Tatuajes y piercings en las mejores manos, con la máxima seguridad e higiene

Publicado el 22 diciembre 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Esteban es un madrileño que se mudó a Valencia por razones personales y abrió el estudio de El OSO TATTOOador hace más de ocho años. Se trata de un pequeño estudio de tatuaje y piercing, muy agradable, decorado de forma personal con artículos deportivos, musicales, cómics, etc. Esteban trabaja en solitario en el estudio tatuando, perforando y haciéndolo absolutamente todo por sí mismo. No quería tener jefes ni ser jefe de nadie.

Lo que más le piden los clientes en lo relativo a piercings suelen ser Helix, Tragus, Nostril, ombligo… Los motivos de Esteban para elegir este trabajo fueron dos. El primero fue diseñar el primer tatuaje que le hicieron, y el segundo motivo fue que el estudio de publicidad donde trabajaba tuvo que cerrar, y a raíz de esto, realizó un curso de tatuaje.

Lo de los piercings vino después, cuando abrió el estudio en Valencia. La razón que le empuja al cumplimiento de su trabajo, además de ser su modo de vida, es la satisfacción de que la gente salga contenta del estudio por el trabajo realizado.

¿Cómo es vuestra forma de trabajar los piercing y perforaciones? ¿Qué medidas siguen durante el proceso?

Yo trabajo con agujas (catéteres) para realizar los piercings, todas las herramientas empleadas están esterilizadas, y se abre todo delante del cliente. El proceso que sigo desde que entra el cliente, hasta que sale es el siguiente: solo pueden entrar dos personas al estudio y solo quien se va a perforar, en la cabina conmigo.

Les ofrezco gel hidroalcohólico y les paso el trámite del consentimiento informado. Después preparo todo lo necesario para la perforación y le pregunto al cliente dónde quiere exactamente el piercing. Una vez realizado el piercing, le informo al cliente cómo debe curarse y además le doy toda la información al respecto por escrito.

¿Cuál es el precio medio de un piercing? ¿De qué depende el precio?

En El OSO TATOOador, el precio medio de un piercing es de 15 euros. Los precios son de 15€, 20€, 30€ (Industrial), 60€ (genitales), pueden ver la tabla de precios en mi página web.

¿Qué problemas se pueden evitar al contratar vuestros servicios de anillado o piercing?

No sé cómo se trabaja en otros estudios ni los quiero subestimar. En EL OSO TATTOOador, informo de todos los cuidados necesarios y te doy un recordatorio por escrito de ellos. De igual modo, si se presenta cualquier problema con la perforación, estoy a tu disposición para resolverlo.

Además en mi web tienes a tu disposición una sección de preguntas frecuentes sobre precios, cuidados, posibles problemas y cómo solucionarlos. El precio de los piercings en El OSO TATTOOador es el mejor de Valencia en relación calidad-precio. También tengo «Tarjetas Regalo» con las que puedes regalar piercings o tatuajes.

¿En qué parte duele menos colocarse un piercing? ¿Por qué?

Esto es siempre un asunto muy relativo y completamente subjetivo, ya que la intensidad del dolor de cada persona depende de su umbral personal de resistencia, de las terminaciones nerviosas que se tengan en cada zona, del estado anímico, físico etc en la que se encuentre la persona en ese momento. Normalmente, donde menos suele doler es en los lóbulos de las orejas.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 22 diciembre 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.