Narrando historias mediante imágenes

Publicado el 7 octubre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Antonio Montesinos, de 35 años y gaditano de Jerez de la Frontera, se considera un narrador de historias y un privilegiado por haber encontrado su camino en la vida: la fotografía. Desde el primer minuto en el que tuvo su primera cámara fotográfica en las manos le emocionó el mundo de la fotografía, aunque tardó 20 años en tomar contacto con él. La cámara le dio un modo de ocultar su timidez, ya que con ella podía acudir a cualquier sitio y observar todo con atención.

Antonio apuesta por un estilo creativo, intimista y una estética muy personal para capturar los detalles y las emociones de las personas. Su gusto por las ceremonias nupciales le hizo centrar su atención en la fotografía de este tipo de eventos. Aunque también realiza sesiones fotográficas de parejas y familias, las bodas son su especialidad.

Fundó su empresa en el 2013. Antonio asegura que “la belleza es necesaria para el alma, la felicidad es lo que nos alimenta y el tiempo lo único que no podemos recuperar”. Para él, la esencia de la fotografía no es plasmar imágenes sino capturar emociones, algo que disfruta haciendo en bodas para perpetuar esas emociones e imágenes en la memoria. Acostumbra a trabajar en equipo, ya que en las bodas realizan tanto el reportaje fotográfico como el vídeo del evento.

Antonio, ¿de qué forma te ha servido tu experiencia como fotógrafo de eventos en la calle?

Mi experiencia fotografiando eventos en la calle me ha servido para educar mi ojo y mi instinto como fotógrafo. He aprendido a que tener un proyecto propio requiere mucho esfuerzo y sacrificio, sobre todo esto último.

Así que, ser fotógrafo requiere mucho ánimo, paciencia, saber estar, echarle muchas ganas, invertir en una buena formación y seguir adelante sin miedo. Y, sobre todo practicar mucho, ser honesto y permanecer fiel a uno mismo. 

¿Qué cámara prefieres utilizar para la fotografía de boda y por qué?

Desde principios de este año 2019 trabajo con Sony. Venía de Nikon tras 4 años con dicha marca, pero consideraba que era el momento de renovar equipo y cambiar al sistema de cámaras sin espejo (mirrorless). Tengo dos Sony A7 III y trabajo siempre con lentes fijas luminosas. Personalmente creo que la Sony A7 III lo tiene todo. Y lo mejor es que te da más margen para seguir innovando, eso es algo que me encanta y me motiva.

¿Qué diferencia hay entre fotografiar modelos con vestidos de novias y una novia camino al altar?

Pues muchas. Por ejemplo, fotografiar modelos con vestidos de novias es algo sencillo ya que la modelo sabe cómo tiene que posar en la mayoría de las ocasiones. Este tipo de reportajes está pensado para editoriales de portales de tendencias de bodas. Sin embargo, fotografiar una boda es más difícil.

Las prisas del mismo día, el tener que ser creativo durante tantas horas de trabajo, el clima no siempre está de tu lado, los invitados que no conocen tu estilo y te piden muchas fotos típicas. A fin de cuentas, el cliente debe saber cómo trabajas y ser claro desde el principio. Siempre me preparo para contar una historia. Considero que es la mejor forma de conseguir mejores fotos.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de ver el taller light & emotions? ¿Por qué es importante entender a profundidad la luz?

Si estás empezando en la fotografía de bodas, creo que asistir a mi taller es muy importante para seguir creciendo como profesional en este sector. Para mí, lo más importante es cómo ves el mundo y cómo registras lo que pasa frente a ti.

Soy muy curioso y juego con los elementos que tengo delante. Ser creativo también forma parte de mi taller. Les explico a mis alumnos cómo utilizar el equipo en cada circunstancia de luz. Hacer ese ejercicio ayudará a provocar estados de ánimo y sentimientos a la pareja y futuros clientes.

Indagando en la emocionalidad de la fotografía

Antonio Montesinos reinventa la condición de fotógrafo: él es un narrador de historias y cazador de emociones. Su estilo creativo busca que quienes contemplan sus fotografías puedan ver en ellas un relato y las emociones que este entraña. Adapta su condición de artista de la imagen para ser testigo de lo que un evento nupcial nos puede contar acerca de sus protagonistas, convirtiéndose en el relator de la historia del enlace.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 7 octubre 2019 por Marta Sánchez
Publicado en: Fotografía
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.