De la fotografía publicitaria a las estrellas

Publicado el 1 junio 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Explica que comenzó su viaje como fotógrafo tras darle a su vida un giro de 180º, aunque reconoce que siempre le llamó la atención. Miguel Merino lleva más de 20 años trabajando en MStudio, la empresa que fundó después de haber estado dedicado durante diez años a la dirección de marketing. Pero Miguel Merino lo tenía claro. Tras dos años de transición en los que estudió y aprendió nuevas habilidades, decidió que su camino debía orientarse hacia el mundo de la fotografía.

Los primeros trabajos de MStudio comenzaron enfocados en el mundo de la publicidad. Hoy su estudio continúa ligado a este sector e imprime profesionalidad en cada uno de sus trabajos. Y, aunque trabaja normalmente solo, cuenta con una red de estilistas y profesionales que colaboran cuando el proyecto lo requiere. Miguel comenta orgulloso que ha tenido la suerte de vivir una larga, fructífera y apasionante carrera como fotógrafo. Una carrera que ha sacado adelante como autodidacta y a base de una formación constante entre libros y mucha práctica.

Miguel, ¿cómo haces para mantenerte al día con los avances tecnológicos de equipos fotográficos y técnicas de post producción?

Respecto a los equipos, no es difícil ya que a los fotógrafos nos encanta estar al tanto de las novedades y estamos siempre atentos a todas las innovaciones que aparecen en el mercado. Las fuentes son las habituales: ¡Internet, Internet e Internet! En cuanto a la postproducción, la situación se complica un poco, básicamente por falta de tiempo. Hoy día la postproducción representa, al menos, el 50% de todo el proceso fotográfico, por lo que es fundamental conocer bien todas las novedades que se incorporan en cada actualización de los programas. La manera más habitual de conocer estas novedades es, en primer lugar, YouTube, y en segundo lugar, artículos tanto del fabricante como de otras fuentes. No obstante, el gran problema suele ser la falta de tiempo: ¡cuándo no estoy en una sesión fotográfica estoy en el estudio haciendo postproducción!

¿Qué equipos prefieres utilizar para realizar fotografía publicitaria?

En mi caso, como la inmensa mayoría de fotógrafos, utilizo una DSRL digital de alta resolución. Concretamente, una Nikon D850 ya que el medio formato digital está solo indicado en casos de producciones muy concretas, por requerimientos técnicos y presupuestarios. En cuanto a las ópticas, en el estudio suelo utilizar tres: Nikorr 60 mm f/2.8 micro, Nikorr 85 mm f/3.5 PC, y Nikorr 105 mm f/2.8 micro. Respecto a la iluminación, utilizo cuatro flashes: Elinchrom, dos de 400 W, uno de 500 W y otro de 600W con sendas ventanas de luz de 1×1 metros. Para la cámara, utilizo una columna de estudio de 2 metros.

Queso artesanal.
Miguel tiene equipos especiales para realizar sesiones de fotografía de productos.

Desde la planificación y producción de las imágenes fotográficas, hasta la entrega del trabajo, ¿cuál es el procedimiento que sigues y qué papel juega el cliente durante ese proceso?

La verdad que la casuística es muy amplia y no hay un único flujo de trabajo. Por ejemplo, la implicación del cliente en todo el proceso varía mucho: desde la entrega de un brief muy detallado y una supervisión exhaustiva, hasta una libertad creativa total. En cualquier caso, siempre es recomendable un punto intermedio y la presencia del cliente durante la sesión en estudio, para evitar malos entendidos. También el nivel y tipo de postproducción es muy variado, pero como regla general, en fotografía de producto en estudio, cuanto más pequeño es el objeto a fotografiar ¡mayor nivel de postproducción es necesario! Un ejemplo paradigmático son las joyas.

Barra de bar LED.
Si bien la participación de los clientes es importante, su implicancia en el proceso puede variar.

¿Cuáles son los tipos de fotografía que realizas? Además de fotografía, ¿ofreces otros servicios?

Yo estoy especializado en fotografía de espacios: interiores, arquitectura e industrial y también en fotografía de objetos: producto, alimentación y publicidad. El nexo común entre todas ellas es la utilización siempre de una trípode, nunca con la cámara en mano. Adicionalmente, realizo fotografía aérea con drones y con globo de helio cautivo ya que soy piloto certificado y MSTUDIO es Operadora Autorizada por AESA. Además, realizo producciones de vídeo corporativo, frecuentemente como complemento a una producción fotográfica y normalmente para un mismo cliente. Como hobby, ¡esto ya es vicio!, hago fotografía astronómica de cielo profundo captando nebulosas y galaxias, principalmente.

Casa lujosa por dentro.
Entrre sus especialidades, Miguel destaca la fotografía arquitectónica.

Un fotógrafo autodidacta y sin límites

Estudió ICADE pero desde hace más de veinte años se dedica a la fotografía publicitaria. Miguel Merino es un fotógrafo autodidacta en toda regla y hoy no hay reto profesional que se le resista. Pegado a un trípode en su día a día también le apasiona despegar los pies de la tierra y realizar trabajos de fotografía aérea con drones y globos de helio.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 1 junio 2019 por Marta Sánchez
Publicado en: Fotografía
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.