La mejor tecnología y mucha sensibilidad en la fotografía de bodas

Publicado el 9 junio 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

BrunSantervás es la unión de dos personas que aman las Bodas. Borja Brun y Ana Santervás, fueron los que iniciaron este proyecto y después de 20 años lo mantienen vivo. Pero como ellos mismos comentan, son simplemente la cara visible de un gran equipo que tiene como prioridad inmortalizar la felicidad.

Todo empezó mientras uno de los fundadores realizaba sus estudios de dirección cinematográfica. La necesidad de ocupar el tiempo del verano realizando algún trabajo le llevó a colaborar con un fotógrafo local en la realización de las bodas como cámara de vídeo. Este trabajo significó descubrir lo divertido que era poder entrar en una familia a la que se conoce de nada, como si se fuera uno más. Este cariño de las familias fue sin duda lo que les hizo empezar a amar esta profesión.

En la actualidad, BrunSantervás Fotografía está formado por un equipo de 12 profesionales del mundo audiovisual que el día de la boda tienen como misión captar todo lo que acontece y ofrecer una experiencia única tanto a la pareja como a sus invitados. Este detalle, de hecho, le hace obtener cinco estrellas de excelencia, ya que con su equipo garantizan la cobertura técnica y personal necesaria para superar cualquier situación.

Además, su plantilla tiene que cumplir con el compromiso de los tirantes rojos que consiste en el proceso de educación del equipo para que el trato que ofrecen a la pareja el día de la boda sea excelente. Buscando que, aún sin ver el resultado de su trabajo, ese día los despidan con un «me ha encantado lo que habéis hecho en nuestra boda».

¿Qué tipo de emociones pretendéis despertar en vuestros clientes con vuestros tres estilos fotográficos? ¿Cómo implementáis cada uno de ellos?

Nuestro trabajo se caracteriza por no tener un único estilo, sino por adaptarse a cada momento de la boda utilizando nuestros tres estilos de fotografía. Partimos de que una boda tiene momentos muy diferentes, por lo tanto, cada situación requiere de un estilo concreto que retrate con la mayor veracidad posible lo que está pasando.

El estilo formal, con fotos más clásicas para un público más mayor que siempre quiere tener un recuerdo de esa felicidad de una forma más natural; el fotoperiodismo, que consiste en capturar la realidad sin que el fotógrafo manipule la acción capturando la emoción de un momento concreto; y el estilo BrunSantervás que está más enfocado hacia los amigos y la gente joven, momentos divertidos y alocados que buscan que los invitados se lo pasen a lo grande.

Además, también son muy diferentes las personas que acuden a la boda, no tenemos que olvidarnos que, los novios, han seleccionado a esas personas para que estén en el día más importante de su vida, para que los acompañen y lo compartan con ellos y poder recordarlo siempre, incluso el día que alguna de esas personas falte. Por eso creemos que todo ese conjunto de personas y situaciones tienen que ser recogidas en nuestro trabajo adaptándonos al estilo que le corresponde.

Novias y damas.
BrunSantervás se caracteriza por no tener un único estilo, sino por adaptarse a cada momento de una boda.

¿Qué tipo de tecnología preferís utilizar para realizar el vídeo virtual y por qué?

Después de 20 años realizando bodas nos hemos dado cuenta de que no podemos limitarnos solamente a eso, tenemos que ir más allá. Y para conseguir nuestro objetivo utilizamos todas las técnicas que nos permite la tecnología.

La grabación con cámaras de vídeo virtual es algo que se lleva haciendo un tiempo para películas o videojuegos pero aplicarlo a las bodas es toda una innovación. Nos ha llevado casi dos años desarrollar un método fiable de captura de la realidad con decenas de pruebas en bodas. Este tipo de vídeos consisten en grabar absolutamente todo el entorno de la boda.

Un material que una vez editado, se convierte en un archivo de vídeo tradicional que también puede ser visualizado con unas gafas de realidad virtual, con el reproductor de cualquier dispositivo. Hemos hecho una apuesta por este sistema frente al vídeo tradicional para escapar de la visión fragmentaria a decisión del cámara, pudiendo incluir así en el vídeo de boda cientos de detalles.

Con un vídeo de boda de realidad virtual las parejas podrán revivir el momento en el que dieron el «sí quiero» como si nuevamente estuvieran allí pero con el aliciente de poder mirar en todas direcciones.

¿Cuál es la fotografía estilo Brunsantervás más divertida que habéis realizado? ¿Y la más original que os han propuesto?

Nos han ocurrido situaciones muy variopintas en las Bodas. La mayoría relacionadas con las emociones. A las parejas les extraña que nosotros también lloremos en las lecturas personales de los invitados. Aunque no sean nuestros familiares, nos sentimos como uno más ese día y todo lo que ocurre nos afecta.

En muchas ocasiones aprovechamos nuestras cámaras para ocultarnos y no sentir vergüenza, pero… es así. Tenemos además un método propio para conseguir empatizar rápidamente con los invitados y esto provoca en multitud de ocasiones la pregunta por su parte de: ¿sois amigos de los novios no?

Abrazo familiar.
Es común que los integrantes de Brunsantervás empaticen con las parejas a las que retratan, después de todo, son momentos de mucha emotividad.

¿En función de qué criterios enviáis un equipo concreto de profesionales a vuestros clientes? ¿Cómo se coordina todo el trabajo?

En función de lo que nos pidan los novios acuden uno u otro miembro de nuestro equipo. Por ejemplo si tienen dron, o vídeo virtual, nuestro famoso confesionario o el fotoloco, tendrán a un compañero de equipo especializado en exactamente eso que han contratado. Por eso decimos que aunque seamos un gran equipo, estamos muy limitados en el número de bodas y extras por día, así que les pedimos a nuestras parejas que decidan lo antes posible su boda para que no se queden sin la fecha y el servicio o extra que les apasiona.

Abuelos y recién casados.
Brunsantervás tiene personal capacitado para atender todos los requerimientos de sus clientes.

Cuando la emoción sobrepasa el objetivo

Cuando un fotógrafo profesional de evento ama lo que hace y realiza su trabajo con emoción, sus fotografías también reflejan emociones. En BrunSantervás ver a una abuela emocionándose cuando se casa su nieto ha sido uno de los detonantes de su amor por la fotografía nupcial. Confiesan que la necesidad de capturar su rostro en ese momento y que los hijos de sus hijos la puedan recordar, es una obligación y gran responsabilidad para todos ellos. Llevan trabajando desde el año 1998 y desde entonces se han dedicado por completo a capturar las emociones a través de sus objetivos.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 9 junio 2019 por Marta Sánchez
Publicado en: Fotografía, Matrimonios
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.