Juan Antonio Rodríguez Armas, provincia de %merchantProvince%

Juan Antonio Rodríguez Armas

1 2 3 4 5
9 evaluaciones

Información

Abogado con más de 25 años de ejercicio profesional, especializado en derecho civil principalmente reclamaciones económicas, derecho de familia, así como militar; también cuento con ... Leer más 20 años de experiencia trabajando como letrado de compañías de seguros, pricipalmente reclamaciones por accidentes de tráfico, lesiones, daños por humedades y demás riesgos cubiertos. Trabajo en toda la isla de Tenerife, y puedo desplazarme a las demás, si el cliente lo requiere Comparto además local con dos compañeros especializados una en derecho laboral y otro en derecho bancario. Juntos asesoramos a nuestros clientes para lograr la solución de los casos encomendados y llegado el caso defender su posición ante los tribunales.

26 Años de actividad

Reseñas

4.9
1 2 3 4 5
9 evaluaciones
Priscila Maria F.
1 2 3 4 5
Verificada
hace 1 mes
 para 
Abogado civil
Es una persona muy amable y para los tiempos que corren es algo muy positivo a parte de que es muy servicial y muy correcto! Me ha enviado su trato!
Yolanda R.
1 2 3 4 5
Verificada
hace 1 mes
 para 
Abogado
Me a ayudado a mi duda que tenía gracias
Lydia G.
1 2 3 4 5
Verificada
hace 2 meses
 para 
Abogado
Veronica G.
1 2 3 4 5
Verificada
hace 3 meses
 para 
Abogado
Me ayudó a saber cómo seguir con mi despido improcedente! Gracias!
Juan Antonio S.
1 2 3 4 5
hace 3 meses
Buen profesional y buena persona
Eduardo G.
1 2 3 4 5
hace 3 meses
Excelente profesional con muchos años de experiencia. He recurrido a él en varias ocasiones por diferentes motivos, con resultado siempre satisfactorio. Totalmente recomendable.
Anuska C.
1 2 3 4 5
hace 3 meses
Excelente profesional y bellísima persona.
Xavier R.
1 2 3 4 5
hace 3 meses
Tiene gran experiencia y conoce los entresijos. Una gran ayuda legal.
Jc B.
1 2 3 4 5
hace 3 meses
Seriedad y experiencia

Posición

Pin
Santa Cruz de Tenerife

Entrevista

  • ¿Qué te diferencia de tus competidores directos?

    Me formé en la vieja escuela de la profesión, de la mano de mi padre y me sigue resultando exraño el ofrecer mis servicios profesionales como si fuera una empresa y ver a los demás abogados como "la competencia", y no como colegas de profesión, con independencia que podamos enfrentarnos en defensa de nuestros clientes. Mi visión de mi trabajo no es el de un negocio que debo rentabilizar, sino de un servicio profesional en el que debo cumplir mi cometido con la mayor diligfencia, y con lealtad hacia el cliente que ha depositado su confianza en mí.