Transmitiendo conocimientos útiles y sólidos sobre nutrición para una vida saludable

Publicado el 17 abril 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Alberto Blanco, es dietista-nutricionista, graduado en la Universidad Complutense de Madrid, y trabaja actualmente en distintas consultas en Ávila, su ciudad de nacimiento. También trabaja de manera online, a través de su página web.

Empezó a trabajar en la consulta de nutrición en Ávila en el verano de 2019. Anteriormente había trabajado en consultas en Madrid a modo de prácticas. Éstas le sirvieron para confirmar que ayudar a las personas a conseguir sus objetivos nutricionales era el motivo por el que decidió estudiar la carrera de Nutrición y Dietética.

La pérdida de peso es la razón principal por el que los pacientes acuden a su consulta, aunque a los nutricionistas no les gusta mucho este término. El peso no es lo más importante en cuestiones de salud. Por ello, prefiere utilizar el término “mejora de composición corporal”, que, además, también sirve para deportistas que busquen una disminución de grasa o un aumento de la masa muscular.

Es Máster en Nutrición y Salud por la UOC y además, ha realizado un posgrado en Nutrición Deportiva en la Complutense. Por lo que cuenta con una base sólida que le permite ayudar a los pacientes a tratar nutricionalmente distintas patologías, como: diabetes, colesterol alto, hipertensión, cáncer, hiper e hipotiroidismo.

Alberto comenta que un gran número de pacientes acuden a él con el objetivo de mejorar el rendimiento deportivo y la composición corporal, de cara a las pruebas físicas de la Escuela de Policía que se encuentra en Ávila. También explica que dentro de sus motivaciones a trabajar en este campo se encuentra principalmente, su preocupación por el aumento del índice de sobrepeso y obesidad de la población española.

Alberto afirma que este problema es fruto de una mala alimentación y de un incremento del sedentarismo.Por ello, su mayor recomendación es que se se cambien hábitos alimenticios, así sea pequeños cambios de manera progresiva, pues siempre supondrán una mejora importante de la salud.

¿Qué importancia tiene la educación alimentaria? ¿Consideras que la población está educada para ello?

Creo que la educación alimentaria ocupa un lugar muy importante en el ámbito de la salud. Es un término que a la gente normalmente le cuesta entender de primeras, puesto que es muy común realizar dietas milagro para perder peso rápidamente mientras el resto del año no cuidan lo que comen.

Estas dietas tienen muy poca adherencia en el tiempo, y se pierde bastante peso en cortos periodos, pero sin corregir el problema de raíz: la falta de atención a una verdadera educación alimentaria.

Como consecuencia de ello, con mucha frecuencia, se produce un efecto rebote, que provoca que se aumente más peso incluso del que se llegó a perder.

Por ello, considero que debemos corregir la educación alimentaria. Si se aprende a comer y a llevar un estilo de vida saludable, se puede conseguir una pérdida de peso gradual en el tiempo.

Además, incluso se puede alcanzar unos rangos de peso saludables, y, sobre todo, una mejora de la composición corporal. Esto asegura que la pérdida de peso sea por una disminución de grasa y no de tejido muscular.

¿Qué estrategias y qué tipo de acciones son fundamentales para llegar a los pacientes y que creen conciencia de la importancia de su alimentación?

La primera consulta es clave para analizar al paciente y ver qué hábitos y creencias tiene. En muchas ocasiones, los pacientes tienen interiorizados una serie de acciones que piensan que están realizando correctamente y, en realidad, son lo que llamamos “mitos”.

Pienso que las consultas de nutrición no son para ir a pesarse y anular la consulta si crees que no has podido hacer las cosas bien en esas dos semanas. Tampoco son para ceñirse completamente a un menú cerrado.

Su función es enseñar a la gente cosas útiles que les puedan servir para toda la vida, como puede ser el desmontar mitos, cómo elaborar un plato o un picoteo saludable, cómo hacer una buena compra, o cómo interpretar el etiquetado de los alimentos.

¿Qué programas tienes para que los pacientes de distintas edades pierdan peso? ¿Y para los deportistas, qué les recomiendas?

Para las personas que acuden con el objetivo de perder peso, es fundamental conocer sus hábitos actuales y ver qué cosas se pueden ir cambiando poco a poco. De manera que vayamos cumpliendo objetivos nutricionales en cada consulta. 

Lo que no podemos pensar es que una persona cuyos hábitos son, en una escala saludable del 1 al 10, de un 3, que empiece a comer como un 9 de la noche a la mañana. Es posible que los pacientes empiecen motivados con el cambio, pero la adherencia al tratamiento en el tiempo no será muy larga. Este hecho ocurre, por ejemplo, en las personas adictas a los refrescos.

Es imposible que alguien que se toma dos litros diarios de refresco azucarado, pase a no tomar nada en un día. Tendremos que ir reduciendo poco a poco la cantidad, e irle ofreciendo otras alternativas menos perjudiciales. 

En cuanto a los pacientes deportistas, es esencial saber cuál es el objetivo: Si es una ganancia de masa muscular o una pérdida de grasa. Una vez fijamos el objetivo, analizo los hábitos alimenticios de la persona, y hago especial hincapié en los horarios de entrenamientos y las ingestas pre y post entrenamiento. 

En estos pacientes, también hay que desmontar mitos en muchas ocasiones, como, por ejemplo, el consumo de batidos y suplementos de manera indiscriminada y sin conocer el uso que tiene cada suplemento.

¿Cómo es la rutina, una vez que un paciente acude a tu consulta? ¿Cómo realizas el seguimiento y apoyo a cada caso?

En primer lugar, tenemos una consulta inicial para conocernos. Este primer día realizo una entrevista extensa, de alrededor de 1 hora, en la que analizo el historial clínico, deportivo y nutricional del paciente. 

Para personalizar el planning nutricional a cada paciente, también es necesario realizar un cuestionario de gustos y así adaptarlos a cada caso concreto. Además, enfocamos el objetivo a medio-largo plazo, y acordamos otros objetivos más asequibles en el tiempo a corto plazo.

De esta manera, cada dos semanas tendremos las consultas de revisión, y, en estas, analizamos si los objetivos programados a corto plazo se van cumpliendo, y acordamos otros diferentes para las siguientes dos semanas.

En cada consulta, analizo la composición corporal de los pacientes y su evolución mediante la báscula de bioimpedancia, que, además del peso, va a proporcionarnos otros datos como el % de grasa, la masa muscular o el % de agua.

En caso de que los pacientes busquen una mejora del rendimiento deportivo, también realizo la medición antropométrica de los pliegues de grasa. Esta medición nos permite conocer de manera más precisa la evolución del porcentaje graso de la persona.

La educación alimentaria: clave para garantizar buenos hábitos alimenticios

Alberto Blanco a través de su empresa, Nutrición AB, se ha dedicado a brindar orientaciones a sus  pacientes basándose en las necesidades alimenticias individuales. En su consulta de nutrición, el centro es la educación alimentaria, es decir, trasmitir conocimientos a sus pacientes para que se formen un buen criterio que les permita: elegir  qué comer en cada momento, saber cómo cocinar los alimentos, decidir qué comer cuando comen fuera de casa, y que logren mantenerse apegados a un plan de alimentación coherente, para que realmente les surta los resultados esperados.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 17 abril 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.