario de casados. Para nosotros ese primer año es muy importante, porque después de la boda solemos seguir en contacto para entregar un trabajo final óptimo. Nuestro branding está inspirado en la cultura japonesa y el origami. La clave para realizar fotografía y vídeo documental de boda, es conocer a la pareja previamente. Solemos hacer unas entrevistas personales, muy distendidas y en las que nos suelen contar cómo se conocieron, de dónde vienen, cómo es su familia, porque se casan en ese lugar… Cuántos más detalles nos den, el resultado final será más auténtico y se verán totalmente reflejados en las fotografías y el vídeo. Nos gusta contar historias reales.

Novios festejando.
El nombre Bodas de papel surge de la necesidad de crear una marca potente, fácil de recordar y que hablara quienes componen el estudio.

¿Qué tipo de cámara preferís utilizar para fotografiar una pre-boda y por qué?

Principalmente utilizo una cámara reflex pero siempre cámaras profesionales, con las que podamos trabajar en condiciones de poca luz. Para eso también usamos lentes luminosas, e intentamos trabajar con la luz natural, raras veces usamos el flash salvo en interiores que lo requieren.

Pareja al aire libre.
En el estudio se utilizan equipos reflex, que permitan trabajar en condiciones de baja luminosidad.

En las sesiones infantiles de Happy Winter, ¿el vestuario debe coincidir con el tema de la sesión? ¿Diríais que los niños se sienten más cómodos en una sesión temática?

Normalmente planteamos mini sesiones durante todo el año ya que las sesiones Happy Winter están más ligada a la navidad. Casi siempre es la madre la que decide el vestuario, pero siempre les mandamos varias recomendaciones para que haya una armonía de color en las fotografías. Es importante que los niños se sientan cómodos y que les dejen ir a su aire. A veces forzarlos hace que se pongan a llorar. En esos casos es mejor anular la sesión y probar otro día. Pero por norma general lo solemos pasar muy bien y el resultado final es muy satisfactorio. Ahora, es muy popular realizar una sesión “smash the cake” que es cuando el pequeñín cumple un año. Nosotros preparamos un decorado bonito y traemos un pastel para que el pequeño juegue y se manche. Con un plan así, es imposible que se lo pasen mal y nosotros con ellos.

Niños haciendo silencio.
Generalmente los vestuarios son elegidos por los padres, aunque desde el estudio se suele hacer alguna recomendación.

¿Qué diferencia hay entre un video de boda y un reportaje de boda? ¿Pueden ambas técnicas complementarse entre sí?

En realidad siempre decimos que son dos servicios muy diferentes pero complementarios. La fotografía es algo instantáneo y fácil de compartir. En realidad, congelamos momentos y emociones pero nunca la fotografía podrá expresar como lo hace un vídeo de boda. El video es algo vivo, te lleva a ese momento y en él entra en juego, el sonido, la imagen y la música, algo que puede hacerte llorar y reír y sobretodo llevarte a ese instante. Es lo más fiel a la realidad. No es lo mismo. pero son dos formas de contar una boda y ambas necesarias, pues se complementan a la perfección.

Contando historias reales

Deborah confiesa que llegó a la fotografía de forma muy casual ya que siempre le gustó. Sus amigos siempre le encargaban reportajes para sus días importantes hasta que un día se dio cuenta de que podría hacer lo mismo de manera profesional. Con más de 100 bodas a sus espaldas cuenta que su trabajo fotográfico se basa en la naturalidad del momento y en el saber reflejar en una imagen, mil emociones.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 16 julio 2019 por Marta Sánchez
Publicado en: Eventos, Fotografía, Matrimonios
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.