La magia en la fotografía de moda y de retrato

Publicado el 6 junio 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Arturo Carrasco nació en Lippstadt (Alemania). Aunque estudió Derecho, el mundo de la fotografía ya rondaba por su cabeza y durante esa etapa ya realizaba fotografías en analógico. Su pasión le llevó a dedicarse al mundo de la imagen siendo durante 40 años un profesional autodidacta. Pero además de formarse por su propia cuenta, Arturo ha realizado cursos, monográficos, tutoriales y confiesa que mucha lectura.

Comenzó en el mundo de la fotografía realizando catálogos elementales para empresas de moda. Más tarde comenzó con reportajes especializados en bodas, bautizos y comuniones al tiempo que compatibilizaba estos trabajos con otras actividades profesionales.

Desde su estudio, Arturo Carrasco trabaja solo aunque en ocasiones se apoya en un equipo de grandes profesionales que ha ido conociendo a lo largo de todos estos años. Desde maquilladores, a estilistas, ayudantes de iluminación así como otros fotógrafos.

Arturo, cuéntanos brevemente tu trayectoria desde aquellos primeros años en los ya empezaste a «ver fotos mientras caminabas». ¿Qué es lo que has aprendido en todo este tiempo a nivel profesional y personal?

En analógico comencé con Pentax y Olympus, mientras que durante mis primeros pasos en digital, como aficionado y simultaneando con las réflex, fue una Pentax Optio. La primera réflex digital que tuve fue una Canon 400D con la que gané un par de concursos. Después vinieron la 40D, la 50D y en la actualidad uso normalmente la 6D todas ellas de Canon.

En todos estos años, confío en que haya sido capaz de aprender algo siendo consciente de me falta mucho por aprender. Desde aquellos comienzos en los que mi mirada se posaba en un clavo herrumbroso que sobresalía de una madera carcomida y veía una foto con posibilidades, un patrón de nubes en el cielo o unas siluetas de niños jugando en una fuente… hasta ahora, he aprendido que la mejor foto está por llegar.

¿Qué tipo de cámara prefieres utilizar para tus trabajos fotográficos y por qué?

La 6D de Canon, por ser Full Frame lo que me da más libertad a la hora de componer y uso una 50D de segundo cuerpo cuando requiero rapidez en el cambio focal.

Arturo con su cámara predilecta, Canon 6D.

¿Qué es lo que te engancha del retrato y la moda? ¿Cómo trabajas en estos campos?

El retrato para mi es atrapar un alma en un instante irrepetible. Compartir emociones y miradas con espectadores que probablemente nunca lleguemos a conocer tiene su parte de romántico misterio.

La fotografía de moda aún siendo una variedad del retrato, en la que el sujeto pasa a un segundo plano y se convierte en el soporte, tiene unos condicionantes diferentes. Es un placer cuando una modelo es capaz de interpretar la prenda y llevar la mirada del espectador al punto que quiere el diseñador transmitiendo ideas, colores o formas a través de la comunión del cuerpo, la ropa los complementos y el escenario.

Cuando hago retrato converso con el sujeto hasta establecer un grado de confianza e intento conseguir que la cámara se haga invisible. En moda preparo el acting de la modelo y me apoyo en todo un equipo que me ayude a llevar la idea principal a feliz término.

Dos modelos posando.
Las sesiones de moda requieren una preparación especial en el acting de las modelos.

¿Qué diferencias existen entre trabajar en solitario o con un equipo multidisciplinar? Cuéntanos las ventajas e inconvenientes de ambos tipos de trabajo.

En solitario se tiene la ventaja de generar un mayor grado de confianza e intimidad. Hay lugar para la pausa y el diálogo. Cuando el trabajo se realiza en equipo, siempre hay algún miembro del mismo que encuentra detalles que se te escapan o aporta ideas que completan e indudablemente la suma de esfuerzos es un plus a valorar.

Pareja besándose.
Las ventajas de trabajar en equipo es que se pueden aportar más ideas o analizar con más detalle cada aspecto de una fotografía.

“La mejor fotografía está por llegar”

Se confiesa autodidacta y reconoce que durante toda su carrera ha leído mucho sobre fotografía. Desde su estudio, Arturo Carrasco se define como un enamorado del retrato, su instante y todo lo que puede conseguir a través del mismo. Pero también habla casi con poesía sobre la fotografía boudoir y de la obra teatral que esconde cada imagen.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 6 junio 2019 por Marta Sánchez
Publicado en: Fotografía
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.