Entre emociones y flashes

Publicado el 9 junio 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Hay profesiones que llenan e incluso dan satisfacciones personales con el paso del tiempo, pero hay otras que no nos aportan nada o en las que sentimos que conforme pasan los días estamos estancados y desmotivados. Hoy vamos a entrevistar a alguien a quien le ocurrió lo segundo, y tuvo que dar un giro a su vida, de lo cual se siente muy satisfecho.

Se llama Toni Bazán Álvarez, tiene 48 años y es natural de Valladolid pero granadino de adopción. Se considera perfeccionista y meticuloso. Estudió fotografía profesional y capacitación para la docencia en la escuela de arte de Granada, y ha asistido a diferentes talleres y masterclass con grandes fotógrafos de bodas ,como Iñaki Lungaran, Adrián Tomadín o Agustín Regidor, entre otros, además de cursos de especialización de fotografía de bodas con David Copado y Martino Buzzi. La vida te lleva en ocasiones a tomar decisiones sobre tu futuro, tanto es así que no hace demasiado tiempo, sintió que debía tomar la más importante de toda su vida, continuar con un trabajo fijo, que realmente no le aportaba emociones, o dedicarse profesionalmente a la fotografía. Es evidente cuál fue la decisión que tomó. En este sueño le acompaña su esposa Susana, andaluza de nacimiento, castellana de adopción de la cual resalta sus valores: luchadora infatigable, excelente compañera y mejor alumna, y con un ojo fotográfico que nada tiene que envidiar de otros profesionales. Cazadora innata de emociones, es la primera en oprimir el obturador antes que nadie.

Toni, ¿qué tan importante es que el fotógrafo y el cliente conecten? ¿Dirías que los nervios se reflejan en las fotos?

Vital, la conexión es fundamental, es más, me atrevería a decir que ambas partes no pueden coexistir si no se diera. Si no hay buena conexión se hace muy difícil generar y recibir confianza, y si a esto, sumamos que muchas personas no se sienten cómodas delante de una cámara, trabajar sería muy complicado. Si, Totalmente. La cara es el espejo del alma y esto se cumple textualmente en esta disciplina. Los nervios forman parte de las emociones, para bien o para mal. En lo personal tengo mis propias técnicas para relajar a los protagonistas, otro día te las enumero, pero son todas muy positivas te lo aseguro. En el fondo somos también un poco “psicólogos”.

Recién casados en un campo.
La conexión fotógrafo y cliente es fundamental para conseguir buenas fotos. Toni tiene sus propias técnicas para relajar a los protagonistas.

¿Qué marca de cámara prefieres utilizar para hacer fotografías de bodas y por qué?

Comencé con Nikon y continúo con ella. Conozco la marca y sé como sacarle el máximo partido a mi cámara. Es más una cuestión de confianza y seguridad, lo cual es para mi primordial, más que el nombre de la marca. Yo utilizo siempre lentes muy luminosas (1.8 y 2.8) y Speedlight fuera de cámara, lo que me permite un poco más de creatividad.

Novios saliendo de Iglesia.
Toni prefiere cámaras Nikon, que le brindan seguridad y a su vez le permiten un poco más de creatividad en su trabajo.

¿Qué hay tener en cuenta a la hora de realizar un slideshow? ¿Los slideshow se hacen a partir del reportaje de fotos de bodas?

Hay dos cosas que yo tengo en cuenta sobre todas las demás, construir una historia que transmita la esencia de sus protagonistas y la música de fondo que siempre escogen las parejas. Los slideshow, no necesariamente se hacen solo a partir de las fotos de la boda, algunas parejas lo piden también de la preboda, y para otras realizamos un montaje con fotografías de la infancia hasta el momento de la pedida.

Pareja recién casada caminando.
Cuando se realiza un slideshow es importante construir una historia que transmita la esencia de sus protagonistas.

En las sesiones de boudoir, ¿dirías que al hacerlas en blanco y negro se realza la sensualidad en este tipo fotos? Si es así ¿por qué?

Soy un apasionado de las luces y las sombras, creo que de ahí mi obsesión por el blanco y negro.
En lo personal, creo que el monocromo permite al espectador fijarse en lo realmente importante y no perderse en otros aspectos menos importantes como los colores de las prendas íntimas, por ejemplo. No obstante es como todo, cada fotógrafo tenemos nuestra propia forma de ver la fotografía.

Inmortalizando el día de la boda

El día de la boda es uno de los más bonitos para los novios y la familia más cercana, y es por ello que inmortalizar cada momento de ese día es fundamental para ellos. Elegir al fotógrafo adecuado es una tarea que lleva su tiempo si no se conoce la trayectoria de ninguno. Es importante que tenga un buen portfolio y que sobre todo sea especialista en este tipo de eventos. Lo bonito es, una vez que pasa el día de la boda, poder recordar cada gesto, cada instante a través de lo que nos reflejan esas imágenes, que con el paso del tiempo irán adquiriendo un valor mucho más sentimental. Por eso es importante confiar en el profesional al que encomendemos esta tarea, porque solo él será capaz de darnos lo que pedimos.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 9 junio 2019 por Marta Sánchez
Publicado en: Eventos, Fotografía, Matrimonios
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.