Aprender a comer y a movernos mejor para vivir mejor

Publicado el 3 mayo 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Ainhoa Hernández Llaguno, nutricionista en Bilbao, donde nació hace 35 años, ha vivido hasta los 28 en Zorroza, barrio bilbaíno donde actualmente trabaja en su propio centro, Oreka Fisioterapia y Nutrición, junto a su compañera Oihana de la Red, fisioterapeuta. Ainhoa se diplomó en Nutrición Humana y Dietética en la UPV y tras acabar la carrera realizó un Postgrado en Barcelona sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria.

Su primer trabajo relacionado con la nutrición fue en la cocina del Hospital de Usansolo (Galdakao), realizando labores de supervisión de emplatado, visitas a pacientes y revisión de menús. A pesar de que cuanto más se formaba, menos le cuadraban las pautas establecidas allí, aprendió mucho, fueron años muy enriquecedores a nivel de compañerismo, contacto con pacientes, trabajo en equipo y responsabilidad.

También ha colaborado en proyectos para prevenir, detectar y tratar la desnutrición en pacientes oncológicos en el Hospital de Cruces, el Hospital de Navarra y el Hospital de Valdecilla, así como en residencias y centros de discapacitados realizando valoraciones nutricionales. Desde el 2015 imparte la asignatura de alimentación en el Conservatorio de Danza José Uruñuela (Vitoria-Gasteiz). Ha practicado ballet durante muchos años, así que poder acercar la alimentación a alumnas de danza lo considera todo un lujo.

Tras 8 años en el hospital, decidió emprender con el fin de trabajar de manera coherente con sus principios y con los conocimientos en otras áreas que había adquirido durante esos años. En 2016 abrieron Oreka Fisioterapia y Nutrición, donde realiza consultas personalizadas, promoviendo una alimentación saludable y consciente y una vida activa. Asimismo, Ainhoa imparte talleres y charlas en colegios, institutos y centros deportivos. Desde el 2018 colabora con ACABE (Asociación Contra Anorexia y Bulimia en Euskadi) y forma parte de ITEM Bilbao, centro especializado en trastornos de la conducta alimentaria, tratando de reconducir nutricionalmente a los pacientes para que adquieran unos buenos hábitos alimentarios mejorando así su salud y su calidad de vida.

Oihana y Ainhoa se conocieron en el 2014 y comprobaron que sus inquietudes sobre promocionar hábitos saludables de forma personalizada a nivel de consulta iban por el mismo camino. Ella desde su campo, la fisioterapia, y Ainhoa desde la nutrición, pero ambas con la misma actitud, la misma motivación y las mismas expectativas. Tras mucho trabajo, abrieron OREKA Fisioterapia y Nutrición en 2016 con la intención de dar un giro a sus profesiones y enfocarlas desde un punto más acorde a sus principios, valores y conocimientos.

Ambas quieren trabajar cada caso, cada paciente de manera personalizada, sin generalizar tratamientos, atendiendo las necesidades de cada persona. Su intención desde el principio es promocionar hábitos saludables, creando una fusión entre la fisioterapia y la nutrición y fomentando desde ambos ámbitos el movimiento. La especialización de Ainhoa es la de cambio de hábitos hacia una alimentación saludable. El área en el que está especializada y más le gusta trabajar es en trastornos de la conducta alimentaria. También se siente a gusto con la nutrición deportiva y el asesoramiento de alimentación basada en plantas. Con el tiempo y la formación adquirida, ha ido adaptando las pautas y las sesiones a inculcar su pasión por la vida saludable desde la flexibilidad, no desde la mentalidad de hacer dieta. Haber conocido el coaching nutricional y el mindful eating ha sido clave para dar sus servicios de esta manera.

Ainhoa, ¿qué os motivó en OREKA a hacer este trabajo dedicándoos a la fisioterapia y la nutrición?

Ver que podemos ayudar a personas. Cada día comprobamos lo mal que lo pasa la gente con la comida, las dietas, las restricciones, la información/desinformación que nos bombardea, la báscula, los juicios… y nos gustaría que algo tan bonito como la nutrición y la alimentación, bien conjuntadas con la fisioterapia, se pueda disfrutar y eso nos motiva, el poder transmitirlo y el ver que a mucha gente le aporta bienestar.

¿Qué parte de vuestro equipo de trabajo es esencial para garantizar la salud física mediante la nutrición balanceada y la fisioterapia? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

Creemos que una alimentación adecuada junto a un buen tratamiento de fisioterapia y una pauta de ejercicio es muy beneficioso para la población en general.

Según vuestra experiencia profesional, ¿cuáles son las recomendaciones que les daríais a vuestros pacientes para garantizar la efectividad de los tratamientos nutricionales y fisioterapéuticos que ofrecéis?

En cuanto a la nutrición: desde el primer momento les sugerimos que vean el tratamiento a largo plazo, un cambio de hábitos paulatinos pero sostenibles en el tiempo, no algo rápido y con el único objetivo de cambiar el número de la báscula.

En cuanto a la fisioterapia: para crear una buena adhesión al tratamiento y evitar posibles recaídas es importante seguir las recomendaciones que se pauten en consulta. Que el tratamiento no sólo sea pasivo por nuestra parte sino que el paciente tiene que ser activo implicándose en el tratamiento.

¿Cuándo y en qué condiciones le recomendaríais a un posible paciente que debe buscar tratamientos nutricionales y de fisioterapia? ¿Cómo se complementan ambos tipos de tratamientos?

En cuanto a la nutrición, recomendamos que busquen ayuda de un especialista cuando se vean desbordados con tanta información que no sepan cómo trasladar esta a su día a día; si se cree tener una mala relación con la comida; si quiere mejorar rendimiento deportivo; si necesita asesoramiento para hacer la transición a una dieta vegetariana/vegana; en caso de patologías…

En cuanto a la fisioterapia, recomendamos que busque a un especialista cuando se vayan a someter a una cirugía, por ejemplo, una prótesis de rodilla. O tras cirugía, para la posible rehabilitación en caso de que el paciente presente sobrepeso.

Cuando hay un proceso inflamatorio, también es interesante la combinación de ambas cosas. En cuanto a deportistas, tanto para la prevención como para la recuperación.

Hábitos positivos para una calidad de vida más saludable

En Oreka Fisioterapia y Nutrición, Ohiana de la Red y Ainhoa Hernández Llaguno enseñan a sus pacientes que la vida saludable viene cuando nuestros hábitos también lo son. Porque de nada sirve una dieta esporádica o una serie de ejercicios realizados sin frecuencia cuando la mayor parte de nuestro comportamiento y de nuestra manera de comer y movernos supone agresiones contra nuestra salud. Educar al paciente para que aprenda el poder de los hábitos saludables y que los implemente en su vida de manera adecuada es la clave del éxito para una mejora sustancial de nuestra salud.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 3 mayo 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.