Tu mejora personal de la mano del Reiki y la meditación

Publicado el 9 julio 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Jordi Ibern, terapeuta, profesor de Reiki y de meditación en Barcelona, nació en Lleida y descubrió el Reiki en el año 2002. La meditación poco después. Desde entonces se convirtió en un apasionado –y practicante– de ambas. Ha realizado cursos de formación de Reiki en diferentes escuelas, así como cursos y formaciones de meditación y Mindfulness; también ha realizado talleres de formación de Qi Gong, Medicina Tradicional China y Taichi. Aunque vive en Barcelona y trabaja principalmente en la ciudad condal, también da cursos y retiros en otras ciudades y países.

En Barcelona lleva a cabo terapias individuales de Reiki, cursos de Reiki intensivos de fin de semana y clases privadas de Reiki y de meditación. Asimismo, ofrece cursos intensivos de Reiki y, en ocasiones, también terapias, en otras ciudades y países. Ha impartido cursos de Reiki, además de en España, en Finlandia, Países Bajos, Francia, Italia, Líbano, Marruecos y Japón. Le gusta estar disponible para llevar el Reiki y la meditación adonde lo soliciten. Además, y especialmente desde el confinamiento provocado por la crisis sanitaria de la Covid-19, también ofrece sesiones de Reiki y clases particulares a través de videoconferencia.

Desde hace más de 10 años, igualmente, organiza diferentes retiros y viajes para profundizar en la práctica del Reiki y de la meditación. Algunos retiros son principalmente prácticos, y suelen durar un fin de semana, y otros son formaciones que duran una semana o más, como la formación anual de 10 días de maestría de Reiki que ofrece en Japón. Junto a José de Groot (Países Bajos), profesora de yoga especializada en anatomía para el yoga y yin yoga, ha creado la combinación de Yin Yoga & Reiki y ofrecen regularmente retiros y talleres en España y en los Países Bajos.

Junto a Yasmine Sinno (Italia), también profesora de yoga, colabora ofreciendo diferentes talleres y retiros en el Líbano, España e Italia. Mucho más reciente es la publicación de su primer libro dedicado al Reiki, “El camino espiritual del Reiki”, publicado en marzo de 2020. El libro explica los orígenes del Reiki y sirve, además, como manual completo de la práctica del Reiki. Además, Jordi Ibern está ultimando los detalles para la apertura de Kisetsu, Reiki & Meditation School en Barcelona: este proyecto se trata de una escuela de Reiki y de meditación con una fuerte influencia espiritual japonesa.

Durante los últimos veinte años se ha formado en varias escuelas y disciplinas: Reiki Tradicional, Reiki Tibetano, Jikiden Reiki, Karuna Reiki, Qi Gong, Taichi, meditación y Mindfulness, además de haber realizado muchísimas prácticas y bastantes talleres de yoga. Sin embargo, Jordi se define sencillamente como profesor de Usui Reiki Ryoho (método Reiki de Usui), que es un nombre genérico que usan muchos profesores y profesoras de Reiki que no se identifican con una escuela de Reiki en particular.

Por lo tanto, su especialidad es enseñar Reiki a las personas de forma sencilla y accesible sin defender ninguna creencia o escuela en particular. No obstante, en el Reiki existen dos grandes grupos de escuelas: las japonesas y las occidentales; aunque se ha formado en ambas, su aproximación y sus enseñanzas son mucho más afines a las escuelas japonesas. En cuanto a la meditación, aunque ha realizado cursos con diferentes enfoques, la meditación que enseña es muy sencilla, neutra y accesible a todas las personas. Suele definirla como una mezcla de zen y vipassana. Se trata de una forma de meditación simple y profunda que busca, ante todo, aprender a respirar, observar y aceptar para sosegar la mente. Su especialidad es la meditación ‘sin más’. 

Como terapeuta, Jordi ha tratado a personas con patologías y problemas muy diversos. No obstante, la gran mayoría de sus pacientes, y por tanto, su especialidad, son personas con problemas relacionados con el estado de ánimo: depresión, ansiedad, estrés, insomnio, distimia, soledad, duelo, vacío existencial y miedos; así como personas con enfermedades crónicas graves como el cáncer, con las que Jordi busca complementar los tratamientos médicos convencionales.

Jordi, ¿qué te motivó a realizar este trabajo? ¿Qué es lo que más te apasiona de enseñar Reiki y meditación como herramientas para una vida plena? ¿Por qué te dedicas a beneficiar el plano físico, mental y emocional de las personas?

La verdad es que nunca decidí ser ni profesor de Reiki profesional ni terapeuta; tampoco realicé ningún curso con la finalidad de enseñar meditación o Mindfulness. Siempre hice los cursos para adquirir unas herramientas y prácticas que me fueran útiles para mí. No obstante, desde el primer curso en el que participé como alumno en el año 2002 soy un enamorado, apasionado y practicante muy constante tanto de Reiki como de meditación.

El paso de practicante a terapeuta profesional y a profesor de Reiki y de meditación lo viví como algo natural imposible de frenar. Empecé realizando sesiones gratuitas a amigos, amigas, conocidos y conocidas y cuando quise darme cuenta ya realizaba unas 40 sesiones mensuales. Después, una cadena de circunstancias —cuanto menos curiosas— me llevaron a dejar mi trabajo y marcharme de Lleida para ir a vivir a Barcelona, a realizar viajes frecuentes a la República Checa y a Eslovaquia para trabajar como terapeuta y a ofrecer cursos de Reiki.

Casi sin tener tiempo para comprender la magnitud del cambio, toda mi vida dio un vuelco y me convertí en un profesional más del sector. El Reiki y la meditación siempre me han motivado por todo lo que me han aportado y aportan y por lo que los disfruto. Me cuesta imaginar mi vida sin ellos. En la actualidad, enseño Reiki y meditación como medio para tener una vida mejor, más sana, con más serenidad, con más alegría y con menos estrés. Una vida feliz.

Me motiva y me apasionan, tanto el Reiki como la meditación, porque me parecen prácticas muy accesibles para todas las personas y porque sus efectos son, además de terapéuticos, muy duraderos. Una de las cosas que trato de tener siempre en mente cuando voy a empezar un curso es recordar que las herramientas que voy a enseñarles a los alumnos y alumnas pueden cambiar radicalmente su vida. Por tanto, me esfuerzo todo lo que puedo en despertar su motivación y pasión por la práctica para cuando el curso termine.

Me gusta la gente feliz, y el Reiki y la meditación acercan la felicidad a la gente. En cuanto a por qué me dedico a beneficiar a la gente con estas herramientas y conocimientos, veo el Reiki y la meditación como prácticas con efectos beneficiosos en todos los aspectos del ser humano. Considero, además, que los efectos de algunos tratamientos convencionales para los trastornos de los estados de ánimo o de algunas enfermedades crónicas son muy efectivos para paliar el malestar, pero tienden a ser casi inocuos a la hora de provocar un cambio de vida que mejore la calidad general de esta. La práctica con constancia del Reiki y de la meditación sí suelen provocar este tipo de mejora holística.

¿Qué parte de tu equipo de trabajo es esencial para impartir enseñanzas de Reiki y meditación? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

Uno de los elementos esenciales cuando te dedicas a enseñar disciplinas como el Reiki o la meditación es la práctica personal. Es muy importante recordarte una y otra vez que, si dejas tu práctica, tus enseñanzas pierden profundidad rápidamente. También es necesario recordar que, aunque adores tu trabajo es necesario descansar bien, alimentarse sanamente y cuidarse mucho en general. Cuando el cansancio es excesivo, la calidad de las clases y de las terapias mengua claramente. Creo que es imposible enseñar a tener una vida consciente y espiritual si tú mismo/a no tratas de tener una.

Por último, considero básico tanto el reciclaje como la formación continua. Aprender de personas con más experiencia y más conocimientos, mejorar la práctica que tienes y cursar aquellas formaciones que van a mejorar la calidad de tu trabajo y de tu vida me parece sabio.

¿Cuáles son los beneficios que proporcionan la práctica constante del Reiki y la meditación?

En el libro El camino espiritual del Reiki dediqué un capítulo entero a responder esta interesante pregunta. Permite que empiece resumiendo un poco los hallazgos que la ciencia ha encontrado hasta hoy, para terminar con los «otros» grandes beneficios del Reiki y de la meditación.

Según estudios relativamente recientes, el Reiki sirve de ayuda en enfermos oncológicos, pacientes con el virus HIV y personas con enfermedades crónicas. Además, varios estudios han mostrado efectos positivos en personas que padecen estrés, agotamiento y depresión. Todos estos estudios están bien documentados en el libro, donde hay enlaces para ver las publicaciones originales.

En cuanto a la meditación, que seguramente genera menos controversia que el Reiki, también se han encontrado efectos beneficiosos que siguen a la práctica regular: meditar mejora la atención, la creatividad y la memoria; asimismo, meditar aumenta la tolerancia al dolor, reduce la fatiga y mejora los niveles de ansiedad, ira y depresión.

No obstante, la mayoría de los alumnos y alumnas de Reiki y de meditación obtienen unos beneficios «extras» a los efectos mencionados: la práctica habitual de Reiki y de meditación es, ante todo, transformadora. De forma respetuosa y calmada, el Reiki y la meditación llevan a sus practicantes a una vida más consciente, compasiva y comprometida: una vida espiritual.

Según tu experiencia profesional, ¿cuáles son las recomendaciones que daríais a vuestros alumnos para garantizar la efectividad de las clases de Reiki y meditación que ofrecéis? ¿Qué recomendaciones le darías a quienes nunca han incursionado en el Reiki y en la meditación?

Durante los cursos que ofrezco suelo repetir frecuentemente que tanto el Reiki como la meditación son herramientas, y estas solo son efectivas si las usas para aquello para lo que fueron diseñadas. Si no las usas, en cambio, son improductivas.

La espiritualidad es el cuidado atento del espíritu. A ese cuidado atento le sigue, sin duda, un incremento del bienestar general, además de una sensación creciente de plenitud. La meditación y el Reiki son prácticas espirituales. Como tales, brindan al practicante plenitud y bienestar; no obstante, si no se practican después de las formaciones, estas suelen quedarse en un buen recuerdo, pero poco más. La práctica y la dedicación son la clave en cualquier práctica espiritual.

Las personas que no conocen el Reiki y que nunca han practicado meditación suelen tener una idea poco precisa acerca de ambas disciplinas. Por lo general, el Reiki suele definirse —equivocadamente— como una terapia energética que equilibra los chacras. Resulta evidente que quien no es cercano a la filosofía oriental encontrará esta definición extravagante y esotérica.

La meditación, por su parte, suele entenderse como la experiencia de «dejar la mente en blanco»; huelga decir que para la mayoría de personas esta es una empresa que se les antoja imposible. Estas creencias generales suelen alejar, tristemente, a muchas personas tanto del Reiki como de la meditación. El Reiki es un método espiritual de origen budista y japonés que contiene diferentes prácticas, entre ellas la meditación, que persiguen la realización personal y la satisfacción espiritual. Son prácticas sencillas que cualquier persona puede realizar sin problemas y que, además, tienen efectos duraderos en las vidas de las personas.

El Reiki es, además de sencillo de aprender, muy útil en el día a día de las personas. Meditar, por su parte, NO es dejar la mente en blanco, es estar sin hacer, respirar sin ansiedad, observar sin juzgar. Meditar es aprender a vivir sin prisas, aunque estas existan. Meditar es, además, sencillo, ya que como he mencionado no se trata de parar la mente, se trata de observar y respirar, nada más.

Un camino de transformación personal hacia el equilibrio integral

Jordi Ibern nos explica que el Reiki y la meditación son herramientas con un poso y una profundidad mucho mayores y más sólidas que las definiciones breves que en Occidente suelen hacerse de ellas. Mediante estos instrumentos, Jordi orienta a sus alumnos a lo largo de un camino de iluminación que abarca al ser humano de un modo holístico, procurándole métodos que permiten una mejora integral de la persona.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 9 julio 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.