Atrapando emociones de otros a través del clic de la cámara 

Publicado el 10 marzo 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Cristina Rodríguez de Acuña, es de Madrid. A los 22 viajó a México y se enamoró de ese precioso país y se quedó 8 años. Después descubrió el norte de Argentina y se regaló otros 4 años. El color turquesa del mar y los verdes de la selva los lleva tatuados en la sangre, así como los colores ocres del casi desierto que rodeaba el lugar donde habitaba en Argentina. Ha bebido otros colores y ya son parte de ella. Al volver a España era distinto y encontró una belleza muy superior a cuando se marchó.

Los fotógrafos, suelen reconocer el trabajo de otros, a veces son los encuadres que identifican claramente a la persona o el acabado de la foto pero casi siempre es la luz y el color lo que da la personalidad a una foto.

Trabaja según las necesidades, sola o en equipo. Suele depender de la magnitud del proyecto. Tiene una compañera para realizar bodas con esa doble mirada de quien fotografía lo oportuno y quien encuentra los detalles en otros o desde otros lugares. También hace dirección de vídeo y la edición la trabaja con otras dos personas.  Le gusta trabajar en equipo, pero sola también disfruta.

Se especializa en arquitectura, retrato, producto o eventos y mayormente bodas. Depende de las necesidades del cliente. Trata de mantener un área artística abierta, como un área de investigación que le permite cuestionarse muchas capas o profundidades dentro del entendimiento de la imagen y de sí misma que es quien las captura. Le gusta trabajar y gestionar esta área que a su vez alimenta el lado comercial. 

Su último trabajo lo realizó durante los últimos dos años y trata sobre una obra arquitectónica reconocida donde vivió. La publicación del libro se realizará en el próximo mes de llama “Casa Carvajal: Miradas Cruzadas”. En este libro Cristina, muestra imágenes que captó en su experimentación habitando la casa  desde su perspectiva artística. Ella interpreta las sensaciones y las percepciones del presente y las que tuvo allí, cuando era adolescente. 

Su motivación se dio cuando llegó a España, tenía ganas de hacer algo distinto dentro de la fotografía, no sabía qué iba a salir pero estaba segura de que quería hacer algo que conectara con ella, algo más personal y artístico que se gestara más despacio que los trabajos que sueña realizar, algo que se gestara con calma y le permitiera seguir evolucionando en este campo. 

Además del trabajo personal le fascina el retrato. Le encanta ver a la gente, como se mueve, cosas que pasan, como quien ve bailar. Descubrir a la gente como si fuera despertando nuevos mundos. Es muy interesante y realmente lo disfruta.

Cristina, ¿cómo haces para cuidar los detalles en cada trabajo de fotografía? ¿Cómo evolucionó tu trabajo desde que comenzaste como fotógrafa hasta ahora?

La fotografía para mí es capturar parte de un baile que se gesta en cualquier lugar donde puedo intervenir o no, para conseguir cosas diferentes o darle movimiento.

Para bailar bien este baile, necesito mi equipo bien preparado y estar lista para ello lo cual cuido mucho. Una vez allí busco tratar con mucho cuidado a las personas a retratar, que se sientan cómodas y que se relacionen conmigo observando lo confiable y amable que soy. Después suelo dar muchas vueltas antes de entregar las fotos para asegurarme de que entrego algo bueno, que satisfaga al cliente.

No quiero entregar jamás un producto incorrecto, por ello me esmero desde el momento de la toma, de esta manera los errores son muy esporádicos. Mi trabajo es competitivo porque me dedico al máximo a él.

¿Qué cámara prefieres utilizar para realizar fotografías de eventos y por qué? Además de cámaras, ¿qué otros equipos utilizas?

Tengo una Nikon DF y me gusta usarla para todo. Tiene un sensor de la gama más alta y esto ayuda mucho a tener buena resolución y buenos colores. Yo estoy encantada con ella. A parte uso a veces una D800. Me gusta trabajar con lentes fijos como el 35mm, el 50mm y el 85mm. Aunque necesito para arquitectura algún TC o el 16-35mm que suelo alquilar. 

Para jugar un poco y para lograr trabajos más cuidados me fascina trabajar con cámara de placas o medio formato, cámaras o lentes con aberraciones o Lensbaby. Me gusta jugar, pues este oficio es para mí una gran diversión muy seria. Aunque de cada experimento que se genera en medio del “juego”, hay una parte que no uso para nada, todo me sirve para seguir explorando y en la exploración  encuentro resultados muy interesantes.

¿Cómo te aseguras de que cada foto transmita las emociones deseadas? ¿Utilizas alguna técnica especial para lograr ese objetivo?

Las emociones están allí afuera, hay que encontrarlas o despertarlas. Generalmente ir cuidando a las personas genera el resultado positivo que busco. Desde la calma y la tranquilidad suele haber buenos resultados y lo más importante, que el retratado se encuentre reflejado en las imágenes captadas.

¿Qué tipo de eventos sueles cubrir como fotógrafa profesional? ¿Para qué tipos de clientes van dirigidos tus servicios fotográficos?

Últimamente me han salido más bodas pero hago un poco de todo, desde desfiles a presentaciones o fiestas de empresas. Lo que más disfruto son los retratos y los trabajos largos que me permiten un mayor conocimiento de la persona/s que hay detrás de la marca o de la cámara.

Lo de afuera está dentro

Cristina Rodríguez de Acuña se acerca a cada tema con especial cuidado, es curiosa y tiene buen ojo para saber qué es lo que hay que captar. Sabe que lo que ve afuera de cada elemento: persona, edificio, escena, etc., transmite lo que está en lo esencial de ello. Por esto dice “lo que está afuera está adentro”. Trata desde su percepción sensible, de llegar a esa parte interior de lo que su ojo ve, para que cada imagen sea una evidencia de la magia que reside dentro de todo lo que atrapa con su cámara. 

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 10 marzo 2020 por Marta Sánchez
Publicado en: Eventos, Fotografía, Matrimonios
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.