Fotografiando bodas

Publicado el 29 mayo 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

A pesar de lo que indican las estadísticas, las personas se siguen casando y siempre con la intención de que sea una unión para toda la vida. Es por ello que la elección del fotógrafo apropiado se convierte en una de las cuestiones imprescindibles en la organización del matrimonio. En él recae la responsabilidad de inmortalizar el acontecimiento de manera satisfactoria, para los novios.

Conversamos sobre esta profesión con Daniel Ramírez, un apasionado de la fotografía que comenzó con 14 años a tomar fotos de manera amateur, hasta lograr dedicarse, hoy en día, de manera profesional a ello. Ya hace 15 años que abrió su estudio en el que se ha especializado en atender bodas.

Un apasionado del mundo de la imagen que se fue formando en este campo gracias a la realización de workshops, one to one y múltiples talleres en: diseño, Photoshop, Fotografía Publicitaria, Lightroom, creación de páginas web y community manager.

¿Piensas que cada boda es única? ¿Qué os gusta más de fotografiarlas?

Por supuesto, para mi no hay dos bodas iguales ya que cada pareja es diferente, siempre personalizan la boda a su gusto y eso las hace únicas. Lo que más me atrae como profesional es fotografiar la cantidad de emociones que hay en el ambiente; me siento un privilegiado por poder estar presente en momentos tan especiales y hacer que perduren en el tiempo gracias a mis fotografías.

Recién casados en la arena
Las emociones que envuelven a cada boda es lo que las hace únicas.

¿Qué tipo de cámara prefieres utilizar para las fotografías a bebés y por qué?

Para mí las marcas nunca han sido importantes, lo único que le pido a una cámara es que pueda aguantar un ritmo de trabajo exigente y que me proporcione todo lo que le puedo pedir en cada momento y por supuesto, que sea full frame.

Me gustan que sean ergonómicas y resistentes ya que algún golpe puede que se lleven. Actualmente mi equipo es Canon y tanto para las fotografías de bebés como para el resto de trabajos siempre es el mismo equipo. Lo que hago para la fotografía de bebés es poner un modo de disparo silencioso para intentar molestar lo menos posible el sueño de los bebés y esto es muy de agradecer.

¿Qué diferencia hay entre una sesión de fotos postboda y una sesión de fotos preboda? ¿Para ambas existen exteriores más adecuados?

Las diferencias son bastantes evidentes. La sesión preboda es una toma de contacto con la pareja y es donde nos muestran sus ideas, miedos y nos cuentan cómo será su enlace. Nosotros le damos consejos para que el día de la boda el tema de las fotografías vaya más rodado.

Cuando acabamos la sesión los nervios de la pareja con respecto a las fotografías ha desaparecido. En estas ocasiones elijo escenarios en los que podamos hablar con tranquilidad y donde no haya demasiadas miradas para que se sientan cómodos.

La sesión postboda va mucho mejor ya que es la tercera que se harán con nosotros, después de la preboda y la boda. No tenemos el tiempo milimetrado. La hacemos cuando la luz nos viene mejor, que casi siempre es por la tarde, las parejas suelen disfrutar bastante. Los escenarios son bastante chulos, en lugares a los que el día de la boda no podrían llegar. Esta sesión siempre la recomiendo al 100%.

Pareja delante de Torre Eiffel
Se buscan escenarios donde la pareja se sienta más cómoda.

En tus reportajes de bodas hablas de un ambiente mágico que envuelve la ceremonia, ¿cómo capturas este ambiente en tus fotos? ¿Dirías que hay momentos más mágicos que otros? Sí es así, cuáles?

Como he comentado, para mí cada boda es distinta y cada una de ellas tiene ese momento especial que hace que el ambiente se vuelva mágico, ya sea en la ceremonia, sus casas o el convite. Las emociones están a flor de piel y nos encanta capturar esos momentos que, a veces solo vivimos nosotros y la pareja, y que, gracias a nuestras fotografías, quedarán plasmados para siempre.

Cuando menos te lo esperas puedes vivir un gran momento, ya sea por el recuerdo a personas que ya no están, la entrega del ramo de la novia a personas especiales (incluso hemos ido al cementerio a dejarlo a un familiar fallecido), a veces, hay familiares, como un hermano, que te dice que no puede venir por trabajo o que porque está fuera de España y luego aparece y se disparan las emociones.

La novia que le canta una canción compuesta por ella, al novio; regalos que los novios ni se imaginan; visitas a hospitales para ver a abuelos. Cuando suceden estas circunstancias intentamos pasar desapercibidos, para no romper el momento, pero estando metidos de lleno en la historia. Siempre digo que nos metemos tanto en la boda que parece que se está casando un familiar nuestro.

Recién casados entre nubes
Daniel se enfoca en retratar el aspecto mágico de cada boda.

Las fases del enlace

Hoy en día, las fotografías de los enlaces matrimoniales van más allá de las típicas fotos en el juzgado o la iglesia; los novios requieren de algo mucho más completo y adaptado a sus necesidades y gustos. Es por ello que, además del día del evento, se realizan otras dos sesiones, una antes y otra después, que darán una visión más integral de lo que ha significado esa unión para sus protagonistas.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 29 mayo 2019 por Marta Sánchez
Publicado en: Fotografía
Últimos Artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.