La naturalidad como esencia de la belleza fotográfica

Publicado el 12 marzo 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

VARUA, estudio fotográfico para bodas en País Vasco, Navarra, La Rioja y cualquier lugar del mundo, lo forman Catherine y Arkaitz, dos fotógrafos con sede en Bilbao y que se desplazan a cualquier sitio para realizar sus reportajes. En estos prima la naturalidad de los momentos vividos. Para Catherine foto-periodista de formación, la fotografía es algo más que una profesión, es una de las pasiones en su vida.

Para ella, cuando una imagen le llama profundamente la atención, se crea una conexión casi automática que va más allá de la simple atención momentánea. Para esta fotógrafa de origen chileno, la fotografía va más allá del simple gusto, del disfrute visual y realmente provoca un amor a primera vista, una especie de conmoción.

Para Arkaitz, el cual accede a la fotografía de boda desde su experiencia como fotógrafo de moda especializado, la fotografía de boda representa un mundo de infinitas posibilidades, capaz de dar rienda suelta a su creatividad y libertad de expresión. Para él, la verdadera fotografía es la instantánea por definición, la imagen capturada al vuelo. Sin olvidar la planificación y preparación que existe previamente, durante las bodas el acto fotográfico debe ser pura inspiración del momento. 

VARUA trabaja una fotografía transmisora de emociones y para ello el único camino que utilizan sus profesionales es el de la naturalidad y la verdad de los momentos vividos. Cuando trabajan en un reportaje, lo hacen creando un ambiente relajado y distendido, ya que para ellos es la mejor forma de conseguir que los protagonistas de sus retratos estén cómodos y tranquilos.

¿Que significa VARUA?

Varua significa “alma” en la lengua Rapanui, y es que para los habitantes de Isla de Pascua, el alma de sus antepasados habita entre ellos para protegerlos y acompañarlos por siempre. Es justamente el alma de los protagonistas de nuestros retratos hacia donde apuntan los objetivos de nuestras cámaras.

¿Cuál diríais que es vuestro estilo como fotógrafos de boda?

Nuestra fotografía tiene un claro estilo documentalista. El día de la boda es un día tremendamente especial y los recién casados deben disfrutar de cada momento al máximo. 

Entendemos que la fotografía de boda debe ser capaz de transmitir y captar todos esos momentos mágicos e irrepetibles que pasan volando y nos sumergen en emociones y sentimientos que surgen minuto a minuto en días tan importantes. Además, estamos convencidos de que debe hacerse dotando al reportaje de boda de una sensibilidad artística propia e irrepetible. Del mismo modo que no existen dos parejas iguales, no hay dos bodas iguales. Trabajamos una fotografía sencilla y natural.

Apostamos por una forma de trabajar sin poses ni interrupciones, en un natural transcurso del día de la boda. Estamos totalmente convencidos de que la esencia de la belleza se encuentra en la naturalidad de los momentos de la boda.

¿Cuántos fotógrafos trabajáis en una boda?

Habitualmente somos dos los fotógrafos que trabajamos en las bodas. Somos fotógrafos muy poco intervencionistas, intentamos mantener un perfil bajo pero estamos siempre disponibles para que los novios o cualquiera de sus invitados nos soliciten un retrato. Por lo general, nos dedicamos a trabajar como lo haría un foto-periodista, pero eso sí, con un claro componente artístico que creemos demanda la fotografía de boda.

Son ya muchas bodas a nuestras espaldas y nos conocemos casi con una mirada. Además, nos repartimos las tareas, por lo que los acontecimientos están fotografiados desde puntos de vista diferentes. En otras situaciones ocurren acontecimientos de forma simultánea y ser dos nos da la posibilidad de estar en dos lugares al mismo tiempo. Es fantástico las posibilidades que nos da ser dos los fotógrafos que trabajamos en las bodas. 

En la página web de Varua Fotografía hemos leído que vuestro lema es “La Belleza de la Naturalidad”. ¿De qué manera creéis que este lema refleja el estilo de Fotografía De Bodas que hacéis en vuestro estudio? ¿Qué importancia tiene la armonía del color y las formas en los resultados que se obtienen?

Más de una vez, cuando nos reunimos con las parejas que van a casarse, estas nos transmiten sus dudas sobre cómo deberán comportarse ante la cámara. Nuestra respuesta siempre es la misma. No buscamos que hagan nada especial queremos que sean espontáneos y sinceros con sus emociones.

Esa es la clave para obtener un reportaje original y, sobre todo, natural. Estamos seguros de que la naturalidad juega a nuestro favor y que esta es bella por definición cuando se trata de expresar sentimientos y emociones en días tan especiales. Es por ello que siempre perseguimos esa naturalidad con nuestras cámaras. 

En relación a vuestra segunda pregunta, destacar que para nosotros es tremendamente importante la armonía que los colores generan al interactuar los unos con los otros. Los colores generan sensaciones y emociones incluso a nivel inconsciente en quien los observa; precisamente por eso intentamos ser coherentes con ello en nuestro trabajo. Agruparlos de forma coherente y teniendo en consideración la teoría del color y su armonía siempre que es posible.

¿Qué equipo fotográfico y cámaras preferís utilizar para realizar reportajes de bodas y por qué?

En las bodas ambos trabajamos con los cuerpos canon 5D Mark III con un 50mm y un 35mm montado en cada uno de ellos. La utilización de estas lentes nos permiten transmitir la cercanía que buscamos reflejar con nuestro trabajo. Por norma general no utilizamos flashes de zapata, decisión totalmente consciente y que nos posibilita pasar desapercibidos más fácilmente durante la boda. 

Sin embargo en la fiesta y baile de la boda es cuando se hace necesario utilizar flash. Los utilizamos montados sobre la cámara o bien en uno de los laterales con un accesorio específico para ello. 

También ocasionalmente utilizamos otras lentes como un 14mm, o accesorios como geles de color, cámaras analógicas desechables y cámaras de tipo instantánea marca Polaroid. 

Seguimos muy atentos la progresión de las cámaras tipo “mirrorless” ya que su poco peso y su adaptabilidad nos llaman poderosamente la atención. Estamos comenzando a probar algunos modelos para ver cómo se adaptan a nuestras exigencias. 

¿Cuáles son los aspectos que deben ser tomados en cuenta a la hora de organizar el reportaje de boda?

Creemos que es muy importante la planificación del reportaje de boda. Tener muy clara la organización, el timing, etc… es prioritario para nosotros. Nos permite adelantarnos al acontecer de los momentos, planificarlos, incluso, siempre que es posible, decidir dónde nos ubicaremos con anterioridad durante ciertos momentos importantes.   

Por otra parte, y no menos importante, estamos convencidos que se debe personalizar lo máximo posible el servicio fotográfico que ofrecemos. Por ello, intentamos que este sea lo más cercano posible. Conocer algunos aspectos básicos como, por ejemplo, el nombre de los padres y/o hermanos para poder dirigirnos a ellos por su nombre logra que el reportaje sea más cercano.

¿De qué forma entregáis las fotografías de boda? ¿Con cuánto tiempo debe solicitarse la reserva? ¿Cómo se realiza el pago?

El reportaje de boda lo entregamos de cuatro a cinco semanas después de celebrarse la boda. A todas la parejas se les entrega una caja de lino fabricada de forma artesanal y personalizada con sus nombres y la fecha de la boda. Dentro de la caja encontraran un Pen drive de madera con todas las fotografías de su reportaje de boda y unas veinte copias ya impresas en nuestro laboratorio digital. 

Además, les enviaremos un email con dos enlaces. Desde el primero podrán acceder al slideshow o resumen de reportaje de boda y desde el segundo podrás acceder a la visita y/o descarga de las fotos o retratos tomados con sus invitados. Este último enlace podrán reenviarlo a sus invitados para que estos puedan descargarse aquellas fotos en las que posaron para nuestras cámaras. 

El reportaje emotivo y natural que tu boda se merece

En Varua Fotografía, Catherine y Arkaitz consagran su talento artístico a la consecución de un reportaje fotográfico repleto de imágenes que eternicen los momentos más emotivos de la ceremonia de la boda y su celebración. Pasando desapercibidos para los anfitriones e invitados de la ceremonia, ambos fotógrafos logran capturar instantes de gran autenticidad que rezuman sentimientos y los ofrecen inmortalizados por siempre en sus fotografías, que pasarán a ser patrimonio familiar de la pareja y de sus seres queridos.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 12 marzo 2020 por Marta Sánchez
Publicado en: Fotografía, Matrimonios
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.