Manos que curan

Publicado el 16 octubre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Un accidente de tráfico en la calle Bailén de Barcelona, fue el detonante para que nuestro siguiente entrevistado, modificara su rumbo profesional y su vida diera un giro de 360º. Todo ocurrió cuando un pasajero de un taxi abrió la puerta justo al pasar por su lado. Se fracturó la mano y salió despedido,corriendo por la acera pero sin llegar a caer, hasta que un peatón le detuvo pero la rotación que sufrió al  salir de la Vespa cuya falta de cuadro permitió la salida lateral le produjo una lumbalgia crónica irradiada a la cara posterior del  muslo derecho que limitaba en mucho su vida diaria. Tenía apenas 30 años y se veía obligado a llevar una faja lumbar con varillas la mayor parte del tiempo.

Estamos hablando del Dr. Joan Carles Iglesias Serra, 58 años y natural de Barcelona. Es licenciado en medicina , médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y tiene un consultorio privado. Su área de especialización, es la osteopatía estructural. Trabaja mayoritariamente solo. Lo que le movió a dedicarse a esto fue su lesión. Siendo médico, acudió a un sinfín de colegas traumas y neurocirujanos cuya única solución pasaba por la cirugía, pero con una importante limitación  de la movilidad lumbar y por tanto importantes secuelas.

Conocedor de la amplitud que éstas podían llegar a tener, se resistió y siguió soportando el dolor con la ayuda fármacos, sesiones de rehabilitación y su faja-corsé. A raíz de un viaje familiar a París, se quedó bloqueado y le aconsejaron visitar a una osteópata, terapeutas por aquí poco conocidos entonces. Al preguntar en qué consistía ese tratamiento, le respondieron que recolocaban los huesos, y era precisamente esa sensación de  malposicionamiento óseo lo que él resentía desde despues del accidente. Ya en la primera visita , la mejoría fue espectacular y tras varias sesiones, pudo quitarse la faja y hacer practicamente normal vida normal.

Viendo en su consulta diaria pacientes con sintomatologías  similares a la suya, cuyo tratamiento alopático era tan limitado como había sido  con el suyo, sintió la necesidad de aportarles una solución, y con 42 años se inscribió en la escuela de osteopatía de la Universidad París XIII, restringida a médicos titulados y allí cursó los estudios pertinentes para obtener el postgrado de osteopatía que te acredita para ejercer la osteopatía en Francia. Actualmente su actividad se centra en la osteopatía, siendo su dedicación la medicina tradicional casi testimonial.

Dr. Joan, ¿Cómo las técnicas de osteopatía lo ayudaron a recuperarse del accidente que tuvo en motocicleta años atrás?

La traumatología se preocupa del estado de los huesos, (fracturas, artrosis, deformidades, etc), la osteopatía se ocupa de su funcionalidad. No siempre una articulación en perfecto estado óseo funciona bien, influyen un sin número de estructuras que intervienen en esa funcionalidad: tejidos, fascias, ligamentos, tejido conectivo, etc.

Por ejemplo, si un radio no se desplaza correctamente sobre el cúbito a nivel del codo, dará probablemente problemas en el codo, pero posiblemente también en la muñeca, que es el otro extremo del radio, y que probablemente a nivel radiológico esté perfectamente, hasta puede que el codo no moleste y la muñeca sí.

Pues eso es lo que atañe a la osteopatía, descubrir por qué duele, y si es consecuencia de una patología de la misma zona dolorosa, o consecuencia de una problema más lejano. Las fracturas y la artrosis no son nuestro campo, aunque sí podemos mejorar la funcionalidad de una articulación deteriorada (artrosis), y así mejorar la sintomatología, no la artrosis, que seguirá siendo la misma.

¿Qué material prefieres utilizar para las consultas de osteopatía y por qué?

Uso exclusivamente las manos, me puedo ayudar de técnicas exploratorias como radiología o RMN, pero normalmente es para descartar patologías que podrían contraindicar la osteopatía, que tiene sus contraindicaciones como todo. Por ejemplo, en traumatismos , fracturas recientes o cáncer óseo.

¿Qué tipo de dolencia trata la osteopatía? ¿Cuándo dirías que es oportuno acudir al osteópata? 

Hay distintos tipos de osteopatía, CRANEAL, CRÁNEO-SACRAL, ESTRUCTURAL, VISCERAL, ETC. Cada una se ocupa de diferentes problemas. Yo me dedico exclusivamente a la estructural u osteoarticular.

Tratamos dolores articulares, cefaleas, sd. vertiginosos y especialmente dolores relacionados con la columna vertebral, no olvidemos que unas parestesias (hormigueo) en la mano, pueden tener un origen cervical, o un dolor en la rodilla ser consecuencia de una torcedura de tobillo mal curada, lo que provoca una alteración en la marcha que el paciente ni si siquiera percibe, pero que le perjudica la rodilla.

¿Cuáles son las ventajas de llevar a un niño al osteópata?

En los países nórdicos, donde la osteopatía es común, es habitual llevar a los recién nacidos al osteópata, no hay que olvidar que el canal del parto es muy estrecho, y que algunas técnicas utilizadas por los ginecólogos como los fórceps, el vacum, etc. tiene efecto sobre los cráneos en formación de los bebés, con ello no pretendo valorar el uso de éstos instrumentos cuya existencia, entre otros muchos factores, ha permitido disminuir las muertes fetales, pero tienen sus consecuencias y hay que tratarlas.

También los fetos que se encajonan prematuramente, pueden pasar 10-15 días en una posición fija de la cabeza, que luego tiene consecuencias como la conocida plagiocefalia. Por lo tanto, es bueno que un osteópata vea al niño, aunque sólo sea como revisión.

Algunos bebés no giran la cabeza hacia uno de los dos lados, la solución de obligarlos, es como obligar a alguien con tortícolis a gira la cabeza hacia donde le duele, los osteópatas podemos resolverlo de forma menos dolorosa. Cuando son más mayores, también es interesante que alguien con visión de conjunto vea al niño, y descarte o avise de posibles asimetrías en las extremidades inferiores que pudieran haber pasado desapercibidas, o escoliosis incipientes.

Medicina no invasiva

La osteopatía, es un tipo de medicina alternativa que consigue mediante una serie de técnicas manuales y tratamientos no invasivos, aliviar múltiples dolencias. Lo que se intenta con estas sesiones es recuperar el equilibrio orgánico. La osteopatía está indicada para tratar múltiples dolencias como pueden ser: osteo-articulares y músculo-esquelética, problemas digestivos, genito-urinarias, sistema respiratorio, neuronales, postoperatorios etc. Hay determinadas lesiones que si no se tratan adecuadamente con un profesional de la osteopatía, pueden dejar secuelas e incluso no corregirse del todo. Por eso es importante que acudamos a un osteópata cuando busquemos tratamientos que eviten abuso de fármacos, o incluso cuando tras un accidente o lesión, la única salida que nos den sea la operación, ya que como ocurrió en el caso anterior, puede haber otras soluciones alternativas.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 16 octubre 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.