Instantes irrepetibles conservados para siempre

Publicado el 26 septiembre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Daniel Mellado, de 42 años, es fotógrafo profesional y profesor de Photoshop y Lightroom en la escuela Curso Fotografía Mallorca de Palma. Además de su desempeño profesional, hay una cuestión personal que es capital: Daniel es padre y, como tal, sabe lo rápido que pasa el primer año de vida de un bebé, cuando los cambios son más marcados. Por eso, aunque realiza todo tipo de fotografía social, la infantil es la que más le gusta, ya que puede capturar los momentos de cambio según crece el bebé.

Daniel cuenta con un equipo de fotógrafos enamorados de su profesión que acumulan más de diez años de experiencia. Tienen un estudio muy cerca de la impresionante Catedral de Palma de Mallorca con todo el equipamiento necesario para cualquier tipo de encargo. Su equipo está integrado por docentes de la Fotografía que nunca dejan de formarse y actualizarse en las últimas técnicas, cámaras y accesorios fotográficos, así como dispositivos de iluminación, tratamiento y procesado de imágenes.

Daniel se ha especializado en fotografía infantil porque es la que más le gusta; considera que los niños no mienten y le encanta capturar la felicidad de momentos concretos como el de unos padres jugando con sus hijos o una comunión. El secreto radica en que el niño esté a gusto con el fotógrafo. Daniel busca crear sesiones dinámicas y creativas que trasmitan naturalidad y los sentimientos de etapas vitales de la vida familiar.

Daniel, ¿por qué piensas que la fotografía es sinónimo de sentimiento?

Mi trabajo no consiste solamente en entregarte unas fotos bonitas de una sesión concreta. Lo que de verdad intento es crear una experiencia para que cuando veas las fotos, te transporten a un momento determinado en la vida de tu bebé.

Cuando vemos una fotografía no solo estamos viendo una imagen, también nos lleva a esa etapa concreta de la vida. Nos acordamos de cómo éramos y qué sentíamos. Por eso, para mí la fotografía nos ayuda a revivir sentimientos que de otra manera quizás no volveríamos a tener.

¿Qué marca de cámara prefieres utilizar para fotografiar newborn y por qué?

No tengo predilección por ninguna marca en concreto. La que uso en estos momentos es la Canon 5D Mark IV con diferentes ópticas, tanto fijas o zoom, segun requiera el momento.

Estoy muy contento con el resultado que obtengo, tanto en nivel de detalle como en el color.

¿Es posible realizar una sesión de fotos de newborn en exteriores? ¿Cuántas semanas o meses debe tener el bebé para realizar una sesión de fotos en exteriores?

Para sacar el máximo partido a las sesiones de recién nacido es muy importante realizar las fotos en los primeros 12 días de vida, siendo entre los 5-10 días el momento óptimo. Es entonces cuando todavía conservan la postura tan característica de los recién nacidos y podemos aprovechar el sueño profundo en el que caen con mayor facilidad.

Al ser tan pequeños, realizamos la sesión en el estudio o en casa del cliente para que el bebé esté a la temperatura correcta y dispongamos de todo lo necesario para su cuidado. Con tan poco tiempo, tenemos que realizar la sesión con todo el cuidado y mimo posible.

Para poder realizar la sesión en exteriores, a parte de tener en cuenta la época del año, recomendamos que el bebé tenga al menos 8 meses. Es en este momento cuando ya suelen mantenerse sentados, se ríen a menudo y es más fácil poder montar un escenario más acorde para exteriores.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de realizar una sesión de fotos “Mi primer año”?

  • El segundo y tercer mes, el bebé empieza a sonreír ante los estímulos externos, como a los papis por supuesto y empieza a llevarse el pulgar a la boca y lo chupa como un hábito.
  • El cuarto y quinto mes el bebé ya sostiene la cabeza perfectamente y comienza a interactuar con los objetos, a sujetarlos y moverlos. Ríe a menudo.
  • El sexto y séptimo mes si está boca abajo se puede incorporar completamente con algo de ayuda, echa los bracitos hacia delante para pedir que le cojan y se mantiene sentado.
  • El octavo y noveno mes empieza a gatear y puede estar sentado más tiempo sin sujeción, tumbado es capaz de darse la vuelta y le encanta jugar en el suelo.

Y así, con pequeños cambios hasta que cuando cumple el año aproximadamente, ¡¡empieza a andar!!

Son momentos irrepetibles y queremos que tengas el mejor recuerdo de ellos. El mejor momento para realizar las sesiones de “Mi primer año” es precisamente cuando tienen estos cambios. A los 3-4 meses, 7-8 meses y alrededor del año cuando empieza a andar.

Capturando la fugacidad de la infancia

Daniel entiende la fotografía como un arte consistente en transmitir emociones ligadas a momentos concretos. Como padre, entiende lo fugaces que son algunos momentos de la vida de los hijos en sus edades más tempranas, por lo que quiere contribuir a que otros padres no pierdan esos instantes. Además, estas fotografías podrán acompañar a los protagonistas retratados durante toda su vida, vinculándoles con años irrepetibles de su más tierna infancia.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 26 septiembre 2019 por Marta Sánchez
Publicado en: Fotografía
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.