La perfecta base de datos de traductores jurados

Publicado el 20 septiembre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Isabel Díaz Mamola nació en México hace 32 años. Es hija de padre estadounidense y madre francesa, tiene un abuelo español y una abuela italiana y vive en la provincia de Alicante, España, desde 1998. Allí ha cursado sus estudios de Traducción e Interpretación, con algunas estancias en el extranjero. Su familia ha supuesto para ella un entorno multilingüe desde que nació, por lo que la traducción ha sido parte de su rutina diaria. 

Isabel escogió su profesión porque le permite un horario flexible y trabajar desde cualquier parte del mundo. Fundó su empresa MAEC Traducción como una iniciativa para brindar mayor reconocimiento y visibilidad a la profesión del Traductor Jurado en España. En la página web de MAEC Traducción han querido indexar a todos los traductores-intérpretes jurados avalados por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y de Cooperación.

El objetivo de MAEC Traducción es facilitar el contacto directo con el traductor-intérprete jurado y ofrecer datos estadísticos sobre el número de traductores-intérpretes jurados por idioma, país, provincia, población, etc. Isabel suele trabajar sola, pero en ocasiones colabora con otros traductores-intérpretes jurados, así como con informáticos y programadores. Está especializada en la traducción jurídico-administrativa y en la traducción de textos de economía y finanzas para el par de lenguas inglés-español/español-inglés.

¿Qué es lo que os motiva en MAEC Traducción para ofrecer un servicio de traducción jurada?

Las traducciones juradas, por lo general, forman parte de un proceso burocrático en el que el cliente necesita resolver algún asunto de carácter administrativo entre un país y otro. En MAEC Traducción queremos que este proceso resulte lo más sencillo posible, ya que a nadie le suele gustar el papeleo. Nuestro compromiso consiste en ofrecer traducciones jurad

as en la mayor brevedad posible, con nuestra garantía de calidad y de la forma más segura y directa posible.

¿Qué equipamiento no debe faltarle a cualquier trabajador de MAEC Traducción? ¿Hay algún equipo o herramienta con el que os guste trabajar especialmente?

El equipamiento esencial consiste en un ordenador con conexión a Internet. Para llevar a cabo traducciones juradas, utilizamos con frecuencia programas de reconocimiento de caracteres, capaces de convertir una imagen escaneada en texto, lo que nos facilita tareas como contabilizar las palabras del documento original. Por otro lado, en el proceso de traducción utilizamos a menudo memorias de traducción, glosarios y diccionarios específicos. No puede faltarnos tampoco una impresora, ya que las traducciones juradas deben entregarse en formato físico, es decir, en papel, donde constará el sello y la firma del traductor-intérprete jurado. Nosotros utilizamos papel timbrado del Estado para la impresión de todas nuestras traducciones juradas.

¿Cuáles son las diferencias principales entre las traducciones juradas y las traducciones no juradas? ¿En algunos casos son complementarias entre sí?

Lo que determina que una traducción sea jurada es la certificación que la acompaña. Las traducciones no juradas no tienen por qué estar certificadas necesariamente, mientras que las traducciones juradas deben ajustarse a los requisitos que, en el caso de España, establece el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y de Cooperación. Al jurar una traducción, el traductor-intérprete jurado se hace responsable de la fidelidad de la traducción con respecto al texto original. Será el cliente quien determine qué tipo de traducción se ajusta a sus necesidades.

¿Cuál es el procedimiento que seguís a la hora de hacer una traducción jurada? ¿Cuánto tiempo invertís?

Para mí, el proceso de traducción se divide en dos fases. La primera consiste en darle formato al texto a partir del documento original. Muchos de los documentos que requieren una traducción jurada están compuestos por tablas o presentan información adicional, como logotipos, sellos, firmas, etc. Todo esto debe constar también en la traducción, así que en este proceso me aseguro de que la información está completa mientras hago una primera lectura del documento en el idioma original y aplico el formato deseado al texto en la lengua de partida.

La segunda fase consiste únicamente en traducir, sin que concurra ninguna distracción sobre el formato del texto, como puede ser el tipo de letra, el tamaño, cursivas, negritas, etc. Para ello, cargo el documento en la lengua de partida en un programa informático que se encarga de dividirlo en segmentos. Al haber aplicado previamente el formato, el programa presenta la información en dos columnas paralelas de texto plano, una para cada idioma. De esta forma, el proceso de traducción resulta más cómodo visualmente y más eficiente. Una vez finalizada la traducción de cada segmento, el programa informático prepara de forma automática un documento en la lengua de llegada con el mismo formato que el documento en la lengua de partida.

El tiempo invertido para cada traducción es muy relativo, ya que depende de la extensión, del nivel de especialización del texto y del formato del documento original, entre otros factores. Personalmente, considero que una media de 2000 palabras al día es adecuada para que el traductor-intérprete jurado mantenga unos estándares de calidad óptimos.

Un modo de defender la traducción jurada

Isabel Díaz Mamola siempre ha respirado la traducción en su entorno familiar y muy pronto supo que quería dedicarse a ella de manera profesional. Como traductora jurada, Isabel ha querido facilitar a sus compañeros de profesión el hecho de que sean localizados. Para esta finalidad, ha desarrollado una herramienta de búsqueda que permite filtrar a todos los traductores jurados reconocidos por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación según el idioma de especialización y la ubicación donde se encuentran.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 20 septiembre 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.