Tradición familiar para tus dulces favoritos

Publicado el 18 octubre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Juan Miguel nació en Las Palmas de Gran Canaria y ronda los sesenta años. Ha vivido alrededor del gremio de la repostería toda la vida. Esto es algo que le viene de familia, ya que es una profesión a la que se han dedicado buena parte de sus familiares, por lo que su vocación tiene mucho de tradición familiar.

Su empresa se llama Dulcería Atlántida y fue fundada en 1973 como un proyecto de superación personal del matrimonio formado por don Francisco González Martín y doña Josefa Cantano Muñoz. A día de hoy, el carácter familiar de Dulcería Atlántida sigue conservándose. Cuentan con un equipo formado por una media de diez personas entre los que trabajan en la dulcería y quienes se encargan de la distribución local.

El tipo de producción que llevan a cabo es principalmente de dulces variados. Sobre todo elaboran la más amplia variedad de tartas y postres semifríos de distintos sabores, en especial de frutas y chocolates. 

La Dulcería Atlántida fue fundada en 1973 como una empresa familiar ¿cuál ha sido la historia y los cambios fundamentales que habéis vivido desde la creación hasta el presente? ¿Cuál es el tipo de repostería que hace tan especial a la Dulcería Atlántida?

En este trabajo estamos y continuamos porque nos gusta y nos mueve la continuación de la tradición familiar que hay que continuar para que lo artesanal no desaparezca. Desde los proyectos, los sueños y la ejecución de la obra pasaron bastantes años pero gracias al gran esfuerzo y sacrificio de nuestro padres poco a poco fue comenzando la creación del lugar de fabricación y durante los años me he ido actualizando y he realizado las modificaciones oportunas según las necesidades y exigencias de las normativas de industria, sanidad y demás organismos para cumplir las normas.

Siempre hemos estado satisfechos con los resultados para poder atender a nuestros fieles clientes de tantos años y a los nuevos que van confiando en nuestra empresa a los cuales les damos nuestro agradecimiento más sincero. 

Con respecto a los productos más populares son de años conocidos como los de siempre (palmeras, conchitas, milhojas, matahambres, etc…).

¿Qué clase de utensilios y equipos de repostería preferís utilizar para hacer vuestros productos y por qué?

En nuestro día a día utilizamos maquinaria de la época de los 70 y 80 traídas de buenas fábricas de la península como batidoras, amasadoras, hornos principalmente aunque también usamos otras más actuales como calderas de chocolate o fumigadoras de gelatina junto con bastantes herramientas manuales para el corte y alisado y decoración de dulces y tartas entre otra varias ocupaciones bastante laboriosas ya que gran parte del proceso es manual.

¿Cuál es el proceso de creación que seguís para hacer tartas personalizadas para eventos? ¿Cuánto tiempo invertís en la elaboración?

Para el tema de la elaboración de una tarta personalizada se comienza la base interior que puede ser de hojaldre, bizcocho, semifríos, para pasar luego a sus rellenos continuando con el exterior a petición del cliente con nata, merengue, turrón, chocolate, alguna mermelada etc., pasando a la impresión de alguna foto o dibujo a gusto del cliente con la dedicatoria elegida y algunos elementos de decoración como flores de galleta, perlitas, velas o muñequitos. Además, puede llevar desde la base a la terminación buena parte de la jornada pero bien organizado todo suele salir a su hora de entrega.

¿Cuánto puede ser el coste de una de vuestras tartas personalizadas? ¿Depende del nivel de detalle y de los ingredientes utilizados?

Procuramos atender a nuestro cliente dándoles el precio más económico que nos permita el coste de los materiales y damos algunas opciones de precios por kilo de tarta estando entre los 8,00 € y los 15,00 €, aunque algunas tartas tipo boda se encarecen un poco más debido a la mayor complicación de la estructura, el transporte, etc. Pero no superan los 20,00€ el kilo.

Un compromiso de calidad con toque tradicional

La empresa familiar Dulcería Atlántida y su equipo de profesionales mantienen muchas de las recetas típicas y tradicionales que han caracterizado a sus dulces y tartas desde hace ya casi medio siglo, cuando el local abrió sus puertas en 1973. Además, la aplicación de técnicas más modernas y tecnologías actuales les capacita para elaborar las muy demandadas tartas personalizadas con impresión de mensajes. La mezcla de sabores tradicionales y métodos modernos sigue enamorando a sus clientes de siempre y atrayendo a otros nuevos que mantienen el prestigio de Dulcería Atlántida tras tantas décadas de servicio.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 18 octubre 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.