Todo lo que necesitas para legalizar tu negocio

Publicado el 2 enero 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Ernesto Castellanos Ruiz, especialista en legalización de actividades en Castellón de la Plana, ha nacido y vivido siempre en esta ciudad, donde cursó los estudios de Ingeniería Técnica Industrial en la Universidad Jaume I. Su empresa es ECR INGENIERÍA, cuyo nombre responde a sus iniciales y va a cumplir tres años de antigüedad, dedicada a la prestación de servicios técnicos de ingeniería. Los conocimientos adquiridos en sus anteriores experiencias laborales hacen posible esta aventura empresarial.

Trabaja en un despacho muy bien ubicado en el centro de la ciudad, integrado en un edificio exclusivamente de profesionales de distintas áreas, y al que se ha trasladado hace poco más de medio año. Se dedica principalmente a la legalización de actividades, obras e instalaciones, algo necesario siempre que un cliente se dispone a implantar un negocio o precisa realizar obras.

Consiste, básicamente, en realizar un estudio previo para conocer las necesidades del caso objeto, indicar las condiciones que debe seguir para dar cumplimiento a toda la normativa, preparar los proyectos técnicos exigibles y, una vez está todo listo, registrar la documentación en las Administraciones competentes para resolver los expedientes asociados con el fin de que autoricen su puesta en funcionamiento de forma totalmente legal.

Este proceso es aplicable a infinidad de actividades, siendo las más usuales establecimientos de hostelería y similares, comercios tanto pequeñas tiendas como grandes superficies, talleres y fábricas, oficinas administrativas, centros sanitarios y docentes, aparcamientos de vehículos, almacenes y un largo etc. Otro tipo de trabajos realizados por ECR INGENIERÍA son los informes periciales.

Para ello, bien sea un afectado por alguna cuestión, o bien sea mediante solicitud judicial para resolver algún procedimiento en el que no se ponen de acuerdo entre las partes, estos trabajos requieren la intervención de un perito, es decir, un experto en cierta materia, que realice un estudio sobre la cuestión a tratar, dictamine las causas y bajo su experiencia y conocimiento exponga sus conclusiones.

Como casos prácticos están los accidentes de tráfico, las averías de vehículos, productos o maquinaria, para estimar económicamente daños producidos en algún establecimiento o instalación, para formular reclamaciones, para valorar económicamente la cuantía del traspaso de un negocio, etc.

¿Qué os impulsó en ECR INGENIERÍA a empezar a ofrecer trámites de licencias para las empresas? ¿En qué tipo de estas gestiones son especialistas?

 Entre las múltiples salidas profesionales que afortunadamente ofrecen los estudios que he realizado, este campo es muy amplio, te brinda la posibilidad de conocer a una grandísima diversidad de personas y empresas, además de todo tipo de negocios, industrias, instalaciones, etc. Es un trabajo que conlleva mucha responsabilidad, ya que de tus decisiones depende en la mayoría de los casos gran parte de la inversión que realiza el cliente, así como el correcto funcionamiento y la futura seguridad del público general que sea usuario final del establecimiento objeto, o éxito del producto que sea objeto de fabricación, reparación, etc.

Para ello, además de los conocimientos previos, se requiere una formación continua, ya que la normativa de aplicación a las distintas materias se encuentra en constante evolución. Pero, por encima de todo destacaría la satisfacción que produce obtener buenos resultados, facilitando a los clientes en la medida de lo posible el duro trabajo que supone implantar un negocio y todos los aspectos que se deben cuidar para ello. Es muy gratificante con el tiempo pasar por la puerta de cualquier lugar en el que has intervenido, y ver que tu aportación ha sido útil, que se han implementado las medidas oportunas y ese negocio, actividad o instalación funciona a la perfección.

Estas gestiones corresponden al 95% de mi experiencia laboral, porque disfruto con ello dejando a veces de pensar que se trata de trabajo, y sobre todo porque puedo ofrecer el servicio a los clientes con total convicción, así como por el hecho de conocer muchísima gente relacionada con el sector, existiendo por tanto una demanda previa al nacimiento de ECR INGENIERIA, y que en parte lo motivó. No destacaría un tipo de gestión en concreto en la que esté especializado. Afortunadamente he realizado legalizaciones de todo tipo de negocios, y aquellas que no haya hecho por el momento, que seguro que las hay, lo único que puedo decir es que estoy deseando empezar para aprender cosas nuevas y conocer igualmente gente nueva.

Como anécdota podría decir que sí es cierto que hace algunos años hubo un notable crecimiento en la apertura de bares, aunque también se ha hablado mucho o ha salido en medios de comunicación la proliferación de negocios como las tiendas de cigarrillos electrónicos, y alguno más. Entiendo que responde más a modas, necesidades o tendencias que tiene la sociedad en determinados momentos.

¿Qué instrumentos de trabajo son necesarios? ¿Hay alguno esencial? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar en la realización de sus trabajos y por qué?

La verdad es que el trabajo desarrollado no requiere una gran relación de equipos, maquinaria o similar. Basta con disponer de un buen equipo informático para manejar los distintos programas de perfil técnico y ofimática, alguna que otra impresora, entre ellas un plotter para planos de gran formato, vehículo propio para realizar las visitas e indumentaria adecuada para el acceso a obra, elementos de protección individual, etc.

Por encima de todo ello, destacaría por lo que llega en ocasiones a llamar la atención a ciertos clientes y por su gran utilidad, el medidor láser. Es una herramienta que permite tomar medidas de cualquier lugar de forma rápida y sencilla proyectando desde el aparato un punto de luz (láser) que se ve reflejado en el objeto que corta el haz de luz, y sobre el que determina la distancia entre ambos. Es extremadamente eficiente para medir grandes distancias, llegando hasta los 100 m de alcance. También es capaz de medir superficies y otras funcionalidades.

Por otro lado, como elementos que no pueden faltar en un trabajo realizado diría que son la dedicación y la exclusividad. Me refiero a adoptar el máximo interés en cada trabajo y responder a las necesidades del cliente, ofreciendo un trato individualizado y de calidad. Si algo tiene este tipo de servicio profesional, es que cada trabajo es diferente, por mucho que pueda parecerse a otro nunca será igual, y es por ello que requiere un trato adecuado y adaptado.

¿En qué consiste una licencia de apertura? ¿Cuáles son los tipos de licencias que existen? ¿Qué normativas deben seguirse al respecto?

Una definición estricta y cercana al lenguaje empleado en Derecho para explicar lo que es una licencia de apertura sería tal como: “Título habilitante para ejercer el derecho de apertura o puesta en funcionamiento de una actividad, establecimiento o instalación”, y que traducido a un lenguaje algo más coloquial sería “Documento que supone la autorización para poner en marcha un negocio”.

En cuanto a tipos de licencias existentes, no quisiera extenderme en exceso. Como dato fundamental, puedo comentar que esta cuestión se regula por parte de cada Comunidad Autónoma, por lo que yo solo puedo hablar con conocimiento de causa para el caso de la Valenciana. Igualmente cada municipio establece sus condiciones urbanísticas, de usos, de desarrollo de materias como las de contaminación acústica, vertidos de aguas residuales, ocupación de vía pública, etc.

Volviendo a la tipología, y resumiendo a grandes rasgos, existen dos normativas relativas a la legalización de actividades en la Comunidad Valenciana. Por un lado están las actividades recreativas, de espectáculos públicos y socioculturales, que, para que se entienda, incluyen los establecimientos de hostelería y restauración, de ocio, deportivas, etc. Dentro de esta ley que las regula, la distinción principal se realiza por aforo, existencia de recintos con riesgo especial y/o alta carga en relación al peligro de incendio. Dicha distinción afecta en cuanto a plazos para obtener la licencia de apertura, y las distintas Administraciones que deben revisar e informar el expediente.

En función de estas condiciones existen dos procedimientos para la tramitación, denominados “Declaración responsable” y “Autorización”, respectivamente, siendo el primero el de menor entidad. Y, por otro lado, se encuentra la legislación aplicable al resto de actividades que no responden a la tipología enumerada, y que son la gran mayoría. Para estas existen cuatro niveles en cuanto a procedimientos, y la distinción responde a la denominada “incidencia ambiental”. Este término recoge las condiciones en cuanto a la evaluación de los potenciales peligros y repercusión sobre los bienes, el Medio Ambiente y las personas que pueda provocar una actividad.

La normativa establece unos listados de actividades y condiciones para determinar a qué tipo de trámite está sometida cada una. De menor a mayor incidencia ambiental se tiene:

  • Comunicación actividad inocua.
  • Declaración responsable ambiental.
  • Licencia ambiental.
  • Autorización ambiental integrada.

También existe regulación estatal para aquellas actividades comerciales o de prestación de servicios, conocida como “Ley de emprendedores”, que facilita más si cabe la implantación de las mismas, con una reducción mayor en cuanto a cargas administrativas.

En cuanto a normativa de aplicación, como ya he indicado, deben tenerse en consideración y debe darse estricto cumplimiento a un gran número de ellas, lo que supondría un listado muy extenso que no ha lugar a detallar. Por último, sí que destacaría que la normativa relativa a licencias de apertura tan solo regula ciertos aspectos, y que en algunos casos se limita al tipo de tramitación, debiendo cumplir igualmente cada trabajo otra normativa específica para cada materia, y que en gran parte ya es de regulación de ámbito nacional, como sería el caso del Código Técnico de Edificación, Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, y un largo etc.

¿Cuáles son los documentos que se requieren para tramitar una licencia de apertura de un local comercial? ¿Cómo pueden contratarse vuestros servicios?

Además de copia de la documentación identificativa del solicitante, bien sea una persona física o sociedad, y las tasas municipales que correspondan según el caso, como norma general se debe acompañar la documentación técnica consistente en una memoria técnica o proyecto que describa por completo la actividad, sus características principales, tales como superficies, dimensiones, geometría, estimación de la ocupación, proceso de trabajo, relación de maquinaria y equipos, condiciones de accesibilidad, de protección contra incendios, descripción de todas las instalaciones, medidas a adoptar para cumplimiento de normativa de contaminación acústica, de las normas urbanísticas del municipio en cuestión, la repercusión ambiental, etc. Tal y como comentaba antes, cada caso debe ser sometido a un estudio previo, de forma que se pueda determinar toda la documentación exigible y los acondicionamientos necesarios para el cumplimiento de normativa.

Por ejemplo, en el caso de necesidad de realización de obras, también se debe presentar documentación técnica que describa el alcance de las mismas, detalle el estado actual del local y de cómo quedará una vez reformado, una relación de las partidas de obra a ejecutar, indicación de los residuos de obra y su correcta gestión medioambiental, etc. Y, si las instalaciones específicas requieren la redacción de proyecto técnico por sus características, también se acompaña el justificante de legalización ante el Servicio Territorial de Industria.

Además de todo ello, según los cambios normativos en cuanto a la tramitación de expedientes para licencias de apertura, el titular solicitante formula una comunicación previa o declaración responsable en la que manifiesta que reúne todos los requisitos técnicos y administrativos, así como que dispone de toda la documentación que lo acredita, asumiendo el compromiso de mantenerlos durante el periodo de explotación de la actividad.

Para ello como último documento a destacar, el técnico director de las instalaciones y ejecución de la obra o puesta en marcha del negocio, debe certificar que dichas condiciones se ajustan al contenido del proyecto redactado, justificando el cumplimiento de toda la normativa aplicable. Por último, en referencia a la forma de contratar nuestros servicios, pues sencillamente se puede realizar a través de teléfono, email, formulario de contacto de la página web www.ecringenieria.com, o bien visitando directamente nuestro despacho.

Tu brújula para cumplir la normativa legal a la hora de reformar o comenzar tu proyecto

ECR INGENIERÍA, la empresa fundada hace apenas tres años por Ernesto Castellanos Ruiz, ayuda a sus clientes a superar todos los trámites legales imprescindibles para poner en marcha los proyectos empresariales deseados o hacer que estos cumplan con las regulaciones si desean realizar obras o modificaciones sustanciales. La jungla legal puede ser un relevante obstáculo a la hora de fomentar la empresarialidad y el dinamismo económico. Para que los sueños de los emprendedores no se queden en el papel, y dichos planes pasen de los planos a la realidad, ECR INGENIERÍA sirve de guía para que todas las condiciones normativas exigibles a cada caso se implementen para alcanzar la viabilidad legal del negocio, pero matiza que en ningún caso serán más de las estrictamente necesarias, para que el impacto económico de su aplicación pueda afrontarse junto con el resto de inversión y todo llegue a buen puerto.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 2 enero 2020 por Marta Sánchez
TAG:
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.