Te enseñamos a vivir de forma saludable

Publicado el 29 noviembre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Practicó ejercicio desde una edad muy temprana. Se dedicó al deporte de alto rendimiento durante muchos años, sin tener que renunciar a los estudios. Tras esa etapa, conoció de lleno el ámbito de la investigación, la gestión deportiva y las ciencias de la salud. Consideró que toda esa formación y experiencia merecían ser enseñados, y entonces decidió crear el Método Fenómeno.

Su nombre es Álvaro Bachiller Laserna. Nació en Cuenca un 9 de Julio de 1981. Su etapa escolar la disfrutó en un pueblo de la provincia de Cuenca. Hasta los 13 años vivió en Honrubia. Posteriormente, por motivos deportivos y académicos, su vida transcurrió entre diferentes ciudades y carreteras encima de una bici. A pesar de que ya consideraba que tenía suficiente deporte en su vida y que quizás podría dedicarse a algo diferente, terminó estudiando Ciencias del Deporte en Toledo. Fue entonces cuando se obsesionó por poner todos sus conocimientos sobre alto rendimiento al servicio de las personas, con el objetivo de transmitirles la sensación de sentirse deportistas.

La empresa en sí, la forma un equipo que se dedica a promover la salud y la calidad de vida a través de la actividad física. Su principal preocupación es acabar con el sedentarismo que sufren algunas personas, y para ello, les animan a crear un hábito activo que mejore su aptitud física, salud y forma de vida. La empresa nace cuando finalizó su carrera deportiva. Por suerte, trabajó como técnico deportivo en su pueblo y así pudo aprender cómo entrenar a grupos de diferente edad en un mismo espacio y a una misma hora. Lo que le llevó a ofrecer estos servicios en otros pueblos, fue el darse cuenta de cómo las personas mayores ganan en salud al moverse de forma regular y cómo los niños reaccionan ante el movimiento. A partir de ahí, se ha asociado con otros profesionales para realizar juntos diferentes entrenamientos.

¿Qué significa el deporte para los profesionales de Fenómeno? ¿Cuánto tiempo al día dedicáis a las actividades físicas?

A la pregunta para la gente que forma la familia fenómeno le tendríamos que cambiar en parte el sentido, y quedaría ¿qué significa la vida sin deporte? Todos los agentes que participamos en la empresa hemos sido deportistas antes que profesionales, y Fenómeno, como estructura, sigue funcionando como un equipo de alto rendimiento. En horas dedicamos unas cuantas, aunque nunca nos parecen suficientes. Todo el tiempo que se dedica a lo que se hace por placer, parece escaso. 

¿Qué metodologías preferís utilizar para entrenar a vuestros alumnos y por qué?

Durante muchos años volcamos nuestro desempeño en tareas de I+D hasta obtener nuestra propia metodología. Nos adelantamos a la conducta de vida activa y saludable, consolidada actualmente en nuestra sociedad, hasta el punto de invertir todos nuestros recursos en lo que en su momento era una idea muy etérea.

El primer paso consistía en  establecer un protocolo de evaluación, para conocer el estado real del cliente que buscaba una forma controlada de conseguir los objetivos de salud que preconizamos los profesionales de la actividad física. Alcanzada esa fase, decidimos invertir en integrar en los espacios de entrenamiento, un sistema que informe en tiempo real sobre lo que ocurre a nivel fisiológico durante el proceso de entrenamiento.

Seguidamente, iniciamos la etapa de expansión y crecimiento en m2 de superficie de entrenamiento, abriendo centros en régimen de franquicia, y juntando a un equipo de profesionales de primer nivel. Paralelamente hemos seguido invirtiendo en herramientas para controlar el estilo de vida y la dinámica de hábitos.

A día de hoy, motivados por la velocidad a que nuestro sector está creciendo, hemos vuelto al laboratorio a desarrollar nuevos sistemas y servicios que permitan a más personas entrenar con gusto y de manera sostenible en el tiempo. 

¿Cómo adaptáis el entrenamiento de vuestros alumnos en función a lo que ellos necesiten? ¿Cómo os organizáis para otorgar entrenamientos online y presenciales?

Nuestra principal orden de trabajo, consiste en evaluar al usuario, y diseñar un programa integral de entrenamiento que priorice sobre la evaluación, el desarrollo de las capacidades físicas o derivadas más debilitadas.

Siempre buscamos el equilibrio de cada capacidad y la creación del hábito, para que el usuario sea consciente y parte activa del proceso. Hemos comprobado que si el usuario lo conoce, entrena de manera más segura y el objetivo se consigue antes. De esta manera conseguimos implantar una conducta aspiracional.

La monitorización permite llegar un poquito más lejos en cada sesión, puesto que sabemos qué día el cuerpo responde, y qué día otros factores o riesgos están limitando la capacidad ante el esfuerzo. Controlamos en tiempo real todos los biomarcadores que participan en el éxito o el fracaso del estímulo de la condición física.

Cada persona tiene una meta distinta cuando acude a entrenar, unos quieren perder peso, otros tonificar músculos, ¿cómo se pueden conseguir estos objetivos tan diferentes? ¿Se puede lograr con el mismo plan?

Un plan de entrenamiento se vertebra a base de ingredientes o estímulos. La salud depende en gran medida de día a día administrar la dosis concreta de actividad física que nuestro cuerpo puede asimilar y convertirla en adaptaciones. Entrenar una única capacidad puede ser tan pernicioso como el sedentarismo, puesto que, va a generar una falta de balance.

Un entrenamiento excesivo, un sobreentrenamiento, un gesto fuera del rango articular, una sesión mal dimensionada a nivel cardiovascular, puede conducirnos a patologías sobrevenidas: desmotivación, abandono, a poner en riesgo nuestra salud. Ante un mismo estímulo o ejercicio dos personas no responden de manera simétrica, incluso la misma persona, dependiente de factores ambientales, nutricionales o emocionales, responderá un día de manera muy positiva ante un ejercicio y al día siguiente en su cuerpo puede repercutir de manera no tan beneficiosa. En Fenómeno destacamos que lo que no se mide no se puede mejorar.

Apuesta por la actividad

El sedentarismo es un modo de vida nada saludable que sufren una parte de las personas de nuestro país. No hay mejor forma de acabar con él que el ejercicio físico. Acudir a centros especializados como el Centro Fenómeno, te ayuda a que incorpores hábitos mucho más beneficiosos a tu rutina diaria, y pasarás de estar tumbado en el sofá a ejercitar tus músculos. Estos profesionales te estimulan con atractivas actividades físicas para que disfrutes haciendo deporte. Además, podrás hacer amistades y aprenderás a trabajar en grupo. Piensa que tu salud es lo primero y que puedes mejorarla bastante abandonando costumbres poco favorables e incluyendo en tu día a día un poco de entrenamiento.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 29 noviembre 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.