Desde Nueva York hasta La Coruña: Maestros tapiceros

Publicado el 28 junio 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

“Desde pequeño he observado como mi padre de manera artesanal y de forma magistral terminaba cada uno de esos trabajos y cómo todo el mundo me hablaba de lo bueno que es”. Una persona magnífica como es mi padre, que me lo enseñó todo”. Juan Vittorio Barravecchia aprendió el arte de la tapicería desde muy joven de de la mano de su padre, fundador de la empresa familiar Tapicería Vitorio.

Victorio Barravecchia es un maestro tapicero que cuenta con una larga trayectoria en su profesión. Con sólo 14 años comenzó como aprendiz en una tapicería en Argentina, su país natal. Sus ansias de aprender sumado a su carácter inquieto le llevó a probar suerte en Nueva York. Allí trabajó en una fábrica de muebles donde su dueño, un francés con una visión innovadora, le aportó nuevas experiencias e inquietudes. En su proceso de evolución profesional se incorporó al estudio de un diseñador italiano donde reforzó su creatividad y su técnica. Fundó entonces con la ayuda de su socio una empresa dedicada a la tapicería y decoración. Sus principales clientes eran prestigiosos estudios de decoración de interiores con los cuales recorrió gran parte de los Estados Unidos y Panamá. Por motivos familiares en 1990 decide instalarse en A Coruña, donde continúa su trabajo inaugurando un taller en Bergondo, dónde trabaja junto su hijo Juan Vittorio desde 2008.

¿Qué aporta toda la experiencia profesional y de vida de Victorio Barravecchia a la empresa?

Pedro Victorio es y será el alma de la empresa. Además de su destreza y su técnica a la hora de tapizar, toda la pasión y sabiduría por la profesión se la transmitió a su hijo Juan Vittorio para continuar con el negocio.

Logo Victorio Barravecchia.
Victorio aporta además de su técnica, todo su sabiduría acumulada en décadas de experiencia.

¿Qué innovaciones habéis realizado?

En Tapicería Victorio adaptamos las técnicas más clásicas a las de la actualidad y utilizamos las herramientas más modernas del mercado junto a los mejores materiales para garantizar que nuestros clientes queden satisfechos, tanto en la calidad como en el resultado final de los muebles.

Sillones blancos.
La tapicería se destaca por adaptar técnicas clásicas a la actualidad, utilizando herramientas de última generación.

¿Con qué destornillador preferís trabajar? ¿Habéis elegido este destornillador por su marca y, en caso afirmativo, por qué os gusta esta marca? ¿Cuáles son los requisitos que deben cumplir las herramientas de trabajo que utilizáis?

Tanto para los destornilladores como para las demás herramientas no trabajamos en exclusiva con ninguna marca. Solemos comprar las mejores del mercado como Bosch, Black and Decker, Ryobi, Bea o Bellota. Para nosotros es muy importante la fiabilidad, dureza y comodidad para el uso de las herramientas, ya que si dispones de buenos materiales y de las mejores herramientas los trabajos se realizan más rápido con un buen acabado.

¿Qué materiales utilizáis para el tapizado de sillones clínicos?¿Por qué tienen que ser esos materiales?

Los sillones sanitarios deben cumplir una serie de normas, como ser ignífugos, anti bacteriano, anti moho y deben ser fácil de limpiar y desinfectar después de cada paciente. Además, deben ser flexibles para adaptarse a todas las formas y curvas del mueble. Cualquier material no resulta válido y nosotros lo tenemos claro a la hora de usar el mejor y que cumpla todos los requisitos.

Sillón odontológico.
A la hora de tapizar sillones clínicos se debe cumplimentar una serie de normas establecidas de acuerdo al uso del mueble.

¿Cuál es el presupuesto para el tapizado de los asientos de un coche?¿Qué consejos dais para mantener el buen estado del tapizado?

Nuestros presupuestos son totalmente personalizados y depende del modelo y del año del coche, pero muchas veces no hace falta retapizar la butaca completa y con solo cambiar la tela de la zona afectada ya queda perfecto, y además así el cliente ahorra dinero y no modifica mucho la tela o piel original.

Heredando la maestría de generación en generación

La empresa familiar Tapicería Vitorio sin duda tiene detrás el esfuerzo y el gran trabajo de toda una vida de dedicación. En la actualidad Pedro y Vitorio, padre e hijo, trabajan codo con codo para mantener el negocio de sus sueños, adaptando las técnicas más clásicas a las actuales y donde disponen de una gran variedad de catálogos de telas y complementos donde los clientes pueden personalizar los muebles a su gusto.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 28 junio 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.