Cambia y mejora tu vida gracias al Yoga

Publicado el 24 enero 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Heather Anderson, instructora de yoga en Barcelona, es una canadiense que vive en la Ciudad Condal desde 2006. Apostó  por uno de los sueños de su vida y dejó su trabajo en el comercio en el área de ventas y se convirtió en instructora de yoga. Desde hace 20 años practica Hot Yoga y desde hace 10 es profesora. Ha estudiado con maestros como Baron Baptiste (Baptiste Power Hot Yoga), Ted Grand (Moksha Hot Yoga), Leslie Kaminoff y los instructores de Tribe Yoga Scarlett y Rachel.

Su empresa es Yogalinda Hot Yoga que ya cuenta con siete años. Abrió durante la época de la crisis en España y tuvo unos comienzos difíciles. Desde hace un año han abierto Hot Yoga Academy, que se especializa en los cursos de entrenamiento para profesores. Trabaja en equipo, contando con personas en el área administrativa y los profesores.

Su especialización es el Vinyasa Hot Yoga y el entrenamiento para convertirse en profesor de yoga. Cuentan con cursos de 200 horas RYT, 200 horas RYT + 26×2 y recientemente han incorporado otro de 300 horas RYT. Todos ellos certificados por Yoga Alliance. Además, también ofrecen retiros y cursos especializados como El Arte de Ajustar, Yoga para Cáncer, VOGA, entre otros. A Heather le encanta ayudar y con este proyecto puede mejorar la vida de muchas personas de diversas maneras. Asimismo, el próximo año trabajarán con la fundación Ánima, que se encarga de cumplir los sueños de niños, proyecto que le hace mucha ilusión a ella y a sus colaboradores.

En Yogalinda brindan estudios de yoga de diversos niveles, ¿De qué manera pensáis que los beneficios del yoga están mejorando la vida de las personas que asisten a vuestro centro? ¿A qué tipo de personas van dirigidas estas actividades?

El yoga mejora la calidad de vida de todas las personas que lo dejan entrar en su camino. No solo física sino mentalmente. Y en Yogalinda, el hecho de tener las clases a 40 grados (Hot Yoga) permite que el alumno deba concentrarse más en la respiración. Además, el cuerpo tiene mayor flexibilidad a esta temperatura, aparte de esto ¡quemas muchas calorías y bajas de peso!. En definitiva, mejoras tu calidad de vida. 

Las clases están dirigidas a todas las personas que quieran que sean mayores de edad. No importa si no has hecho yoga antes, tu cuerpo y mente lo agradecerán.

¿Qué parte de vuestro equipo de trabajo es esencial en un centro de yoga especializado? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

En mi caso, necesito un Yoga Manager que se encargue de los temas del día a día, como el registro de alumnos en cada clase y los horarios. Tengo familia: dos hijos pequeños y no puedo encargarme de cada detalle, por eso lo necesito. Y, claramente, hay que tener profesores de calidad y con gran experiencia dictando las clases es la clave para que la gente siga viniendo y para que nuestros cursos de profesores sigan teniendo éxito como hasta ahora.

¿Cuáles son los beneficios que obtiene una persona al iniciarse en la prácticas de estas disciplinas? ¿En cuánto tiempo pueden notarse mejoras en cuanto a la salud, el bienestar y la calidad de vida de los aprendices?

Las personas se vuelven más conscientes de su cuerpo y de algo muy básico que hacemos todos muchas veces de forma inconsciente: de la respiración. El yoga son posturas y respiración y esto ayuda a que tu mente esté en calma y se concentre en lo que está haciendo justo en ese momento.

Pienso que desde la primera clase un alumno ya siente la diferencia, salen de clase flotando, pero a largo plazo diría que en unos tres meses ya comienza a ver que su estado físico y mental mejora.

¿Qué tipo de estilo de yoga preferís enseñar y por qué? ¿Qué le recomendarías a un iniciado para escoger el estilo de yoga que me resulta más adecuado de aprender?

Yo prefiero enseñar Vinyasa Hot Yoga, es el estilo que más me siento cómoda, pero también puedo dar clases de yoga para embarazadas, yoga para niños, yin, meditación de anatomía, de ajustes.

A un iniciado le recomendaría una clase de Vinyasa, si quiere algo más físico, y si prefiere algo más tranquilo y lento le recomiendo Hatha o Yin Yoga. Es importante que si el alumno tiene lesiones de algún tipo en cervicales o algún impedimento, se lo comunique antes de la clase al profesor para tenerlo en cuenta.

Si tienes varias lesiones, contusiones, o sufre de depresión, etc. es mejor tener una clase privada con un profesor de Yoga Terapia. Y si es la primera vez, siempre es mejor tener una clase privada, preguntar cualquier cosa sobre la que se dude y aprender la alineación de cada postura correctamente.

Un camino de mejora vital con el yoga como compañero

A Heather Anderson el yoga le cambió la vida a mejor. Primero, como practicante y después como profesional de esta disciplina. Por eso, en su centro de yoga, la propia Heather y los profesores expertos seleccionados por ella ponen todo su conocimiento y experiencia a disposición de los alumnos para hacer del yoga una herramienta de mejora vital. Asimismo, ofrecen cursos para aquellas personas que quieran seguir el mismo camino que Heather y convertirse en instructores de yoga, siempre con la certificación internacional que garantiza la máxima profesionalidad.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 24 enero 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.