Yoga para un bienestar físico, mental y espiritual

Publicado el 18 marzo 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Inmaculada Martín (Amrit Nam Kaur) (1984, Madrid). Su primer contacto con el yoga fue a los quince años. Hacía poco que había perdido a su padre y no estaba pasando por un buen momento en el instituto. Hoy en día se podría decir que estaba sufriendo un principio de bullying. Empezó a visitar a una psicóloga y ella le recomendó que hiciera yoga. Así que su madre, que asistía a clases en el centro cultural de su barrio, le llevó con ella y así fue como conoció a Jai Dev Singh, su primer maestro de kundalini yoga. En cuestión de un mes de práctica, el cambio fue radical.

Más tarde, una compañera de su mismo grupo, Hari Simran Kaur (Sol Ortega Sánchez), abrió su propio dentro de yoga en el barrio y tras la marcha de Jai Dev, acudió a sus clases. Gracias a ella y su centro, pudo formarse como profesora de yoga, a través de los maestros Sarabjit Kaur Khalsa y Devta Singh Khalsha.

Tras muchos años de trabajo en centros culturales, gimnasios, organización de eventos como vocal de actividades en la delegación de Madrid de la Asociación Española de Kundalini yoga, y obtener los títulos de monitora de pilates suelo y máquina, decidió  abrir su propio centro en Aranjuez, municipio en el que reside actualmente. 

Fue su pareja, Iván, el que le animó a ser su propia jefa y dar a conocer las diferentes disciplinas físicas, de yoga y pilates. Así que, con su ayuda a la hora de gestionar los horarios y la asistencia de alumnos, se hizo de un pequeño espacio y compró el material adecuado para que sus alumnos se sintieran lo más a gusto posible.

Su especialidad es el kundalini yoga, pero más específicamente es la meditación. Hace unos años, publicó un libro titulado “Medita y sé feliz” (Amazon), en el que logró reunir más de cien meditaciones de kundalini yoga. Fue un proyecto que en principio iba a ser un manual para su uso personal, pero su faceta de escritora y guionista la animó finalmente a publicarlo.

¿Qué le motivó a hacer este trabajo?

Los beneficios inmediatos que ofrece el yoga, sin duda. Me hacía sentir tan bien, que sentí que debía hacerlo llegar a más personas, porque realmente funcionaba. Es increíble como una disciplina físico-mental-espiritual es capaz de curar una depresión, una adicción y mejorar ciertas patologías físicas.

¿Qué es lo que más os apasiona en Centro Karma-Dharma al practicar y difundir información sobre el Yoga y el Pilates? ¿Por qué decidieron dedicarse a esto para beneficiar el plano físico, mental y emocional de sus clientes?

El ritmo de vida actual es frenético. La gente llega cansada, estresada y malhumorada a su casa y se crean conflictos familiares debido a esto. Otras personas tienen ansiedad y otras terminan tan contracturadas de estar ocho horas en la misma postura haciendo lo mismo, que apenas se pueden mover.

Mi pareja me dijo un día: “Inma, tienes que hacer llegar esto a la gente. Es necesario”. Así que decidí que lo que primaba era que, al terminar una clase, mis alumnos salieran con la sensación de volar sobre una nube. Y así lo hice. Empecé a impartir tanto Hata como Kundalini yoga, y sobre todo a hacer mucho hincapié en la parte final de la clase, la relajación; guiándoles en todo momento, utilizando elementos como los cuencos tibetanos y de cuarzo, el tambor oceánico, palos de lluvia, carillones de viento e incluso un metrónomo de cuerda que uso a veces para guiar una relajación hipnótica.

¿Qué parte de vuestro equipo de trabajo es esencial para impartir clases de Yoga y Pilates? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

El elemento que no falta nunca es la intención de ayudar a la gente y enseñarle a relajarse, a tomar su propio control y hacerles ver que en el momento en que cruzan la puerta del aula, es el momento de olvidarse de la rutina y centrarse en sí mismos. Los demás elementos son añadidos y herramientas que nos ayudan.

Según vuestra experiencia ¿es necesario prepararse mental y físicamente para introducirse en la práctica del Yoga o del Pilates? ¿Por qué?

No, cualquier persona puede empezar desde cero. Tanto en yoga como en pilates. De hecho, el pilates fue diseñado como una técnica de rehabilitación. La gente se piensa que es fitness o algo parecido, pero no. Es una técnica en la que hay que estar totalmente concentrado y consciente de cómo se mueve el cuerpo, que grupos musculares se trabajan y cómo se respira, para tratar ciertas dolencias, lesiones y patologías.

Y con el yoga lo mismo; es una técnica que no necesita una iniciación. En mis clases siempre adapto los ejercicios a las necesidades físicas, psicológicas y espirituales de mis alumnos.

¿Cuánto tiempo debe invertir un principiante en la práctica y estudio del Yoga o Pilates para ver resultados en el bienestar físico, mental y emocional?

Físicamente, los beneficios se empiezan a sentir con apenas un mes de práctica, dedicando dos días a la semana, en sesiones de una hora. En cuanto a la parte mental y emocional, eso tarda un poco más, dependiendo también de la situación y circunstancias de cada persona. Pero si uno es constante, lo empezará a notar al cabo de unos meses.

Controlar la mente y las emociones no es fácil, y más en las personas que nunca han practicado yoga, pero en cuanto se centran y se toman en serio esa rutina, porque ven que les funciona, su forma de pensar cambia a mejor. Pero lógicamente, como todo, hay que practicarlo y ser constante.

Una disciplina milenaria en tus manos

En el Centro Karma – Dharma, ofrecen a cada persona, ponerse en contacto con su estado natural del ser y tener acceso a un dominio de sí mismo; factible para cualquiera que se lo proponga. Aquí se insiste en que las prácticas del yoga son más que un entrenamiento para mantenerse en buen estado, yendo más allá para que cada asistente integre los principios del yoga como un estilo de vida integral, mediante la realización de las asanas, la respiración y la meditación. La correcta meditación es la base de las prácticas que en este centro se desarrollan, garantizando el bienestar físico, mental y espiritual de cada participante. 

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 18 marzo 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.