Total adaptación del tratamiento fisioterapéutico a tus necesidades

Publicado el 14 julio 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

María Jesús, fisioterapeuta en Marbella, provincia de Málaga, completó sus estudios de Fisioterapia en el 2001 en la Universidad de Granada. Después obtuvo la titulación de experto universitario en fisioterapia manual osteopática por la universidad de Sevilla y cursó algunos años más en la escuela de osteopatía de Madrid. Su primer contacto con la práctica clínica aconteció en Úbeda, su ciudad natal, en clínica de fisioterapia y osteopatía y centros de mayores con deterioro neurológico.

A lo largo de estos años, María Jesús ha compaginado el trabajo con la formación en diferentes áreas de la fisioterapia, el tratamiento de afectados por alzheimer y otros trastornos en la edad avanzada que afectan al sistema musculoesquelético. Asimismo, se ha formado en drenaje linfático, neurodinamia, sistema vestibular, quiropraxia, acupuntura y terapia fascial, entre otros ámbitos.

Su proyecto como profesional independiente arranca en 2007, después de trasladarse a Marbella, y poco a poco se ha ido consolidando hasta conformar el actual equipo integrado por siete fisioterapeutas, un podólogo y un psicólogo, todos ellos en constante formación. Aplican tratamientos de fisioterapia en traumatología, lesiones deportivas, neurológicas, fisioterapia manual osteopática, fisioestética y clases de ejercicio terapéutico en general, servicios de psicología, podología y nutrición. Todos estos tratamientos se traducen en un abordaje integral del individuo, significando un gran impacto sobre su estado de salud en general.

La mayor parte de los pacientes de María Jesús presenta dolor de espalda o cuello. Su tratamiento se aborda desde la terapia manual y las técnicas manipulativas y de alivio del dolor mediante el uso de agentes físicos y el ejercicio terapéutico personalizado y adaptado a cada fase de la recuperación. La evaluación del paciente y el análisis de los síntomas es fundamental para ajustar el mejor tratamiento en cada caso.

María Jesús, ¿cuál es el aspecto más relevante de tu profesión?

Me parece fascinante cómo los fisioterapeutas podemos influir en modificar hábitos, posturas y estilos de vida con nuestra acción terapéutica y producir cambios significativos en el manejo del dolor y, por consiguiente, en la calidad de vida de las personas. Con nuestras técnicas podemos ayudar a normalizar el tono en la musculatura, aliviar tensiones y estimular las zonas poco funcionales.

Además, en todo el proceso el paciente es partícipe de la terapia de manera activa, reconociendo sus músculos y articulaciones y adquiriendo una serie de herramientas útiles a través del ejercicio terapéutico para mantenerse en buenas condiciones físicas con independencia de su edad y, de este modo, prevenir lesiones o un agravamiento de las patologías que ya están presentes.

La postura es un factor importante en el desarrollo de las lesiones degenerativas discales y, en general, articulares. En las sesiones de ejercicio terapéutico vamos a inducir la postura correcta durante la ejecución del ejercicio y, a lo largo de la práctica regular del mismo, observamos cambios positivos en la postura del paciente, puesto que hemos activado la musculatura y el cuerpo tiene la capacidad de aprender sobre su propia experiencia del movimiento bien dirigido y dosificado. Así que tenemos la capacidad de entrenar el cuerpo en la dirección que más nos convenga en cada caso, buscando siempre como finalidad conservar la funcionalidad y el buen estado articular del paciente.

¿En qué medida es importante el ejercicio terapéutico en el conjunto del tratamiento?

El ejercicio terapéutico siempre lo hemos incluido en nuestros tratamientos como parte fundamental en la recuperación del paciente, ya que nos va a garantizar la estabilización de la mejoría del paciente que hemos alcanzado con las técnicas de terapia manual. Y, a largo plazo, la educación del paciente va a suponer cambios notables que se mantendrán en el tiempo.

Había muchas personas que una vez finalizado el tratamiento con el fisioterapeuta, dejaban de practicar los ejercicios en casa. Así que empezamos a trabajar con pequeños grupos de pacientes que se encontraban en la última fase de la rehabilitación. Actualmente, ofrecemos varias horas al día de ejercicio terapéutico en grupos reducidos, enfocado principalmente a la espalda y faja abdominopélvica.

¿Cuál es el perfil del usuario de este tipo de clases?

La mayoría de las personas que participan en nuestras clases no encuentran su sitio en un gimnasio convencional, bien por su edad, bien porque se han sometido a intervenciones quirúrgicas o hay muchos signos de degeneración articular y/o dolor que condicionan mucho el tipo, la intensidad y la duración del ejercicio que pueden realizar.

Este perfil de paciente necesita de ejercicios adaptados a sus trastornos musculoesqueléticos bajo la supervisión de un profesional cualificado y familiarizado con las lesiones, patologías y cirugías que frecuentemente presentan, de tal forma que puedan desarrollar una serie de ejercicios y salgan con la satisfacción de haber trabajado

El ejercicio terapéutico tiene como finalidad restablecer el gesto que el paciente ha perdido o realiza con dificultad, con la sutileza de reducir el daño mecánico siempre, es decir, mediante una ejecución dosificada y precisa del movimiento articular y progresando en el uso de resistencias que incrementen la fuerza de la musculatura gradualmente.

¿Cuáles son los criterios que utilizáis para la selección de los ejercicios grupales?

En las clases grupales prestamos atención principalmente a la estabilización de la faja abdominopélvica y la espalda, el control y la reeducación postural, ya que la desalineación de la cabeza, la pelvis y las cinturas escapulares predisponen al sufrimiento discal y articular y pueden ser un factor perpetuante para el dolor crónico.

También ponemos atención en la función respiratoria mediante ejercicios de respiración profunda y gimnasia abdominal hipopresiva. Las fases respiratorias son aprovechadas para aumentar la tolerancia al estiramiento y la movilidad costovertebral. Bajo estas premisas, disponemos de diferentes niveles de intensidad de ejercicio y clases específicas para activar la musculatura de la espalda, gimnasia abdominal hipopresiva, estiramientos globales, entre otras.

Con respecto al ejercicio terapéutico, es una parte fundamental en la recuperación de cualquier lesión y persigue diferentes objetivos siempre con la idea de restaurar y preservar la funcionalidad. Los ejercicios son adaptados en función de la lesión del paciente, el nivel de dolor, el estilo de vida, el gesto deportivo, etc. Por ejemplo, en una intervención de prótesis de cadera, nuestro trabajo estará enfocado hacia la carga funcional de peso en la pierna para permitir la deambulación, mientras que en una fractura de húmero, nuestro objetivo será alcanzar la mayor amplitud de movimiento del brazo.

En un deportista, el ejercicio será dirigido específicamente a restaurar el gesto deportivo perdido o limitado, y en una persona de edad avanzada, nos centraremos en entrenar las reacciones de equilibrio y estimular los gestos cotidianos que fomenten su máxima autonomía.

Recuperando movilidad y funcionalidad

El proyecto 4Body, fundado y dirigido por María Jesús e integrado por un equipo de fisioterapeutas profesionales y expertos, además de un podólogo y un psicólogo, apuesta por la máxima optimización de los tratamientos que ofrecen a sus pacientes y clientes mediante una individualización minuciosa. Solo utilizan terapias con la máxima evidencia científica como respaldo, implicando al paciente en su propia rehabilitación para que aprenda cómo reeducar su cuerpo y evitar las posturas, hábitos, rutinas y errores que agravan o producen patologías.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 14 julio 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.