Mejorando la relación entre los perros y sus dueños

Publicado el 22 abril 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Javier Ruiz, adiestrador de perros en Barcelona, ciudad en la que nació hace 34 años, desde joven ha amado a los animales, pero se licenció en Humanidades y se formó durante una década en marketing digital. Su interés por el mundo canino le llevó a realizar cursos y seminarios de educación canina a partir de 2015 y, en la actualidad, compagina los trabajos de educación, adiestramiento y modificación de conducta canina con el marketing.

Dog’N’Roll es un proyecto que surge a finales de 2017. El objetivo inicial del portal era crear contenidos útiles para que los guías pudieran aprender sobre bienestar y educación del perro urbano; sin embargo, rápidamente se unieron a Javier sus dos compañeros adiestradores, a quienes conoció en las Terapias Asistidas con Animales (que realizó entre 2015 y 2019 en asociaciones animalistas, como voluntario) y, junto a los objetivos anteriores, empiezan a ofrecer servicios al cliente final.

Actualmente, trabaja con dos adiestradores, Félix Rodríguez, que le acompaña desde el principio, y Rakaèle Lenoire. Ambos se encargan de acoger gran parte de los trabajos que llegan a Dog’N’Roll, mientras que Javier se centra más en la captación y el contenido on-line.

A nivel canino, Javier se ha especializado en proyectos de educación y residencias que puede compaginar con la captación de clientes y la infraestructura digital. Sus compañeros actuales, Félix y Rakaèle, se encargan a su vez de gran parte de los proyectos de adiestramiento, educación y modificación de conducta.

Hoy en día se plantean nuevos proyectos, como una bolsa de paseadores caninos o una asesoría especializada en problemáticas que han identificado durante estos años.

¿Qué es lo que más os apasiona en Dog’N’Roll de ofrecer servicios de educación canina?

Poder ayudar a las familias a convivir con perros más equilibrados. Esto se traduce siempre en clientes que aprenden a relajarse, disfrutar y confiar en su perro; del mismo modo, aprenden a crear entornos y contextos más previsibles para los perros y las personas con las que comparten el hogar. Y todos necesitamos un poco de rutina y previsibilidad para saber a qué atenernos en el día a día, ¿o no? 

A nivel profesional, también nos encantan los retos (modificar una conducta disfuncional de un perro agresivo, reactivo o inseguro, por ejemplo), pero lo que más nos enorgullece y llena es conseguir ese vínculo emocional fuerte entre el guía o la guía y su perro.

Mi gran motivación conecta con la comunicación humano-animal. El 99 % de los problemas entre personas y perros están relacionados con nuestro poco interés en comprender el lenguaje canino (aquello que los perros quieren decirnos) y, a menudo, el escaso esfuerzo que solemos realizar para transmitirle a ellos lo que queremos. Asimismo, esta comunicación es la que nos permite disfrutar al máximo de nuestros perros: ¡eso es lo bonito, lo divertido, lo apasionante!

¿Qué parte de vuestro equipo de trabajo es esencial para ofrecer servicios de educación canina? ¿Hay algún elemento o equipamiento que nunca debería faltar?

Salchichas, muchas salchichas (y otros premios). Al trabajar con refuerzos positivos (es importante matizar que no solo la comida es un refuerzo positivo, también el juego, la atención, y muchas otras cosas) siempre llevamos comida, juguetes y material de paseo y control a las sesiones (bozal, arnés, etcétera), pero, dependiendo del perro, la sesión y las necesidades, esto es muy, muy variable.

¿Cuál es el procedimiento que seguís para educar a un perro?

De nuevo, cada perro es un mundo y debe entenderse algo: educar a un perro es enseñarle todo aquello que puede y no puede hacer (es decir, la educación es la enseñanza de posibilidades y límites que mejoran la convivencia del perro con el entorno), mientras que adiestrarle en obediencia es ofrecerle una serie de recursos de control para el guía y para el propio perro (enseñarle a sentarse, a tumbarse, a venir a la llamada, etc.).

Por lo tanto, educar a un perro dependerá siempre de las expectativas del propietario y, casi siempre, será necesaria una obediencia asociada, pero lo verdaderamente bonito de la educación es que no hay una forma de enseñarle al perro dónde descansar o cómo plantearle límites (no subir al sofá, no entrar en la cocina…), sino muchas. Para que te hagas una idea, a menudo, en los cursos de adiestramiento profesional se propone el ejercicio de plantear varias formas de enseñar un ejercicio de obediencia (el sentado, el tumbado, la mirada).

¿Qué preparación previa debe tomar en cuenta vuestros clientes para empezar a educar a sus perros?

En Dog’N’Roll ofrecemos un asesoramiento integral, es decir, acompañamos a los guías y les explicamos (adaptando a cada casuística y familia) aquellos conceptos y ejercicios que deberían trabajar para una correcta educación del perro.

No obstante, cualquier guía debería leer sobre señales de calma y apaciguamiento, condicionamiento clásico y operante y (un poco, por lo menos de) teoría del aprendizaje. Con esta base, será mucho más sencillo introducir herramientas como el clicker, conceptos como razón e intervalo (propios del condicionamiento operante) o poder centrarnos en la comunicación, la gestualidad y el manejo.

Lecciones para saber disfrutar aún más de tu perro

La relación entre perros y humanos ha ido cambiando a mejor en las últimas décadas. Hoy en día el perro ya no es una posesión ni un elemento de ocio, sino un miembro de la familia y como tal se procura que sea comprendido. Entender mejor la psicología de nuestro perro nos permite profundizar en la relación con él, haciendo esta más rica y saludable para ambas partes. En Dog and Roll enseñan a enseñar a nuestros perros cómo comportarse mejor y tratan problemas de comportamiento para ayudar a los canes y a sus dueños.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 22 abril 2020 por Marta Sánchez
Publicado en: Cuidado y Asistencia
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.