Tu faro legal en asuntos de extranjería

Publicado el 29 noviembre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Ainhoa Manero Benavente, nacida en Zaragoza pero madrileña de adopción, es abogada de inmigración, oficio que desempeña en su propio despacho en Madrid. Mientras cursaba la carrera de Derecho, Ainhoa no se planteaba ser abogada especializada en temas de inmigración. Sin embargo, al ejercer la abogacía, en su círculo de amigos siempre hubo personas que le planteaban muchas consultas sobre estos temas.

Eran cuestiones relacionadas con la emigración y la inmigración. Además, Ainhoa también se interesó por este ámbito del Derecho debido a sus propias necesidades por los viajes que realizaba. Esto le orientó a especializarse en estos temas y dedicarse a ellos profesionalmente.

Inició su trayectoria profesional como abogada especializada en el derecho de extranjería y en todos los temas que derivan de ello en el año 2010. Se inició trabajando en solitario, pero el éxito de su labor le ha permitido ir creciendo en estos más de nueve años. En la actualidad, cuenta con su propio equipo, conformado tanto por sus empleados como por otros colaboradores.

Ainhoa, ¿qué destacarías de la representación legal que otorgáis a vuestros clientes en Abogado Extranjería Madrid? ¿Qué os caracteriza como abogados?

Ahora mismo, nuestro equipo es un grupo multicultural formado al 90% por mujeres de diferentes edades, culturas y religiones. Somos como una gran familia de gladiadores que luchamos para que la gente extranjera pueda tener los permisos necesarios para sentirse acogida en España y poder disfrutar de nuestro país, que es tan variopinto a su vez.

Si tuviera que describirnos en unas cuantas palabras serían: eficacia, rapidez, atención al cliente según su idioma y necesidades. Somos perfeccionistas, por lo que siempre nos gusta cuidar hasta el mínimo detalle y tenemos siempre en cuenta la situación y las necesidades de cada uno de nuestros clientes. Como abogados, lo que nos caracteriza es que defendemos los derechos de nuestros clientes hasta el «último aliento». Nuestro lema en inglés es «you name it, we solve it» (nombra el problema y nosotros lo solucionamos).

¿Qué parte de vuestro equipo de trabajo es esencial? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

En nuestro trabajo es esencial tener una comunicación adecuada, por llamarla así, con nuestros clientes; es decir, debemos hablar el lenguaje (y sí, hablamos la mayoría de sus lenguas nativas) para asegurarnos de que entienden en qué consisten las diferentes opciones que les estamos exponiendo para que sean conscientes del proceso desde el principio. Lo que no nos debe faltar nunca en nuestro equipo es la coordinación entre los diferentes elementos que forman los 3 equipos.

Nuestra estructura es, por explicarla de forma sencilla: abogada senior, abogada junior y paralegal. La abogada senior toma las decisiones y establece las estrategias, la abogada junior las ejecuta y la paralegal se encarga de la parte administrativa de la ejecución de un trámite, como, por ejemplo, del control de los límites de tiempo, estructurar las citas, la gestión de documentos, etc. Sin una buena cohesión entre estos tres elementos no hay fluidez en el equipo. Ahora mismo somos cuatro equipos dentro del despacho.

¿Qué debo hacer si soy extranjero y quiero recibir la nacionalidad española? ¿Cómo podéis asesorarme en ese caso?

Todo depende de la situación personal del extranjero porque hay varias opciones y tipos de situaciones. Lo que hacemos antes de comenzar es tener una consulta en la que la abogada senior se encarga de ver si el cliente cumple los requisitos o no.

Todo depende de la edad, de dónde nació la persona en cuestión, de las nacionalidades que tenga en el momento de solicitar la nacionalidad española, la descendencia (tener abuelos o padres españoles de origen puede reducir el tiempo de espera a 1 año), el estado civil y la nacionalidad del cónyuge o hasta la religión (hasta el 1 de octubre los judíos sefardíes y sus descendientes podían solicitar la nacionalidad desde fuera de España, pero después de esa fecha solamente teniendo dos años de residencia legal en España).

También influyen los viajes que una persona realice, por ejemplo porque si tiene residencia legal en España y viajó 9 meses cada año si solicita la nacionalidad española por residencia le va a ser denegada.

¿De qué otras maneras podéis ayudar a las personas como abogados de inmigración? ¿En qué casos es necesario contratar vuestros servicios?

Lo mejor de ser abogado de inmigración es escuchar a las personas. En realidad, los clientes nos cuentan sus historias y nosotros tenemos que dar solución a sus problemas. Lo mejor de mi trabajo es cuando conseguimos reunir familias.

Nuestros servicios, aunque un poco desconocidos por ser una rama de la abogacía muy específica, se pueden contratar por cualquier tema relacionado con movimientos migratorios, cambios de estado civil, constituciones de empresas, apoyo a emprendedores e inversionistas que vean todo el gran potencial que tiene España etc.

Como abogados contamos con el apoyo del Colegio de Abogados ya que a través de ellos podemos conseguir citas más rápidas o presentar diferentes trámites de forma telemática, lo que es de gran ayuda para agilizar los trámites y arrojar un poco de luz sobre toda la administración, que está colapsada. Los trámites burocráticos con la administración pública y con los consulados sobre todo son un tema que para los extranjeros es casi una misión imposible y nosotros agregamos el ingrediente de «experto» en toda la ecuación y estamos pendiente de los plazos y la estrategia a largo plazo para poder también mantener el estatus migratorio una vez conseguido.

Un gladiador legal en difícil ámbito de las normas de extranjería

Si para un ciudadano lego en Derecho ya es complicado conocer en detalle las normas fundamentales de su país de origen, mucho más difícil es manejarse con agilidad cuando es está en un país extranjero. Además, en muchas ocasiones, el idioma supone una barrera infranqueable para comprender las normas a cumplir, incluso para personas que dominen algo nuestra lengua, debido a la complejidad de la jerga legal. Por estos y muchos otros motivos, es imprescindible ponerse en manos de expertos. Abogado Extranjería Madrid cuenta con casi una década de experiencia tramitando asuntos de extranjería a ciudadanos de muy diversas procedencias, incluso atendiéndoles en su lengua natal para favorecer la comunicación fluida con sus clientes.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 29 noviembre 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.