H&A: liderazgo patente en el sector de la propiedad industrial

Publicado el 26 agosto 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Joaquín Ramón López Bravo, madrileño hijo de andaluces, trabaja en el ámbito de la propiedad industrial desde los 14 años, cuando entró de botones en una de las tres grandes empresas del sector. Es licenciado en Ciencias de la Información, rama Periodismo, y en Derecho, además de Agente Oficial de Propiedad Industrial, mandatario autorizado ante la EUIPO y la OMPI y “legal representative” ante la EPO. Sigue haciendo cursos relativos a su profesión porque considera que sólo aprendiendo algo nuevo cada día se puede decir que se ha vivido. Joaquín trabajó para una multinacional (EY) y en su propio despacho, y pese a su currículum y trayectoria, suscribe la frase de Sócrates de “sólo sé que no se nada” y considera que en esta profesión es un poco como el pato: corre, nada y vuela, pero ni corre como el galgo, ni nada como el barbo ni vuela como el águila. Sin embargo, afirma que en España apenas hay otros 300 profesionales como él y que muchos de esos compañeros están especializados sólo en un tipo de protección (Patentes, Marcas, Diseños, Topografías de Semiconductores, Obtenciones vegetales, etc.) mientras que él es capaz de hacer de todo. Ha recalado en H&A en el 2014 porque le ofrecieron un proyecto ambicioso y a día de hoy es el Director de Comunicación Nacional. H&A es un despacho de abogados y agencia de propiedad industrial especializado en defender el capital intangible de las empresas. Cuenta con más de 150 empleados, once sedes en España y cinco en el extranjero. Está entre los tres despachos más importantes especialistas en propiedad industrial e intelectual de España, siendo difícil saber quién ocupa el primer lugar de los tres porque depende de cómo se evalúen los resultados.

H&A dispone de más de 70 profesionales entre abogados e ingenieros dedicados exclusivamente a la protección de patentes, marcas, diseños, actuaciones en Internet, incluidos nombres de dominio y en general todo el capital intangible de una empresa o un empresario. Esta empresa puntera del sector es fruto del emprendimiento de varios trabajadores de otra de las grandes de propiedad industrial que, tras más de veinte años de experiencia a sus espaldas, en 1982 constituyeron una firma de Propiedad Industrial entendiendo este tipo de propiedad como un todo y no sólo como una mera agencia de presentaciones. De hecho, H&A fue la primera firma que incorporó una Asesoría Jurídica interna y la primera en inscribirse como agente registrador del dominio “.es”. Asimismo, fue pionera en dedicarse al Derecho Digital. Esta visión de futuro les ha colocado a la vanguardia de la profesión.

¿Qué valor aporta H&A con la especialización de su equipo profesional? ¿Qué beneficios económicos y de ahorro de tiempo supone esto para vuestros clientes?

El cuidado de los intangibles de una empresa es una tarea dura y compleja. La protección que se alcanza es siempre territorial, por lo que las empresas con vocación exportadora necesitan expertos en diferentes países que cuiden, vigilen y hagan valer sus derechos. Nosotros tenemos once oficinas en España (para estar cerca de nuestros clientes) y cinco en el extranjero. Pertenecemos, además, a las más prestigiosas asociaciones mundiales en materia de propiedad industrial e intelectual, lo que nos posibilita tener una amplia y tupida red de corresponsales con los que intercambiamos servicios profesionales y que nos permiten facilitar a nuestros clientes el mejor servicio en cualquier país del mundo. No cabe duda de que esto aporta un gran ahorro de tiempo y dinero. Nosotros nos encargamos directamente de la tramitación administrativa ante instancias españolas, europeas, portuguesas, mexicanas, brasileñas, argentinas y colombianas. Por nosotros mismos o a través de nuestros corresponsales de contrastada calidad en el resto de los países del mundo. Si una empresa o un emprendedor tuviera que ir eligiendo quién le representa en cada país, tendría que gastar mucha energía y realizar unos desembolsos muy elevados. Nosotros minimizamos costes y tiempo y, además, al mantener conjuntamente expedientes en diferentes países, estamos capacitados para llevar a cabo negociaciones allí donde sea necesario. Un agente de la propiedad industrial es una inversión (no un gasto) de muchísimo interés.

Mesa de trabajo.
El equipo de H&A aporta soluciones profesionales que facilitan a sus clientes el manejo de sus intangibles.

¿Qué programa informático preferís utilizar para vuestro trabajo y por qué?

Nosotros tenemos un programa informático específico de Propiedad Industrial (APIGES) desarrollado por informáticos que han estado vinculados a la profesión. El programa lleva más de 40 años en el mercado y tiene muchas mejoras derivadas de las necesidades que nos expresan nuestros clientes. Es casi monopolístico en la profesión. Para el control y registro de nombres de dominio tenemos nuestra propia plataforma. Acabamos de llegar a un acuerdo con una gran multinacional (E-BRAND SERVICES) que nos facilita soporte técnico para la misma. Por lo demás, utilizamos programas informáticos convencionales: Office 365, Adobe (Reader y Acrobat), Photoshop, etc. Necesitamos usar programas que sean los más convencionales posibles porque trabajamos con clientes de todo el mundo.

Dos laptos.
H&A cuenta no solo con su propio software para propiedades industriales sino que también poseen su propia plataforma.

¿Qué formación ofrecéis a vuestros clientes sobre Derecho Digital y Protección de Datos? ¿Qué beneficios supone para ellos?

Tenemos preparados cursos de diferentes niveles, según a quién vayan dirigidos. No es lo mismo formar a quien apenas tiene tratos con datos personales que a quien maneja una base de datos de pacientes de un médico, por ejemplo. Procuramos adaptar el curso a las necesidades del cliente. Por ejemplo, preparamos para configurar tiendas on line, o desarrollar el trabajo de DPO (encargado de los datos personales en una empresa). Hay otros aspectos en los que no merece la pena formar, por ejemplo en lo relativo a avisos legales o políticas de privacidad. Los cambios legislativos y de interpretación de los organismos encargados hace que resulte más rentable para el cliente recibir de nuestra parte el servicio de adecuación a la normativa que prepara a un interno para llevar a cabo esa tarea.

Vista aérea de ciudad.
La empresa dicta cursos preparados en diferentes niveles que se arman en función del público objetivo.

¿Cómo realizáis una presentación de patentes? ¿Qué requisitos debe cumplir el producto? ¿Cuánto cuesta este servicio?

La presentación de la patente es complicada. Primero, es necesario comprobar si lo que se nos comenta es o no patentable y, de serlo, bajo qué modalidad puede registrarse: patente o modelo de utilidad. De ser posible proteger la invención como patente o modelo de utilidad, hay que redactar una memoria descriptiva que cumpla determinados requisitos legales y administrativos, y unas reivindicaciones que reúnan los aspectos sobre los que pedimos la protección y que entendemos que son nuevos. También puede resultar necesario preparar unos dibujos que cumplan requisitos legales y administrativos. Todo ello se presenta ante la OEPM (si la patente es española) y se sigue una tramitación que incluye un informe sobre el estado de la técnica para valorar si la patente tiene novedad mundial, un examen de fondo para valorar si la patente tiene actividad inventiva y aplicación industrial, responder a lo que aparezca en dicho examen, y, en caso de concederse la patente, retirar el título de concesión. Pero la concesión no implica que todo haya acabado. Durante los seis meses siguientes un tercero puede presentar oposición contra la patente, lo que abriría otro procedimiento administrativo para determinar si la patente puede seguir o no concedida. A todo esto, hay que sumar la obligación de explotar la patente en un plazo señalado y de pagar anualidades durante toda la vigencia de la patente, cada año un poco más caro que el anterior. Si quieres que la patente obtenga protección en otros países del mundo, poder ejercer el llamado “derecho de prioridad” que supone que cualquier solicitud que hagas en casi cualquier país del mundo durante los 12 meses siguientes a la solicitud inicial se beneficiará de la antigüedad de dicha solicitud inicial. Para la extensión internacional hay varios caminos: la solicitud país a país, la solicitud de patente en convenios regionales, como la patente europea, o la solicitud internacional como la solicitud PCT que sufre una tramitación inicial centralizada y luego pasa a cada uno de los países que se elijan. Como puede verse, es un proceso bastante complejo y muy técnico que hace imposible predecir un coste, ya que depende mucho de las gestiones que se emprendan en cada momento. Hay firmas que presupuestan costes cerrados, pero si quieres dar al cliente un buen servicio, tienes que dejar abiertas posibilidades de que el trabajo se complique y por tanto resulte más caro. Cada patente es un mundo.

Mucho más que patentes

Joaquín Ramón López Bravo nos ha explicado cómo en la génesis de H&A subyace una visión de la propiedad industrial que va mucho más allá de la presentación de patentes. La ambición de H&A por ofrecer a sus clientes un tratamiento y cobertura integral de la propiedad industrial les ha llevado a una posición de liderazgo nacional y referencia internacional.

Ingresar al sitio web de H&A

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 26 agosto 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.