Motricidad e idiomas en entornos naturales

Publicado el 24 enero 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Andrés García, especialista en organización de campamentos y excursiones en Asturias, es natural de la localidad asturiana de Pravia y graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Por motivos de trabajo y estudio ha residido en diferentes países del mundo como Bélgica, Hungría, Estados Unidos o en el sudeste asiático.

Al regresar a su casa vio la necesidad de integrar el deporte, los idiomas y las actividades dinámicas en su pueblo durante los veranos, ya que los niños pasan cada vez más tiempo enfrente de dispositivos digitales, y se están perdiendo las habilidades motrices básicas, así como las de juego. Es por ello que decidieron crear este proyecto empresarial.

GR Summer Camp es una empresa de campamentos veraniegos con programas que mezclan el inglés con el deporte, las manualidades, excursiones y diferentes talleres. Empezaron hace 5 años con tan solo 15 niños y el último verano han atendido a más de 250 entre los diferentes programas. Actualmente, cuentan con el campamento de verano, uno de fútbol y otro donde se realizan excursiones por toda Asturias. Todo esto es posible gracias a un equipo multidisciplinar, donde cada uno es especialista en las diferentes partes que componen sus campamentos.

Andrés siempre ha estado relacionado con la Educación Física. Empezó realizando un voluntariado en Varsovia, enseñando inglés a jóvenes desfavorecidos. Después ha sido entrenador de fútbol base y femenino en Estados Unidos y desde que regresó a España comenzó con este proyecto. El deporte y los niños son su pasión y en lo que invierte la mayoría de su tiempo. En la actualidad estudia para convertirse en profesor de Educación Primaria.

¿Qué momento destacarías de toda vuestra trayectoria profesional en GR SUMMER CAMP? ¿Qué ha supuesto un mayor reto y por qué?

Uno de los mayores retos que hemos tenido en el campus fue un verano donde se juntaron dos niñas que no sabían nadar. La primera había tenido una mala experiencia de pequeña y ni siquiera se acercaba al agua.  La segunda era una niña de origen saharaui que venía durante los veranos. Nos costó esfuerzo y paciencia, pero al final lo conseguimos. Ver a esas niñas disfrutar en el agua y sus avances en tan poco tiempo es algo que nos ha llenado.

¿Qué parte de vuestro equipo de trabajo es esencial? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

El equipo humano. este campamento tiene la suerte de contar con gente joven muy motivada, con muchos conocimientos y ganas de innovar. La comunicación entre todos es esencial, ya que muchas veces trabajamos por proyectos combinando el deporte, con las actividades o el inglés.

¿Cómo son los campamentos de verano que organizáis? ¿Qué pueden esperar los participantes de los campamentos que organizáis en cuestión de actividades y residencia?

Tenemos varios modelos, desde el campamento de fútbol al de excursiones por los principales atractivos de nuestra región. Aunque el que desarrollamos mayoritariamente es el campamento urbano. En él combinamos el deporte y la motricidad con actividades y talleres en inglés y castellano. Estas actividades tratan de ser lo más originales posibles, intentando sorprender diariamente a los participantes.

¿Qué no puede faltar en un campamento de verano? ¿Qué hace que un campamento sea único?

La motivación. Tanto de monitores como de participantes. Conseguir unos monitores motivados hace que el desarrollo del campamento fluya, ya que esta motivación se contagia a los niños y, en consecuencia, les hace disfrutar de las actividades. La motivación lleva a la innovación y esto es algo que los alumnos agradecen ya que están constantemente realizando cosas nuevas. Además, cada día realizamos un pequeño resumen para que los padres puedan ver lo que hacen sus hijos, está disponible en www.grsummercamp.es.

Un regalo para la infancia con visión de futuro

Las nuevas tecnologías nos traen muchas ventajas, pero también algunos inconvenientes que hay que combatir. Uno de ellos es la promoción de un estilo de vida más sedentario que puede determinar una salud frágil si se convierte en un patrón que nuestros niños padecen desde su infancia. Para evitarlo, recuperar la motricidad y los juegos infantiles en campamentos organizados por profesionales motivados es un eficaz antídoto. Además, la posibilidad de relacionarse con la naturaleza y estudiar idiomas al mismo tiempo facilita que esta experiencia sea también una inversión educativa en el futuro de los niños y en el mundo que ellos construirán cuando sean adultos.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 24 enero 2020 por Marta Sánchez
Publicado en: Tiempo Libre y Aficiones
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.