Una herramienta positiva para todas las edades: Mugendo.

Publicado el 20 febrero 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

​Sensei Javier Sáenz, instructor de artes marciales en Viladecans y Badalona, es natural de Viladecans y tiene 42 años de edad. Está al frente del club Mugendo Viladecans y Badalona, un centro que abrió hace 5 años con mucha ilusión y ganas de compartir su pasión con el resto del mundo. 

Con mucho esfuerzo y dedicación, Javier ha llegado a ser el director técnico de Mugendo y a coronarse tricampeón del mundo en Light-Contact, Full-Contact y en Kick-Boxing Profesional. Nos explica Javier que el maestro Suzuki hizo que el Mugendo se conociera en el mundo porque sus alumnos comienzan a copar todos los pódiums británicos, europeos y mundiales; esto supuso el nacimiento del Mugendo como estilo de Arte Marcial demostrado y probado. 

La línea inicial desarrollada por el Maestro Meiji Suzuki (10th Dan) es ensayada y probada en su propio club, tomando a sus alumnos directos para experimentar el desarrollo innovador de su sistema técnico en eventos deportivos de carácter mundial y en la enseñanza a los cuerpos de seguridad del Gobierno Británico. El maestro Suzuki y sus alumnos directos, entre ellos Ralph Nieto, divulgan el Mugendo por el mundo a través de eventos deportivos y cursos técnicos.

Hablando sobre Mugendo, ¿cómo explicarías a una persona ajena a esta disciplina de qué se trata?

En los adultos es un sistema de entrenamiento marcial que reúne lo mejor de oriente (filosofía, respeto, disciplina, valores) y lo mejor de occidente (sistemas de entrenamiento, uniformidad, metodología) y todo unido es el revolucionario sistema de trabajo que está actualmente en 42 centros en España ayudando a miles de personas a conseguir sus metas como pueden ser: la pérdida de peso, ganar seguridad, confianza, aprender defensa personal o introducirse en el mundo de la competición. ¿Qué puntos fuertes?

¿Desde cuándo estás vinculado con el Mugendo? ¿Cómo llegaste a estar tan involucrado?

Mugendo en una parte muy importante de mi vida. Antes de empezar Mugendo en España, viajaba junto a mi sensei, Ricardo Gress, a entrenar a la cuna de Mugendo en el mundo, el famoso TOMBRIDGE CLUB situado en Londres. Se trata de un lugar único de tres plantas dedicadas a la enseñanza de Mugendo, con la presencia de Master Meiji Suzuki y Master Ralf Nieto.

Ellos nos hicieron ver las cosas desde otro punto de vista y con otras miras, y desde aquellos momentos hasta el día de hoy doy gracias porque me hayan transmitido esa energía y pasión por Mugendo. Por otro lado, me encantó el mundo de la competición y la superación personal y me fijé metas grandes que después de muchos años y mucho trabajo y dedicación pude conseguir, una a una, con el trabajo del equipo.

Intento transmitir a todas las personas que tengo cerca la filosofía de creer en uno mismo, creo que es fundamental para conseguir el éxito personal, deportivo y profesional.

Organizáis continuamente diversos cursos, ¿podrías explicarnos en qué consisten, de qué tratan, qué perseguís con ellos?

Tenemos muy claro que debemos mejorar nuestra sociedad y para ello se tiene que potenciar la mejora de las personas. Ofrecemos cursos para luchar contra el bullying, de defensa personal para la mujer y cursos variados para aprender a defenderse en general.

¿Qué puntos fuertes resaltarías para atraer el interés de la gente hacia esta disciplina?

¡Muy sencillo! Que vengan a probar una clase, que vean el trato humano, la forma de trabajar y a partir de ahí que tomen sus propias decisiones.

¿Cuáles son las actividades que realizáis actualmente para los pequeños? ¿Cómo ayudan estos programas en el desarrollo de los niños?

Para los niños, Mugendo es un sistema pedagógico-marcial que quiere formar personas para el futuro. “Los niños de hoy son los líderes del mañana”. Para esa evolución, tanto marcial como del desarrollo del carácter, tenemos herramientas de soporte, como son una agenda de desarrollo personal, un sistema de recompensas

para mejorar las habilidades de cada niño en casa y un sistema de trabajo basado en la motivación positiva y potenciando las cualidades de los niños/as. Sin olvidar, por supuesto, el lado marcial, en el que trabajamos técnicas de defensa personal además del temario propio de Mugendo.

Una persona que desee formarse a través de Mugendo, pero que no se sienta atraída por la competición, ¿se encontrará bien en un entorno como éste?

El 80 por ciento de nuestros estudiantes buscan otras metas que no son la competición y es en ese 80 por ciento donde tenemos un mayor índice de éxito, esto nos indica que se sienten bien y que están progresando hacia sus objetivos dentro de nuestras escuelas. Nuestra misión es ayudar a conseguir las metas a todos y cada uno de nuestros estudiantes.

Mugendo, tu nueva disciplina marcial para crecer como persona

El Sensei Javier Sáenz se ha especializado en Mugendo, una disciplina marcial relativamente nueva y tremendamente exitosa que es aplicable a personas de distintas edades, tanto niños como adultos. Además de basarse en lo mejor de los valores orientales, tiene también lo mejor de la metodología de entrenamiento occidental, reuniendo lo mejor de ambas culturas para resultar una disciplina óptima en la consecución de numerosos objetivos personales.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 20 febrero 2020 por Marta Sánchez
Publicado en: Tiempo Libre y Aficiones
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.