Psiconutrición para educar tus hábitos

Publicado el 8 abril 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Encarni Ayoso, psicóloga sanitaria y dietista en Madrid, es una cordobesa que vivió hasta los 24 años en su ciudad natal hasta que se mudó a Bilbao, ciudad a la que tiene mucho apego. A los 39 años se mudó a Madrid, donde reside actualmente y desarrolla su actividad profesional desde hace 11 años en su consulta privada en Alcobendas.

Desde muy pequeña se sintió atraída por la conducta humana y en especial por las emociones y por cómo éstas nos afectan, por lo que siempre quiso estudiar psicología. Sin embargo, el fallecimiento primero de su padre y luego de un hermano le obligó a buscar otras salidas profesionales para ayudar a su familia.

Tras formarse en diferentes áreas nada relacionadas con su objetivo, por fin las circunstancias de su vida permitieron que iniciará los estudios de psicología y cinco años después, y con un par de Máster, ya estaba preparada para iniciar su andadura como psicóloga. Llegó a la nutrición a raíz de un ofrecimiento para colaborar dando apoyo a los clientes del Doctor Gustavo Ortiz, una eminencia en Bilbao en el campo de la nutrición, con más de 30 años de trabajo en el sector.

Encarni ayudaba a que las personas que estaban llevando a cabo un plan alimenticio para adelgazar pudieran tener mayor capacidad de adhesión al plan nutricional, consiguiendo una mejor gestión de las emociones, en especial de la ansiedad, el estrés y demás situaciones vinculadas con el descontrol alimenticio al que muchas personas se ven abocadas por diferentes razones, casi siempre emocionales.

Y fue en este trabajo cuando comenzó a interesarse por la dietética y en especial por los hábitos alimenticios. Aprendió mucho sobre alimentación trabajando codo con codo con el Doctor Ortiz y eso fue aumentando su interés en ese campo, pero sin perder de vista la importancia que tenía el abordaje psicológico, lo que le llevó a comenzar la formación en el campo de la nutrición.

Ha descubierto a lo largo de estos años, que todas las dietas que existen pueden ser eficaces, sin entrar por supuesto en los matices de cuáles son saludables o no. Ahora bien, ¿por qué si cualquier dieta funciona no estamos todos delgados? La respuesta, según Encarni, tiene poca complicación: no somos capaces de mantenernos el tiempo suficiente en ellas, máxime en aquellas que son más complicadas de llevar.

De forma que no se trata de hacer dieta, sino de cambiar nuestros hábitos, y aquí entran no sólo los alimenticios, acerca de qué comer o no, sino aquello que es más importante, de qué forma estoy comiendo, para qué me lo como, qué estoy consolando con lo que me como, y un sinfín de situaciones y emociones que poco tienen que ver con sentarnos a la mesa. 

Encarni es psicóloga general sanitaria y dietista especializada en Psiconutrición, un término poco familiar para el público general, pero que resulta de la unión de la psicología con la nutrición. Explica que ahora está muy de moda el término coaching nutricional, que en la práctica viene a ser lo mismo. Un coaching nutricional se forma en técnicas psicológicas, que aplica al campo de la nutrición.

Encarni, ¿qué te motivó a hacer este trabajo?

Cuando llegué a Madrid, dejé atrás mi trabajo con el Doctor Ortiz en el campo de la nutrición, tenía que volver a empezar, ésta es otra de mis especialidades, volver a empezar.

Por tanto, comencé interviniendo en talleres de grupos de personas con ciertos conflictos, también cursos para afrontar fobias, a la vez que inicié mi consulta privada como psicóloga.

Tenía muchos casos de ansiedad, seguramente uno de los males de nuestra época, y veía cómo esta ansiedad seguía vinculada al tema alimenticio, algo de lo que ya sabía mucho, así que fue en ese momento cuando decidí realizar una formación superior en dietética, que me permitiera ejercer en ambos campos, y de esa unión, nació la psiconutrición, que es el enfoque que realizo en mi consulta.

Encarni, ¿de qué manera tu profesión de psicóloga te ayuda en las consultas nutricionales que ofrecéis? ¿Qué servicios incluye la primera cita?

Es muy probable que el peso que tiene en mi consulta la psicología sea mucho mayor que el de la nutrición. La mayoría de las personas saben muy bien lo que tienen que comer, pero el problema principal es que no encuentran la forma de llevarlo a cabo de modo sostenido en el tiempo, y es esto lo que tenemos que aprender. No se trata de estar un tiempo a dieta para conseguir un objetivo; se trata de un cambio de hábitos para conseguir salud y mantenerlos a lo largo de la vida.

En la primera cita se hace un historial completo de la persona a nivel conductual y emocional, a nivel físico se realiza un estudio de bioimpedancia para conocer la composición corporal.

Realmente, lo más importante para mí es conocer el historial de la persona, saber cuál ha sido su trayectoria en el campo nutricional. Todo ello me ayuda a enfocar mi trabajo en las áreas necesarias.

¿Qué herramienta te gusta más usar para tu trabajo? ¿Por qué empezaste a usarla y qué la hace especial? ¿Me la recomendarías también como principiante en el campo de la nutrición?

Si tuviera que definirte las mejores herramientas, diría que son: escuchar, atender, empatizar, comprender. 

Dar un espacio para que la persona pueda sentir que puede conseguir sus objetivos, que puede aprender a hacer las cosas diferentes, aunque lleve una vida haciendo lo mismo, que depende de ella el cambio y que está en su mano.

Como es lógico, todo ello no discurre en una sola sesión. Por ello, en principio, las sesiones se realizan semanalmente y, desde un diálogo terapéutico, se va aproximando a la persona a la toma de consciencia que le acerque a lograr un cambio de pensamiento y, como consecuencia, de comportamiento.

De acuerdo con tu experiencia profesional, ¿cuáles son los riesgos del consumo de azúcar para la salud?

Por fin, desde hace unos años se le está prestando atención al consumo del azúcar. Estamos tomando conciencia de que no son las grasas, sino el azúcar presente en casi todo lo que comemos lo que está generando esta pandemia de obesidad y enfermedades asociadas, como la obesidad y el síndrome metabólico.

El azúcar está presente en prácticamente todo lo que comemos, incluso en alimentos que no necesariamente son dulces, como el pan, aderezos, fiambres, etc. Disfrazado de nombres muy variados, pero que a fin de cuentas son azúcar: jarabe de maíz, sirope de ágave, arce, panela, dextrosa, fructosa, glucosa, lactosa, maltosa, sacarosa, almidón, extracto de malta, melaza, etc.

Existen numerosos estudios en los que se ha comprobado el elevado potencial adictivo que tiene el azúcar en nuestro cerebro, generando la secreción de dopamina, un neurotransmisor generador de placer que estimula al cerebro al consumo de cualquier sustancia potencialmente adictiva, equiparándose a otras drogas como la cocaína, el tabaco y el alcohol.

Asimismo, genera un efecto de habituación, que provoca un consumo mayor para satisfacer la necesidad, por lo que, cuanto más azúcar tomemos, más ganas tendremos, como sucede siempre con cualquier otra droga. Desengancharnos de esta droga no es tarea fácil porque continuamente estamos bombardeados por todo tipo de productos (algunos denominados saludables), que llenan los estantes de nuestras tiendas y nos asaltan por cualquier medio de comunicación.

Son muchas las empresas poderosas que están detrás de su propio interés, provocándonos que cada vez estemos más enganchados a ese sabor dulce.

¿Qué tipo de alimentación recomiendas llevar y por qué? ¿En qué consiste el método Montignac? ¿Cuáles son las ventajas que ofrece?

Establezco una alimentación que se desarrolla a través de menús semanales, compuestos de alimentos naturales de nuestra cultura mediterránea. No hay limitaciones en cantidades, aunque sí existen limitaciones en cuanto a determinados alimentos, especialmente aquellos con un índice glucémico elevado, que es precisamente en lo que se basa el método Montignac.

Con base en el objetivo que se establezca con cada persona, se va adaptando el menú. Tampoco se hace uso de ningún tipo de complementos.

Se programa según tres fases: en la primera fase, que corresponde a la bajada de peso, están más restringidos los carbohidratos, pero siempre, teniendo en cuenta el perfil de la persona.

En la segunda fase, donde ya se ha alcanzado el objetivo, y lo que se pretende es estabilizar el nuevo peso, se incorporan todos los alimentos que antes no se consumían. Esto se realiza de forma progresiva. 

Posteriormente, en la última fase se hace una alimentación libre pero siempre bajo las pautas de todo lo aprendido, ya que, como yo insisto en cada consulta, no se trata de hacer una dieta para adelgazar, se trata de aprender una forma de comer y cuidarse, donde hablamos de alimentación, pero también de ejercicio, higiene del sueño, hábitos, rutinas, condicionamientos… en fin: llevar una vida saludable en todo lo que conforma al ser humano.

Para cualquier persona que esté interesada en quitarse unos kilillos, pero sobre todo que quiera comprometerse con un cambio alimenticio para siempre, puede contactar directamente desde mi blog:

http://www.adelgazarbienestar.com/

O través del tlf o whatsap: 677 79 15 36 o email: psicoeayoso@gmail.com

Controla tu mente para que no te controle la comida

Encarni Ayoso realizó su sueño de ser psicóloga y pronto descubrió la relevancia de abordar la nutrición mediante un enfoque psicológico. Esto le llevó a formarse para poder reunir la psicología y la nutrición como la característica más destacada de su actividad profesional. Encarni asiste a sus pacientes y clientes para que aprendan a conocer y conocerse, entendiendo los mecanismos del hambre y la saciedad y el papel real que la comida juega en nuestra vida, para así poder nutrirnos de modo correcto y hacer de la alimentación una fuente de salud.“ Somos como una bellota que contiene en su interior todo el potencial para convertirse en un majestuoso roble. Necesitamos alimento, estímulo y luz para crecer, pero el roble ya se encuentra en su interior”. John Whitmore.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 8 abril 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.