Vocación aplicada a las reformas de alto estándar

Publicado el 6 febrero 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Antonio García Álvarez, es natural del Bierzo, pero vive en Madrid desde hace décadas. En su juventud se formó como delineante proyectista, especialista en construcción, y trabajó en estudios de arquitectura, inicialmente en Salamanca y luego también en Madrid, durante 20 años; formación y  experiencia que han sido cruciales para afianzar su vocación.

Consciente de la importancia de la formación continua y en respuesta a las necesidades sentidas  para avanzar hacia la excelencia profesional, se ha formado como Proyectista e Instalador de Energía Solar Térmica y Fotovoltaica, AUTOCAD, Seguridad y Normativa de la Construcción, materiales, diseño, informática, administración de empresa, páginas web, presupuestos, y hace 24 años que se desempeña como administrador de ARCOLINEA.

En 1996 comenzó la andadura de ARCOLINEA, empresa constructora, con una clara vocación para brindar sus conocimientos y experiencia a las personas que se plantean en su momento afrontar una reforma o rehabilitación en sus viviendas o locales. Su espacio de acción territorial abarca cualquier municipio de la comunidad de Madrid. En este periodo han ido consolidando proveedores cualificados y competitivos para los diversos oficios y han realizado proyectos y reformas de todo tipo.

Las reformas integrales con redistribución de espacios y creación de ambientes y servicios son su especialidad. Tienen grandes competencias en esta área y disfrutan mucho poniéndolas en práctica: estudian a fondo la situación inicial, las necesidades de las personas o empresas que los contratan, las alternativas más eficientes, operativas y estéticas, y, generalmente, el resultado es muy fructífero: definen y ejecutan proyectos sumamente interesantes, que evidencian una buena relación calidad-precio y una rigurosa planificación de las fases y el tiempo de ejecución.

Sea en cocinas, baños, pisos, chalets, locales, edificios o comunidades, el cliente que solicite sus servicios de reformas, puede tener la garantía de que realizarán   eficientemente los oficios y tareas que suele requerirse durante este tipo de trabajo: solado y alicatado, electricidad, fontanería, calefacción, aire acondicionado, puertas y ventanas, armarios empotrados, pintura y alisado de paredes, aislamientos, etc. 

Y es que Antonio y su equipo realmente le imprimen gran pasión a su trabajo, cumplen gustosamente con cada fase del proceso de reforma.

Cada presupuesto, independientemente de su envergadura, pasa por un estudio de la situación, recogida de mediciones y datos, detección de problemas constructivos si hubiera, registro de intereses y sugerencias de quienes lo solicitan, asesoramiento in situ sobre las propuestas planteadas. Le entregan al cliente un presupuesto detallado, en el que contemplan: ejecución de planos, estudio de espacios y volúmenes, creación de ambientes totalmente nuevos, y todo ello, totalmente gratis.

Cuando el interesado acepta el presupuesto y contrata sus servicios,  el equipo de Arcolínea planifica los tiempos y la secuencia de cada tarea, definen los materiales y asignan a los profesionales adecuados. Durante el desarrollo de la obra, supervisan y controlan la ejecución continuamente e informan a sus clientes sobre los avances, novedades y cualquier eventualidad  que surja a lo largo del proceso.

El procedimiento de pago es un porcentaje del total al INICIO de la obra y el resto por CERTIFICACIONES del trabajo realizado. Si en el camino, el cliente manifiesta alguna necesidad o deseo que suponga ampliar el presupuesto,  respetamos los precios unitarios de las partidas que estén contempladas en algún apartado del presupuesto inicial, en ningún caso nos aprovechamos de las circunstancias.

Cuando Antonio y su socio fundaron ARCOLINEA en el año 1996, estaban muy ilusionados, y a fecha de hoy lo siguen estando. Porque, para ellos, no sólo era un trabajo, era su profesión. Era para lo que habían estado estudiando y formándose laboralmente durante más de 25 años. Antonio recuerda que estaban muy emocionados con la concreción de su gran sueño, y, aunque sabían que no era fácil, pues había mucha competencia en ese medio, para ellos era un campo apasionante y al que les satisfacía pertenecer.

¿Cuáles son los valores profesionales que identifican a los trabajadores de ARCOLINEA? ¿De qué manera lo demostráis en los servicios de reformas integrales que ofrecéis?

Para mí, particularmente, uno de los valores más importantes es la honradez y sinceridad. Por supuesto que nos dedicamos a las reformas para ganar dinero y si sacamos algo más, mejor que mejor. Para lograrlo, no intentamos engañar a nadie, burlarnos o aprovecharnos de situaciones en concreto para darle el palo a un cliente (tal como suele decirse). 

En todo momento, procuramos que nuestros presupuestos sean lo más detallados posible (aún a sabiendas que muchas veces solo sirven para que cotejen precios otros profesionales del sector o los propios clientes que sólo quieren algo de información para descartar…). 

Si, es cierto, muchas veces trabajamos, días y semanas a veces para nada, solo para satisfacer curiosidades de alguien que solicita un presupuesto porque quiere saber, y dado que los presupuestos son gratuitos y la gran mayoría de las veces hacemos planos y estudios, etc., pues cuando no tiran para adelante, lógicamente nadie nos abona ese trabajo. Pero igual lo hacemos con gusto, ganamos otros beneficios con ello.

¿Con qué herramientas preferís trabajar? ¿Cuáles son los requisitos que deben cumplir las herramientas de trabajo que utilizáis?

Las herramientas de trabajo, siempre van a depender del trabajo a realizar y siempre intentamos usar las más adecuadas según el trabajo a desarrollar. Lo más importante son los medios humanos y estos siempre se están formando para estar al día en todo tipo de productos nuevos que van saliendo, útiles y maquinaria. Aunque nos gustan las líneas clásicas bien definidas y aceptadas por todos, no menos nos gusta la innovación siempre acompañada de la experiencia, el estudio y la buena formación y criterio de nuestros profesionales y técnicos.

¿Cómo garantizáis a vuestros clientes que los trabajadores de ARCOLINEA son profesionales cualificados a la hora de realizar trabajos de reformas integrales?

Si es un cliente del boca a boca, ya viene predispuesto y aleccionado por su informador que le ha puesto al corriente y normalmente ya ha visto alguna obra realizada por nosotros. En cualquier caso, bajo ningún concepto hay que bajar la guardia, precisamente hay que poner el máximo interés en ofrecerle nuestros servicios con las mayores garantías y nuestra disponibilidad para ayudarle a solventar y resolver cualquier duda que tenga al respecto sobre la obra a ejecutar o sobre nosotros.

Si es un cliente nuevo, es mucho más complicada la motivación, pero, lógicamente hay que intentarlo. Yo siempre digo que hay que ponerse en la piel del otro, en su lugar, y desde esa posición hacemos lo que consideramos más adecuado según las necesidades de cada cliente. Cada obra y cada cliente es un mundo nuevo, conseguirla es todo un reto al que le ponemos nuestra mayor ilusión y conocimientos.

¿Cuál es el procedimiento que vosotros seguís para hacer los diferentes servicios de reformas integrales que ofrecéis? 

A grandes rasgos, dejando a parte la captación de clientes y publicidad…

  1. El procedimiento es muy sencillo, parte siempre de una llamada telefónica en la que un nuevo cliente nos solicita un presupuesto.
  2. Tomamos nota y concertamos día y hora que al mismo le venga bien
  3. Visitamos la obra teóricamente a realizar. Tomamos nota de todo lo que nuestro posible cliente quiere que le ofertemos, a su vez le informamos de cómo trabajamos y de todas las dudas que nos plantee o simplemente le informamos de las distintas posibilidades que hay en lo que nos plantea.
  4. Elaboramos el presupuesto lo más detallado posible, solicitamos ofertas de nuestros proveedores, hacemos estudios previos, croquis, planos, etc.
  5. Enviamos el presupuesto por email (correo)
  6. Al cabo de unos días llamamos para saber qué les ha parecido el presupuesto enviado y si necesitan alguna aclaración. A veces, para que nos respondan puede pasar hasta un mes. Este proceso es el más complicado y desanima un poco cuando no dan ninguna respuesta, lo cual no es infrecuente, pero en general lo ideal es el paso a la “aceptación”.
  7. Si el presupuesto es aceptado, empieza todo el proceso más importante para una buena “ejecución de la obra”. Primero organizar y realizar una lista completa con todos los materiales de “ejecución y de agarre”, otra muy detallada con los “materiales de acabado” y sus distintos proveedores.

Detalles a exigencia del cliente

Todos los materiales de acabado (azulejos, baldosas, aparatos sanitarios, grifería, mamparas, muebles de cocina, electrodomésticos, etc.), los elige directamente el cliente en locales comerciales como Leroy Merlín, Porcelanosa, Rodrisan, Azulejos Peña, Pereda, etc., pudiendo buscar libremente y en su nombre las mejores ofertas y promociones. Una vez que le faciliten el presupuesto con sus códigos de referencia y sus precios, nos los pasan y nos encargamos de todo el proceso de compra final manteniendo los precios que les ofertaron.

La obra se ejecuta con supervisión constante. Si es una reforma integral, hacemos planos sobre la obra y sus instalaciones, normalmente antes de comenzar ya ofrecemos al cliente gratuitamente un montón de croquis y planos de cómo va a quedar todo y seguimos ofreciendo ideas y algunos cambios si vemos que mejoran lo anterior, o simplemente detallamos y estudiamos más a fondo los planos de electricidad, fontanería, calefacción, etc. Terminada la obra, el cliente tiene 1 AÑO de garantía real, tanto en materiales de ejecución como en su instalación.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 6 febrero 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.