La nutrición como base de nuestra salud

Publicado el 22 abril 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Olga Marín, Dietista-Nutricionista en Palma de Mallorca, ciudad donde vive, es de origen madrileño y además de Dietista-Nutricionista es enfermera. Actualmente está registrada en el CODNIB (Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de las Islas Baleares) con el número IB00173. Su vocación por la nutrición comienza desde que era bien pequeñita, sobre todo gracias a su madre, que siempre le enseñó la importancia de tener una alimentación saludable y que comer rico y sano no tiene por qué estar reñido.

Fue por ese motivo por el que decidió empezar a formarse en el complejo y bonito mundo de la nutrición para poder dedicarse a él de manera profesional. En primer lugar cursó el Ciclo Superior de Dietética y seguidamente el Grado de Enfermería (Universidad de las Islas Baleares-UIB) para así complementar este último con el Grado de Nutrición humana y Dietética (Universidad Católica San Antonio de Murcia-UCAM) que estudiaría después. Posteriormente, tras finalizar su formación académica, además de pasar consulta de manera presencial, decidió crear su página web www.yomenutro.com con el fin de que la nutrición pudiera estar al alcance de todos.

Sus especialidades son las siguientes: pérdida y ganancia de peso, nutrición deportiva, nutrición clínica (hipertensión arterial, diabetes, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, hiperuricemia, hipo/hipertiroidismo, etc.), alergias e intolerancias alimentarias (intolerancia al gluten, a la lactosa, etc.), nutrición vegetariana y alimentación en las distintas etapas de la vida.

Olga, ¿qué fue lo que te motivó a dedicarte a la nutrición y ofrecer mejoras en la salud física de tus pacientes? ¿Tienes razones personales?

Lo que me motivó a dedicarme a esta profesión fue el hecho de poder descubrir la importancia que tienen los alimentos en nuestro organismo y cómo éstos pueden, a la larga, determinar nuestra salud y calidad de vida. Como consecuencia y gracias a mi profesión, puedo explicar a mis pacientes qué hábitos alimentarios pueden ayudar a prevenir enfermedades y por qué, y cuáles aumentarían sus riesgos.

Bajo mi punto de vista, la función del nutricionista va mucho más allá del simple hecho de “prohibir”. Considero que lo esencial, como profesional, es proporcionar a la persona las habilidades y conocimientos necesarios para que al final del proceso sepan tomar decisiones conscientes y autónomas en torno a su alimentación.

¿Qué parte de tu equipo de trabajo es esencial para garantizar la salud física mediante la nutrición balanceada? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

Para poder establecer de manera correcta el plan nutricional que precisa un paciente es necesario realizar una anamnesis adecuada con tal de obtener información sobre su estado de salud general, su historia clínica y ponderal, sus hábitos dietéticos y estilo de vida. 

Posteriormente, se debe llevar a cabo un estudio corporal que incluye: mediciones corporales mediante una cinta antropométrica y análisis de la composición corporal a través de una báscula de bioimpedancia para conocer parámetros como el porcentaje de masa grasa, muscular, agua corporal, etc. De esta forma, se consigue adaptar y personalizar dicho plan a las necesidades y circunstancias individuales ya que cada paciente es único por su patología, por su forma de ser o por su situación personal.

Llegados a este punto, me gustaría hacer hincapié en que es fundamental tener en cuenta que tanto la escucha activa como la empatía son indispensables no solo para la recopilación de datos, sino para crear una buena relación profesional-paciente y que este último deposite su confianza en nosotros. Solo así es posible garantizar el éxito del tratamiento.

Según tu experiencia profesional, ¿cuáles son las recomendaciones que les darías a tus pacientes para garantizar la efectividad de los tratamientos nutricionales que ofreces?

  • Comprar de manera consciente, evitando los ultraprocesados. Es por este motivo por el cual explico al paciente a “descifrar” las etiquetas nutricionales en la primera consulta.
  • Hacer un cambio en la alimentación conlleva tiempo y esfuerzo, por lo que es importante no agobiarse. Se debe hacer gradualmente y estableciendo pequeños objetivos.
  • Darle al paciente herramientas para que, en caso de que no pueda seguir el plan nutricional en su totalidad, sepa confeccionar por sí mismo los platos de una forma saludable, sencilla y equilibrada.
  • Transmitir la importancia de practicar ejercicio físico a diario, no solo de tipo aeróbico, sino también de fuerza, para ayudarnos a mantener la masa muscular al mismo tiempo que perdemos grasa.
  • Aprender a picar sustituyendo los ultraprocesados por snacks saludables y saciantes (fruta, yogur, frutos secos, crudités de verduras con hummus, chocolate negro ≥ 85%, etc.).
  • Transformar el acto de comer en un ritual: sin prisas, masticando bien los alimentos y disfrutando de su sabor, olor, textura y color en un lugar tranquilo y sin distracciones.
  • Remarcar la importancia de dormir correctamente para perder peso. Esto es debido a que durante el sueño intervienen dos hormonas: la ghrelina (hormona del apetito) y la leptina (hormona reguladora de la sensación de saciedad). De este modo, cuando no se duerme adecuadamente, los niveles de ghrelina aumentan y los de leptina disminuyen, por lo que tenderemos a comer más.

¿Cuándo y en qué condiciones le recomendarías a un posible paciente que debe buscar tratamiento nutricional?

Un paciente debe acudir a un nutricionista si:

  • Desea un cambio de hábitos alimenticios para mejorar su salud.
  • Presenta problemas digestivos u otras patologías.
  • Requiere ayuda en la pérdida, ganancia o mantenimiento del peso.
  • Se encuentra en situación de embarazo o lactancia, donde los requerimientos de macro y micronutrientes se ven aumentados.
  • Quiere recibir asesoramiento nutricional en alguna etapa de la vida concreta, como en la vejez. Por ejemplo, en el cuidado de las personas mayores.
  • Desea mejorar el rendimiento deportivo.

Cabe añadir que es fundamental que el paciente busque un profesional cualificado para el objetivo que persigue, además de cerciorarse de que realmente se trata de un Dietista-Nutricionista, ya que, a día de hoy, existe mucho intrusismo en nuestro ámbito. Para ello y ante la duda, lo mejor es saber si la persona que ofrece el servicio se encuentra colegiada.

Conocimiento y guía para nutrirnos de modo saludable

Comer no es lo mismo que nutrirse. En su consulta, la Dietista-Nutricionista Olga Marín explica a sus pacientes los principios básicos de la nutrición para diseñar un tratamiento personalizado que se adapta por completo a las circunstancias de cada paciente. La experiencia y amplia formación de Olga le permiten abarcar casos muy diversos, siendo capaz de atender a pacientes con objetivos muy distintos y situaciones diferentes. Porque la nutrición ideal es diferente para cada uno de nosotros.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 22 abril 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.