Tratamiento integral desde una visión holística del ser humano

Publicado el 6 noviembre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Antonio Bernal, de 40 años, se dedica a las terapias naturales desde hace 10 años. Estudió Cc. Empresariales y le disgustó ver que el cliente no era lo importante para las diversas empresas para las que trabajaba (banca, comercio, etc..). Antonio quería priorizar a los clientes y ayudarlos incluso recomendando productos de la competencia si veía que les encajaban mejor a sus necesidades. Sus jefes, en cambio, solo querían beneficios. Así que decidió que debía ser coherente y lo dejó todo para buscar una forma de ayudar que le llevó a las terapias naturales.

Su empresa empezó siendo una consulta de 8 metros cuadrados con una camilla y una mesa. Poco a poco ha ido creciendo y hoy en día es un centro de 80 metros cuadrados con 5 salas, sala de espera y despacho. En Centro SHÉN trabajan varios terapeutas en colaboración porque, según fue creciendo la consulta, Antonio comprendió que no podía abarcar todo lo que le gustaba. Por eso decidió que era el momento de empezar a delegar terapias en manos de otros profesionales. Considera óptimo que dichos profesionales estén reunidos bajo el mismo techo y que el cliente sepa que va a estar bien cuidado.

Antonio está especializado en medicina china, que es una medicina muy completa. Explica que es muy difícil plantearse una especialización dentro de ella porque en esta medicina el sistema de especializaciones es diferente. Sobre todo porque la medicina china no trata enfermedades sino enfermos. Las personas están hechas de una sola pieza. Todo afecta a todo. Cualquier emoción puede alterar su estado físico en un momento. Por todo esto, desde la medicina china no se separa un médico para el pulmón y otro médico para el riñón.

Todos los órganos están relacionados por lo que, lo que se hace a un órgano, influye en todos. Considera Antonio que las numerosas especializaciones de la medicina occidental tienen el inconveniente de que cada especialista protege solo la parte del cuerpo que conoce mejor sin reparar en si está perjudicando otras partes, lo que multiplica la medicación del paciente y hace que cada especialista solo tape los síntomas generados por otro.

Indicáis en vuestra página web que os gusta: “Ayudar en la medida de lo posible a mantener nuestra salud”. ¿De qué forma crees que os identifica esta frase a los profesionales de Centro Shén?

En Centro SHÉN trabajamos con humildad y realidad. Si viene un paciente y su problema no tiene solución pues le vamos a decir que lamentablemente no podemos ayudarle, aunque si quiere, lo podemos intentar. Recuerdo una chica a la que habían operado de la rodilla, le habían puesto una prótesis de titanio, la operación había salido mal y su pierna se había quedado recta (no podía doblarla) en ese caso, ya no podíamos hacer nada porque la operación ha dejado unas limitaciones físicas que el organismo ya no va a poder restaurar.

En cambio un señor con Parkinson, que a priori parece tener un peor pronóstico, pues le estamos tratando y está mucho mejor: ya no tiembla, tiene más fuerza, mejor equilibrio, etc.

Mi visión es la de tratar a cada paciente como si fuese parte de mi familia y ayudarles en todo lo que pueda y en lo que se dejen. Hay veces que vemos que el problema viene por la parte emocional pero los pacientes no se dejan ayudar, por lo que tampoco les vamos a obligar. Los que se dejan, mejoran de forma mucho más rápida y permanente.

¿Te inclináis por alguna terapia en particular a la hora de consultar a tus pacientes? ¿Qué elementos os gusta utilizar en vuestro trabajo y por qué?

Personalmente, las terapias con las que más trabajo son acupuntura, masaje y un planteamiento psico-emocional.

Para mí, son los tres aspectos básicos de los que se compone el ser humano: una parte energética, una parte física y una parte emocional. No se puede tratar una de ellas sin tratar las demás.

¿Cómo realizáis el análisis de vuestros clientes durante la primera visita? ¿Qué acciones tomáis a partir de ahí?

En la primera visita hay dos cuestiones importantes:

  • La primera es saber el motivo de la visita: por qué viene, qué le preocupa acerca de su salud.
  • La segunda es averiguar si eso que el paciente nos plantea tiene solución o no. Hay veces que no hay solución, y eso hay que dejarlo claro porque no hay que dar esperanzas donde no las hay.

En caso de que sea solucionable, pasamos al diagnóstico a través de la medicina china y buscamos de dónde viene su problema. Por ejemplo, en el ser humano el origen del estreñimiento puede muy variado: puede ser por frío, por calor, por bloqueo… Si viene «Vicenta» para tratar su estreñimiento lo primero es saber el porqué de ese estreñimiento. Si está tomando un alimento que le estriñe hay que detectarlo y que deje de tomarlo. Nosotros le vamos a tratar, pero ella tiene que dejar de tomarlo. Parece obvio, pero es sorprendente la cantidad de gente no quiere cambiar sus malos hábitos.

En este caso no trataremos el estreñimiento con un protocolo que esté escrito en un libro, sino que trataremos a Vicenta. Porque Vicenta tiene un desajuste que se manifiesta con este síntoma, y este otro, y este otro. Si tratasemos el problema tal y como lo plantea la paciente sería como lanzar un dado al aire.. puede salir lo que quieres o cualquier otra cosa.

El arte de tratar personas y no enfermedades

Antonio Bernal siguió su vocación de ayuda a los demás para encontrar su empleo ideal proporcionando terapias naturales a través de su centro de salud, el Centro Shén. En él se insiste en la visión unitaria de la mente y el cuerpo para tratar a los pacientes de manera individualizada en vez de tratar sus enfermedades. Cada paciente es diagnosticado según un estudio previo personalizado para encontrar el tratamiento más adecuado a sus características y circunstancias.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 6 noviembre 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.