Una experiencia boudoir para mujeres divinas

Publicado el 13 abril 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Irene Vélez, fotógrafa boudoir en Cádiz, se considera una Contadora de Historias Felices. Es de Chipiona, aunque actualmente vive en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) en la denominada “Costa de la Luz”, un nombre muy apropiado para una fotógrafa. Desde muy pequeña sintió una fascinación tremenda hacia la fotografía, a la que consideraba magia, una herramienta contra la fugacidad de la vida que, jugando con la luz, convertía todos esos momentos en eternos, Gracias a esa magia podía volver a sentir el beso de su abuela que tanto le achuchaba, el salitre en su piel paseando con sus padres.

Podía volver a notar las risas con sus amigas cuando viajaron a Atenas de viaje de fin de curso… Podía volver a sentir todo para siempre. Irene es una apasionada de la vida, de su familia: pasear con su marido, ver crecer a su hija, charlar con su madre, reír con sus amigos. Le apasiona leer, el arte y viajar. Le encanta la música clásica pero también disfruta muchísimo con Ed Sheeran, Maroon 5, Anna Marie… Hace unos años la vida le zarandeó y le hizo darse cuenta de su finitud para enseñarle, de esa manera, a disfrutar cada momento como único. Y la fotografía es su forma de ver la vida, es su manera de mirar.

Irene Vélez Fotografía es su esencia, donde desnuda su alma y se entrega absolutamente a contar una historia, una secuencia vital de quienes desean, por alguna razón, que sus momentos perduren y se conviertan en un legado familiar, un regalo generación tras generación. Su empresa nació como un deseo de compartir. Nació como por casualidad, cuando Irene sintió la necesidad de contar las historias de amor de aquellas parejas que se casaban y querían, no solo recordar lo estupendísimos que se iban a ver el día de su boda, sino que además querían algo más, o mucho más, que era recordar cada sensación propia y ajena a través de las fotografías. Sintió el deseo de que ellos vivieran su día, fotográficamente hablando, como a ella le hubiera gustado hacerlo.

Realiza las fotografías en solitario, pero no por cuestiones de ego, sino por un sentido extremo de responsabilidad. Opina que la Fotografía es tan subjetiva como la mirada que se esconde detrás de la cámara, y las personas que le contratan han visualizado sus imágenes, lo que ella ve, su manera de transformar la realidad y pasarla por su filtro. Por lo tanto, entiende que ellos desean que sus fotografías las tome la misma persona en la que ellos fijaron su propia mirada.

No obstante, cuenta con un gran equipo humano en bodas para temas de logística. En cuanto a la fotografía boudoir, la experiencia que una mujer va a vivir requiere de un gran equipo de profesionales de los que se rodea para convertir dicha experiencia en altamente satisfactoria, por lo tanto, cuenta, entre otros, con estilistas, maquilladores, peluqueros. Su especialización es el retrato en sus distintas facetas, las dos grandes áreas de su trabajo son la fotografía de bodas y la fotografía boudoir. Pero el contacto tan auténtico y especial que mantiene con los que denomina “sus novios”, provoca que la relación se dilate en el tiempo y esto abra el abanico a fotografía de embarazo, de familia y newborn.

Irene, ¿qué te motivó a realizar este trabajo? ¿Qué es lo que más os apasiona de la fotografía en Divinas Boudoir?

En esencia, mi deseo de contar historias, y en cuanto a la Fotografía Boudoir lo que me motivó fue la necesidad de revelar de una manera honesta que toda mujer es una luchadora nata y que esas pequeñas o grandes victorias la convierten en la mujer que es hoy. También deseo hacer visible que el quererse a una misma nada tiene que ver con el viejo concepto de ‘egoísmo’ que, a menudo, se nos ha inculcado; de tal manera que nuestro instinto de posponer cualquier satisfacción propia en pos de los demás: novia/o, marido/mujer, hijos, padres…nunca deja espacio para hacer realidad nuestros propios sueños.

La Experiencia Boudoir es un ‘regalo’ que llega en el momento que nos desligamos de las obligaciones externas y nos permitimos el lujo de mirar hacia adentro con verdadero agradecimiento. Esa mujer que se siente libre es una mujer preparada para disfrutar de esta experiencia. Disfrutar de una experiencia boudoir es coger las riendas de tu vida y decidir que ha llegado el momento de celebrar contigo misma tus propias victorias personales.

Lo que me apasiona de la Fotografía Boudoir es descubrir la sensual belleza que toda mujer atesora en su interior que nada tiene que ver con su edad, por eso, no podemos hablar de una edad como la mejor para vivir esta experiencia, pues cada etapa tiene algo especial. La adolescencia, la juventud, la madurez, ser hija, hermana, ser esposa, madre…, ¡Todas son la mejor edad para la mujer! Sería imposible contener la Belleza en una edad concreta.

Es la multiplicidad mágica del interior femenino donde reside todo su encanto, su misterio y una belleza única. La belleza externa es tan subjetiva que depende de épocas, culturas, razas… realmente está al servicio de un espectador casual externo a tu propia vida. Mientras que la belleza interior es algo que solo tú misma puedes cultivar, tu propia autoestima, la serenidad de saber que estás en tu camino, y que al final se traduce en ser feliz. Por tanto, sería absurdo permitir que los demás dicten cuál es tu Belleza, cómo debes sentirte y qué cantidad de felicidad debes disfrutar cada día.

¿Por qué os especializáis en las fotos boudoir? 

Porque es maravilloso acompañar a una mujer en esta etapa vital en el que mirar hacia adentro le hace darse cuenta de que, a pesar de todo, la vida es maravillosa, porque es un regalo, y ser agradecida es la mayor de las bendiciones. Es una experiencia transformadora que me ayuda a ser testigo de cómo una mujer llega a sentirse realmente divina. Nada que ver con la idea de que son fotos meramente estéticas y de mujeres en ropa interior, eso es otro tipo de fotografía, porque para mi la Fotografía Boudoir solo muestra la Belleza esencial.

¿Qué cámaras preferís utilizar en las sesiones fotográficas y por qué?

Mi equipo fotográfico es una Nikon D-850 y una Nikon D-750 como segunda cámara, con los objetivos fijos 85 mm, 50 mm y 35 mm. En cuanto a la luz, la influencia de mi pasión por la pintura y sobre todo por la luz de Caravaggio me hace buscar esa belleza misteriosa a través de la luz natural y las sombras, el claroscuro, pero, evidentemente, también voy preparada para manipular la luz según la historia que quiera contar con luces continuas o flashes.

¿Cuál es el procedimiento que seguís para realizar una sesión fotográfica boudoir?

El Boudoir no es una simple sesión fotográfica, sino una auténtica e increíble experiencia transformadora. Comienza cuando una mujer ‘coquetea’ con la idea de vivir en propia piel esta experiencia, ahí es cuando se ponen en contacto conmigo y normalmente se dan cuenta de que ése, precisamente ése, es su momento.

¿Qué sucede después? 

Pues ahí está la esencia de la Experiencia Boudoir, que consiste en andar con ellas un camino de autodescubrimiento en el que van a desnudar su alma ante ellas mismas con reflexiones y tareas. Llegados a ese punto, se realiza el diseño del estilismo que mejor se amolda a esa mujer y entonces es cuando tiene lugar la sesión fotográfica.

¿Cómo hacéis que la persona fotografiada se sienta lo más segura y cómoda posible?

Las claves para una exitosa sesión boudoir radican en el proceso previo a la sesión fotográfica. Entiendo que estamos en un mundo donde todo va muy rápido, pero yo practico la “fotografía slow”, es decir, el retrato tiene un protagonista: una persona. Y conocerla, entenderla, ponerse en su piel y admirar sus propias victorias es para mi la clave de poder fotografiar de verdad. 

Todos queremos una fotografía donde nos reconozcamos de verdad, para mí esa es la máxima, y la experiencia boudoir es un espejo que refleja la esencia, el alma y eso solo puede descubrirse cuando de verdad te importa la persona a la que fotografías. Después, cuando llega el día de la sesión, la relación es tan especial que todo fluye.

Según vuestra experiencia, ¿qué es lo más importante para garantizar la mejor fotografía boudoir? ¿La iluminación, la vestimenta, la escenografía u otro elemento? ¿Por qué?

Lo más importante: la empatía, lo demás es parte del decorado. Evidentemente que lo planifico hasta el último detalle para que la experiencia sea perfecta de principio a fin. Elijo el hotel más adecuado a su personalidad y sus deseos; cuido de que la iluminación se adecue a la historia que queremos contar; el estilismo se ha planificado para que ella brille y se sienta como en su segunda piel. El maquillaje y el peinado son el resultado de conocer sus rasgos a la perfección. 

Todo está hecho a medida. Siempre digo que los sueños son para hacerlos realidad y uno de los grandes placeres de la vida es decidir por una misma cuándo cumplirlos. Ser testigo de ese momento me convierte en una privilegiada, por eso la Experiencia Boudoir es un viaje alucinante en el que me embarco ilusionada siempre para descubrir a una nueva Divina.

La esencia de la belleza capturada en imágenes

Irene Vélez utiliza la luz para esculpir la elegancia y hermosura innata en toda mujer, construyendo imágenes que van más allá de su estética y de lo que se ve a simple vista. De este modo, desentraña el laberinto de fuerza y belleza que toda mujer lleva dentro para ofrecer a sus clientes un espejo en el que puedan verse tal y como son pero con un toque especial y distintivo.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 13 abril 2020 por Marta Sánchez
Publicado en: Fotografía
Últimos Artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.