Tus tatuajes de ensueño para llevar arte en tu piel

Publicado el 23 noviembre 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Gustavo, venezolano de 40 años, y Raquel, española de 36, regentan su estudio de tatuajes en Madrid capital. Raquel es definida por Gustavo como una artista integral, perfeccionista y todoterreno, mientras que ella define a Gustavo como una persona con gran don de gentes y un humor tan negro como su estilo artístico, el cual ejecuta con una profesionalidad encomiable. Ambos son tatuadores en su estudio Bulldog Tattoo, situado en la Plaza de Castilla en Madrid.

Han contado con artistas acompañándoles y han acogido a otros como invitados, compartiendo conocimientos y entablando estrechas amistades. El nombre del estudio homenajea a su perro Ozzy, un bulldog inglés que les acompañó hasta mayo del 2019. El estudio ha pasado por cambios de ubicación, de miembros del equipo y de visión para mejorar la calidad de los servicios, ofreciendo nuevos formatos que anunciarán en sus redes sociales. Gustavo tiene un estilo más dark, con temática oscura, blanco y negro.

También disfruta realizando tatuajes de animales en realismo blanco y negro. A día de hoy, sin apartarse de su estilo, trabaja más las texturas, principalmente las orgánicas. Explica que los clientes piden con más frecuencia tatuajes relacionados con animales, principalmente mascotas. Raquel, por su parte, tiende más al color, en su gran mayoría temática japonesa, ya que le apasiona dicha cultura.

No obstante, no rechaza otros encargos, intentando aportar su punto de vista. Aún está desarrollando su estilo y sus técnicas. Disfruta con los proyectos que parten de la base de una historia o un concepto para poder buscar la imagen que lo refleje y le gusta ver la cara del cliente cuando se acierta con algo que le encanta, cuando venía sin ninguna imagen preconcebida.

Gustavo se interesó con tan solo 7 años en los tatuajes por un amigo de su padre que los llevaba , también una de las imágenes que siempre recordará es la de Nikki Sixx (bajista de Mötley Crüe) en la que aparecía  con todo el brazo tatuado. Con el tiempo  empezó a experimentar consigo mismo e incluso se hizo su propia máquina para tatuar. El padre de un amigo, médico, le aconsejó acerca de los requisitos higiénico-sanitarios  y le ayudó a encaminarse en esta actividad. Dedicarse día a día a tatuar es algo que le apasiona, y le  motiva mucho el seguir evolucionando.

Raquel encontró su vocación a los 33 años, juntando el dibujo que tanto le ha apasionado siempre con el tatuaje, gracias a que Gustavo le motivó a ello y ella empezó a probarlo. Cada día le motiva el seguir trabajando la satisfacción de mejorar y de hacer tatuajes con los que el cliente está igual o más contento que ella por el resultado. Simplemente le gusta mucho este trabajo.

¿Cuál es el precio medio para realizarse un tatuaje? ¿De qué depende este precio?

El precio no está estipulado con un baremo a nivel nacional o estatal. Depende del tamaño del tatuaje, del diseño y su complejidad, no solo por el dibujo sino por la técnica, el tipo de piel que se esté tratando, si la imagen es en negro o a color…

Otro factor es el caché del artista, por ejemplo. Los tatuadores, a lo largo de nuestra carrera, invertimos en conocimiento tanto de técnicas del tatuaje, de mejoras, de cuestiones sanitarias, así como inversión en cuestión de herramientas y materiales de calidad, porque no es solo una máquina y ya está. Son productos, utensilios, conocimiento, etc. Como veis, son muchas cosas las que tener en cuenta.

Aquí en España hay ciertas discrepancias porque se ha abaratado mucho el precio de los tatuajes y la calidad, la competencia desleal, el que haya gente tatuando en su casa que cobran mucho menos arriesgando al cliente a exponerse a cualquier infección. Todo esto ha influido mucho en los últimos años. Por lo que no podría decirte a nivel general el tema de los precios.

Por nuestra parte, intentamos mantenernos en unos precios razonables. Sabemos que mucha gente a día de hoy quiere tatuarse, con distinto nivel adquisitivo, pero hay que tener en cuenta que no ofrecemos un servicio o producto de primera necesidad, es un lujo y como tal tiene también un precio.

Hay quien tiene para comprarse un Ferrari y hay quien puede permitirse un Seat Panda. Todo esto también viene porque es frecuente y hace ya tiempo que hay un porcentaje de personas que cuando te piden presupuesto al final quieren regatear el precio. Y esto se junta con lo que comentaba antes: la competencia desleal que maleduca a los clientes cediendo también a este tipo de demandas.

¿Qué problemas se evitan con la contratación de vuestros experimentados tatuadores?

La experiencia técnica y artística, así como el conocimiento y las prácticas higiénico-sanitarias, hacen que, primero, el cliente no corra ningún riesgo sanitario, lo que es muy importante. Además, nuestro nivel de servicio logra que el tatuaje que obtiene el cliente sea lo que estaba buscando y con un diseño y resultado que le guste. 

Hacemos todo lo posible para ofrecer la mejor calidad y, como hemos dicho antes, a un precio razonable. Aún así, hay casos puntuales en los que el cliente viene con una idea y aunque le intentas asesorar, tampoco se deja, pero son pocos casos en nuestro caso.

Podemos decir que muchas de las opiniones que nos llegan precisamente están relacionadas con el trato, el trabajo y el asesoramiento por nuestra parte. Eso nos enorgullece porque es una parte en la que nos esforzamos mucho para que los clientes se sientan a gusto, estén bien asesorados y cuenten con toda la información necesaria.

¿Por qué se dice que los tatuajes tienen que ser impares, que opinais?

Eso lo hemos oído de algunos clientes y la verdad, creo que se trata solamente de una manía como cualquier otra. No creo que por llevar una cantidad impar vaya a cambiar nada. Habrá gente que le gustará hacérselos a pares o impares y da igual, ¡tampoco hay que discriminar a nadie!

¿Qué sucede con los tatuajes cuando se engorda o envejece? ¿Qué tipos de cambios se dan?

Hay zonas del cuerpo en las que engordamos o adelgazamos con más facilidad. Al ser la piel elástica, lo que se deforma es la piel, no el tatuaje y depende de cómo quede la piel después de ese cambio físico, así le afecta al estado y a la apariencia del tatuaje que está sobre esa piel que es la que ha sufrido la modificación.

Es como el efecto globo, no tan exagerado pero se parece. Respecto a la vejez, el tiempo lo envejece todo, pero es como las arrugas, si te cuidas y te proteges la piel, ralentizas el posible deterioro que puede ocasionarse al ensanchar la línea, el tono de la tinta en la piel, etc.

Por eso siempre recomendamos que es importante usar protector solar, tener una piel hidratada para que cuanto menos nos arruguemos por viejitos menos se nos arrugue el tatuaje.

Por ejemplo, los tatuajes de Raquel a color se siguen viendo estupendos gracias a esos cuidados. Eso sí, en verano siempre está con la crema de bronceado para el cuerpo y de protección 50 para los tattoos. Es cuestión de mentalizarse.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 23 noviembre 2020 por Marta Sánchez
Publicado en: Tiempo Libre y Aficiones
Últimos Artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.